Un “congelamiento” con sabor a poco

27/4/2019 | 06:30 |

La columna semanal de Ricardo Salas, corresponsal de La Nueva. en La Plata.

Archivo La Nueva.

Por
Ricardo Salas

   La especulación acerca de una eventual candidatura presidencial de la gobernadora María Eugenia Vidal, creció en los últimos días a la par de las turbulencias en el frente financiero. El escenario económico refleja un impacto inflacionario elevado y persistente. La inflación, que era lo más fácil de bajar para Mauricio Macri en campaña electoral.

   Vidal disciplinadamente alineada con la estrategia política de la Casa Rosada sigue rechazando la posibilidad de una postulación nacional. “Somos el único espacio con candidato definido, que es Mauricio Macri, y una candidata a gobernadora en la provincia de Buenos Aires. Nos concentramos en lo que la gente más espera de nosotros, en gobernar”, explica cotidianamente.

   Pero, los empresarios del influyente y poderoso “círculo rojo” ya no disimulan su deseo de que sea ella la postulante presidencial de Cambiemos en octubre, en lugar de Macri.

   La economía familiar está muy afectada por la inflación, el desempleo y la caída de los salarios. Ante ese paisaje “poco feliz”, la mandamás bonaerense de Cambiemos decidió presentar su propio plan de alivio económico para la clase media y las pymes. El paquete de anuncios tiene justamente como destinatario a buena parte de ese sector social que hoy parece desencantada con la receta económica del oficialismo “amarillo” del PRO.

   Claramente, Vidal procura "llevar alivio y tranquilidad al bolsillo de los bonaerenses". Las medidas incluyen el congelamiento de las tarifas eléctricas (los bonaerenses no tendrán aumentos en la tarifa de luz en lo que resta del año), descuentos del 50% en supermercados y ayuda financiera para PyMEs y beneficiarios de créditos hipotecarios UVA del Banco Provincia.

   En lo inmediato, la Legislatura bonaerense que viene funcionando a “media máquina” ante los tiempos que impone el calendario electoral, buscará apurar el tratamiento de un proyecto de Ley para promover la competencia y ayudar a las Pymes a colocar más productos en los supermercados “para garantizar que los ciudadanos puedan elegir entre más de una marca por producto, con mayor variedad y mejores precios”, aseguran.

   Frente a un escenario de “chicanas políticas” con la campaña electoral como telón de fondo, el peronismo opositor señala que con el paquete “anticrisis”, le están diciendo a la gente que “por 6 meses hay congelamiento de precios pero no te dicen como siguen después”. Son medidas tardías para tratar de revertir un proceso electoral en el cual Macri está mal posicionado ante la inquietante sombra de Cristina Fernández de Kirchner en el horizonte, estiman en las diagonales.

   No obstante, legisladores de Cambiemos mostraron su entusiasmo con el acompañamiento social de la gestión Vidal. “Sabemos que muchos vecinos están haciendo un gran esfuerzo y por eso, tomamos medidas concretas para aliviarlos económicamente”, alegó el jefe del bloque oficialista de senadores, Roberto Costa.

   La oposición del peronismo K criticó las “cosméticas”.medidas económicas anunciadas por la Gobernación. “Son mentiras que solo buscan ganar tiempo para llegar a octubre, con la ilusión de tener suerte en las urnas. Por eso apelan al marketing, con este tipo de anuncios aislados y superficiales”.

   “Vidal anuncia descuentos en supermercados pero son incapaces de asegurar que los productos estén en las góndolas para que la gente los compre; dicen que congelan las tarifas pero el día anterior se conocen aumentos de agua, de peajes y de combustibles; lanzan medidas para familias que se endeudaron con UVAs a 30 años, pero las soluciones duran 8 meses y después que Dios te ayude” alertó la titular de la bancada de senadores de Unidad Ciudadana, Teresa García.

   “Además, una familia que está pagando 5 o 7 mil pesos de luz ¿Qué hace? ¿En qué le beneficia que la tarifa se congele hasta diciembre, si no la puede pagar hoy?”, subrayan ante el asfixiante ajuste tarifario.

   La imagen positiva de Vidal sufre el lógico desgaste político de la gestión bonaerense, pero padece básicamente también el malhumor social por las decisiones económicas del Gobierno nacional. La Gobernadora sabe que ahora debe enfrentar el doble desafío de empujar a Macri para que llegue con chances electorales a las urnas y al mismo tiempo garantizar su reelección en la Provincia.

   En la Gobernación de calle 6 reconocen que la estrategia del miedo frente a la vigencia del cristinismo (según Macri, "el mundo" teme que los argentinos "quieran volver atrás", en referencia a un posible nuevo mandato presidencial de CFK tras las elecciones de octubre) sea acaso una exigua razón para alcanzar esos objetivos ante una crisis económica profunda. “Sabemos lo que pasa, no somos indiferentes", sinceró MEV.

   Se podría agregar que Vidal habla “dos idiomas”. En superficie habla a la perfección el lenguaje de los votantes PRO y otros de clase media que simpatizan con matices, y en profundidad un lenguaje peronista que conecta con dirigentes sindicales y referentes del peronismo profundo, aportan a titulo gratuito y como “grageas de ingenio” portavoces radicales dentro de la estructura de Cambiemos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias