EXPLOSIÓN

Dow: la pericia detectó una falla de procedimiento y la ausencia de una válvula de alivio de presión

13/8/2019 | 13:11 |

El análisis hecho por los ingenieros de la UNS concluyó que la explosión se produjo por una combinación de factores.   

   La ausencia de una válvula de seguridad en el recipiente V907, que produjo una potente explosión en la planta de etileno BB 2, es una de las principales conclusiones de la pericia de ingeniería mecánica efectuada en la empresa Dow Argentina.

   Más allá del eventual error humano en el procedimiento de puesta en marcha del cracker, los profesionales remarcaron que el equipo no tenía una válvula de alivio de presión, como corresponde por norma.

   El peritaje concluye además que el recipiente "falló a una presión de más de 10 veces a la presión de operación del equipo".

   "Si bien hay un error humano, nunca tendría que haber explotado", dijo una fuente consultada por La Nueva.

   Según el estudio realizado por los ingenieros Daniel Ziegler, Mauro Puccinelli y Santiago Maiz, del Departamento de Ingeniería de la Universidad Nacional del Sur, y el perito Andrés Medina, la secuencia de arranque del equipo se realizó "varias veces" desde su fabricación hace más de 20 años.

   "Si esta secuencia de inicio no es respetada taxativamente, produce el incidente sucedido al no contar con válvula de seguridad", precisa el informe pericial solicitado por el fiscal de la causa, Cristian Aguilar.

   "La secuencia del procedimiento de puesta en servicio debería modificarse asegurándose que nunca el equipo llegue a una presión superior a la de trabajo, independientemente de la existencia de errores humanos".

   Luego de una inspección en las instalaciones de la compañía en el Polo Petroquímico, los peritos determinaron también que "los dispositivos con materiales inflamables más cercanos, se encuentran a más de 50 metros del lugar del incidente".

Aconsejan no habilitar su funcionamiento

   "Hasta que no se inspeccione y/o repare cada cañería, recipiente o dispositivo que pudiera haberse dañado en la explosión, no debería habilitarse el funcionamiento de la planta", señalan los ingenieros mecánicos de la UNS.

   De acuerdo con los especialistas, la explosión hubiera sido fatal si hubiese ocurrido en un "radio menor a 10 metros, debido a los fluidos expulsados (vapor y agua a alta presión y temperatura)".

   "En un radio de 40 metros hubiese sido de alto riesgo por el impacto de las proyecciones de material", añaden en el estudio.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias