Tras más de 25 años al volante

No va más el Potro: "No es lindo correr sin ganas", dijo Daniel Altamirano

27/8/2019 | 06:30 |

Así lo confirmó el pasado domingo, tras ausentarse de la última fecha del Invernal de Midget 2019.

Fotos: Archivo- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

   Parecía estar al caer. Su lenguaje corporal no daba mucho crédito para imaginar que sucedería lo contrario. Y ni hablar de su presente deportivo, totalmente alejado de sus habituales prestaciones mecánicas y conductivas.

   No caben dudas que el Midget extrañará a Daniel Alejandro Altamirano, el Potro, quien el pasado domingo, tras ausentarse en la sexta y última fecha del Invernal 2019, confirmó su alejamiento de la categoría.

   “El viernes pasado decidí no seguir corriendo. No tengo más ganas de hacerlo, entonces ¿para qué lo voy a seguir haciendo? Hay que gastar plata y tiempo, que se lo puedo dedicar a los chicos, a sus autos y a mi familia. Hacía rato que venía con esa idea, pero me costaba tomar la decisión”, argumentó el nacido en Comodoro Rivadavia.

   ¿Un adiós, o un hasta luego? Sus fanáticos rogarán que el Potro aproveche el intervalo para recargar pilas y juntar ganas de colocarse el casco nuevamente lo más pronto posible, como lo han hecho tantos a lo largo de la historia...

   “Para tomar la decisión quería estar seguro, y hoy lo estoy. Si tengo ganas de subirme en el futuro, tal vez lo haga. Aunque ojalá que no me pase, porque esperé el tiempo necesario para estar seguro. No es que dejo de correr pensando en volver a la temporada siguiente. Esas cosas no me gustan”, apuntó.

   “No es lindo correr sin ganas, porque no solo que no se divierte uno, tampoco lo hacen los mecánicos y las publicidades que te acompañan. En el último verano no puse todo lo que había que poner para que las cosas salgan bien, y correr de esa forma es imposible. El problema más grande era yo arriba del auto, por eso no tenía sentido seguir haciéndolo”, argumentó.

   Tres veces campeón (98-99, 2001-02 y 2012-13) y ganador de 37 finales veraniegas, el Potro, único piloto en mantenerse por 17 temporadas consecutivas dentro de los 10, dejará una huella imborrable en el Midget, categoría que lo vio debutar en el Estival 1992/93 (Tiro Federal).

   Una nueva etapa comienza en la vida del mayor de los Altamirano. Con seguridad, Daniel tomará la posta en el team familiar, guiando y alentando a su sobrino Brian y a sus hijos Kevin y Roy.

   “La idea es dedicarle más tiempo a ellos y asumir otro rol. Trabajaré en el taller y estaré en boxes dándoles consejos, con todo lo que aprendí durante todos estos años que corrí. Ellos cuentan con autos muy buenos y todavía tienen que madurar dentro de la categoría”, expresó.

   “Todavía les falta darse cuenta cuando se equivocan y aprender de eso para seguir creciendo. Creo que se encuentran en esa etapa. De mi parte, si me dan cabida y participación, los ayudaré en todo lo que pueda”, sentenció.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias