"Sonido Parrandero", el DJ que te hace bailar con La Delio Valdez

29/6/2019 | 06:30 |

Fernando Isaias es “Sonido Parrandero”. Argentino, apasionado de la cumbia y los vinilos. Llega el próximo viernes para hacerte mover junto a La Delio Valdez y la bahiense Congo Bongo.

Fernando Isaias es Sonido Parrandero. Foto: Gentileza Caro Pedace.

Franco Pignol / fpignol@lanueva.com

 

   Fernando Isaias sólo se las rebuscaba como plomero y gasista en domicilios particulares junto a su papá. La mano nunca fue sencilla, sobre todo cuando llegaba diciembre o enero y escaseaban los llamados. Pero siempre le gustó la cumbia.

 

   Nunca imaginó que llevar comida a casa tendría que ver con esta música.

 

   Se crió en Villa Hidalgo (San Martín) y luego se mudó a Tortuguitas. Sus primeros recuerdos musicales son a través de los vinilos de su abuelo: Wawancó y Cuarteto Imperial, entre muchos otros.

Gracias a la música he podido bancar la comida en casa y pagar cuentas de todos lados. Lo que en un principio empezó como un hobbie se transformó en una hermosa posibilidad".

   Ya en la adolescencia comenzó a inclinarse hacia la cumbia de manera más consciente.

 

   “Una vuelta mi hermano trajo un casete con unos temas grabados de cumbia y por primera vez escuché `El Campanero`, una cumbia de Aniceto Molina. Cuando teníamos 12 años nos mudamos a Tortuguitas. Y encontré la radio de Willy Santucho, un señor que hacía radio. Ahí empecé a comprarme álbumes”, adelantó Fernando Isaias.

   —Te convertiste en DJ Sonido Parrandero ¿Cómo surge el seudónimo y tu acercamiento al Cumbión de La Delio Valdez?

 

   —En el año 2012 me junté con los chicos de La Delio y empecé a poner la música que me gustaba en sus bailes. No era ni soy un DJ porque los DJ ponen la música que la gente quiere escuchar, en cambio yo siempre puse la música que a mi me gusta. Si les agrada, buenísimo.

 

   —¿Qué te dio la cumbia?

 

   —Gracias a la música he podido bancar la comida en casa y pagar cuentas de todos lados. Lo que en un principio empezó como un hobbie se transformó en una hermosa posibilidad.

 

   Fernando Isaias ya está preparando sus bandejas Audiotechnica y su controlador Pionner para subirlos al colectivo de gira y, con las mismas comodidades que un músico de la orquesta, llegar a nuestra ciudad para armar tremenda fiesta.

 

   Eso será el próximo viernes, desde las 20, en el complejo Bailotage (Colón 550). Además de la música del DJ y de La Delio Valdez, telonearán los salseros bahienses de Congo Bongo.

 

   Podés adquirir tu entrada cómodamente desde tu casa o celular a través de la web Ticketbahia.com

 

Hablemos de cumbia

 

   —Sabiendo que ponés cumbias de todas las épocas, de Argentina y de toda Latinoamérica ¿cómo hacés con aquellas en las que sus letras no tratan bien a las mujeres?

Siempre le agradezco a La Delio Valdez por haberme permitido formar parte y darle lugar a la música que me gusta".

   —Hay muchas. Nosotros respetamos al género femenino. No pusimos ni pondremos canciones que le falten el respeto a las mujeres.

   —Hay temas como “Macho”, de Lisandro Mesa o “17 años”, de Los Ángeles Azules que en su momento eran hits y nadie decía nada.

 

   —Sí, también “Colegiala”. Pero en el contexto actual esas canciones a nosotros no nos gusta ponerlas porque se pueden maliterpretar. Es más, el disco de Rodolfo Aicardi que trae esa canción se lo regalé a un amigo.

 

   —¿Cuál fue el pedido más insólito que recibiste en un “Cumbión”?

 

   —Vino una chica francesa a las 3 de la madrugada y me pidió un tema de Luis Miguel (risas). Me lo dijo en francés, yo no entendí nada y me lo tradujeron.

 

   —Tenés más de 3.000 discos de vinilo, en su mayoría de cumbia ¿Conseguiste algunos en Colombia?

 

   —Sí, por suerte tuve la posibilidad de viajar tres veces a buscar discos. La primera vez que fui ya estaba por cerrar la disquera más grande de ese país. Justo un amigo mío que es músico y grabó varias cosas ahí me dejaron entrar. Era un depósito gigante con millones de discos adentro. Luego los donaron a una Universidad de Bogotá.

 

   —De repente una orquesta de cumbia subió al colectivo de gira a un DJ. No es común.

Hubo una época, sobre todo en los ‘90 en la Argentina, en que la cumbia era algo muy sencillo. Había una productora atrás que tuneaba a la banda. Eran todos guachines lindos con pelito largo y de repente salían a tocar".

   —Siempre le agradezco a La Delio Valdez por haberme permitido formar parte y darle lugar a la música que me gusta.

 

La noche del Cumbión

 

   —Detallanos lo que escucha la gente en los Cumbiones.

 

   —Arranco con orquestas de los ‘50 y ‘60, luego voy cambiando un poco y sigo con música de Ecuador, Perú, algo sonidero de México y cumbia de los ‘60 de Argentina. Al final de la noche me voy acercando más a los ‘90 con la cumbia de Argentina como para que la gente no se vaya con tanta cosa en la cabeza y por lo menos escuche algo conocido.

   —¿En algún momento te sorprendió que la cumbia haya atravesado tantas fronteras a partir de Colombia y se haya metido en todos los países de Latinoamérica?

 

   —Justo ahora estamos investigando en Brasil porque hace poco encontramos el grupo brasileño Los Malandros que hacen cumbia. La verdad que no me sorprende que se haya expandido tanto porque la cumbia es identidad, es cultura y se lleva adentro. Que haya vuelto con tanta fuerza sí me sorprende. En Argentina, a principios de los ‘60 fue un boom. Todos hacía cumbia. Hasta Neil Sedaka, un cantante romántico que hizo una cumbia muy famosa en 1964 (“La primavera”).

 

   —¿Seguís notando el prejuicio que hay hacia la cumbia de parte de músicos y fans de otros géneros?

 

   —Hubo una época, sobre todo en los ‘90 en la Argentina, en que la cumbia era algo muy sencillo, en donde había una productora atrás que tuneaba a la banda, eran todos guachines lindos con pelito largo y de repente salían a tocar. He sentido y recibo un prejuicio hacia la cumbia, pero es cada vez menor. Antes, cuando iba a la disquería preguntaba dónde está la música tropical y siempre me mandaban hasta el fondo y bien abajo. El otro día fui a Cactus, una disquería, y las bateas de cumbia estaban adelante de todo. Saben que se está vendiendo mucho.

 

   —Musicalmente hay orquestas que hicieron muy buenas canciones.

 

   —Yo no soy músico, pero me encantan los arreglos que han hecho las orquestas de cumbia. Mientras más arreglos tenga, más me gusta.

 

Cinco discos que representan su identidad

 

   Fernando Isaias  recomienda los siguientes discos de vinilo que de alguna manera representan su identidad musical.

 

1) “Bailemos esto", de Marimba Orquesta Gallito (Guatemala).

2) “Por ahí es que va la cosa”, de Andrés Landero (Colombia).

3) “Noche de cumbia", de Orquídea, La India Colombiana (Argentina).

4) “El sonido colombiano”, de Coco Barcala y su Combo (Argentina).

5) “El burro leñero”, de Máximo Giménez (Colombia).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias