El pedido de Marcelo Broggi a la dirigencia de Olimpo

Una buena: sigue el entrenador

El pedido de Marcelo Broggi a la dirigencia de Olimpo

20/4/2019 | 07:00 |

Después de reunirse con la comisión directiva en una semana muy agitada, el DT aurinegro aceptó continuar al frente del plantel profesional que afrontará el Federal A. “Necesito una revancha”, reconoció.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   Como un soldado que jura la bandera, Marcelo Broggi, sin la más mínima vacilación, le dijo a La Nueva. “sí, sigo”.

   Una reunión de casi dos horas con toda la Comisión Directiva bastó para que el actual entrenador del plantel profesional de Olimpo decida continuar al frente del equipo en el complicadísimo torneo Federal A que arrancará en el mes de septiembre y que el aurinegro volverá a jugar luego de 23 años.

   Sin preámbulos y abierto al diálogo como siempre, el orientador entrerriano se refirió más a lo que vendrá que a lo que pasó, pese a que hoy Olimpo tiene que afrontar el último partido de la B Nacional 2018-2019 en cancha de Quilmes.

   “Sí, voy a seguir. Aparentemente se solucionaron ciertas internas entre la cúpula dirigencial y está todo dado como para encarar de la mejor forma un desafío complejo. Para que un club funcione bien deben existir lineamientos claros, prolijos y ordenados desde arriba hacia abajo”, sostuvo el DT, quien enseguida contó porqué eligió quedarse para dirigir en el Federal.

   “El descenso me llenó de bronca e impotencia. No me podía ir con cargo de consciencia, necesito una revancha, y voy a asumir el desafío. En Bahía me sentí cómodo y contenido, con gente que me demostró calidez y hospitalidad. Y eso también pesó a la hora de tomar la decisión. Ojalá Olimpo siga creciendo en todos los aspectos pese a que bajó dos categorías en un año”, indicó Broggi, con contrato profesional vigente hasta diciembre de este año.

   —Para seguir, ¿hubo imposiciones por parte tuya y de tu cuerpo técnico?

   —Olimpo es un club grande y, para que le siga yendo bien, debe seguir funcionando de la misma manera que lo venía haciendo. Le manifesté a los dirigentes que tienen que mantener la estructura, y me refiero a los materiales de trabajo, a la utilería , al cuerpo médico y a todo lo que el plantel tenía alrededor para manejarse al mejor nivel profesional posible.

   “Con los directivos todavía quedan algunos detalles por limar, aunque después de Quilmes ya me pongo a hacer los deberes para el Federal A que nos espera”.

   —Con los dirigentes, ¿hablaron de altas y bajas?

   —Como para arrancar tendría que quedar una base de 10 o 15 jugadores, aunque estoy hablando muy en el aire porque no sé cual es la situación contractual de cada uno de los chicos y si tienen idea de continuar o emigrar.

   “Los refuerzos que vengan dependerán de los que se queden. Seguramente tendremos que hacer más de 7 incorporaciones, pero ese número puede variar día a día. Sí quiero que lleguen futbolistas con roce en la categoría, con experiencia, si es posible que hayan bajado de la B Nacional y que lleven dos o tres temporadas en el Federal”.

   “Hay que formar un plantel con hombres que quieran ir a la guerra. En cualquier cancha, cuando Olimpo baje del micro, ya tiene que imponer temor y respeto”.

   —Después de todo lo que decís, me cuesta creer que estés pensando en Quilmes, el último rival antes de las vacaciones.

   —Por más que estemos descendidos, le tenemos que ir a ganar. Hay que ir a jugar con seriedad y el equipo debe terminar de pie, por respeto al hincha, al socio, a la dirigencia y al honor de Olimpo.

   —¿Viste todo bien entre los dirigentes?

   —Hablamos de unidad, pero no solo entre ellos, también de ellos con todos los que trabajan y colaboran por el bien de Olimpo. La institución está por encima de cualquier persona; hay que salvar a Olimpo.

   “Más allá de que me siento responsable por el descenso, las diferencias entre los directivos también provocó que agarremos el tobogán hacia el Federal A. Es hora de que todos nos pongamos el overol, de que nos unamos y que se labure en serio”.

   —Ya dirigiste Federal A (Juventud Unida de Gualeguaychú); ¿pensabas que no ibas a volver más?

   —Nunca digo nunca. Dirigí en todas las categorías menos en la B Metro. Seguramente que como entrenador tengo falencias, pero cada proyecto lo encaro con honestidad y profesionalidad.

   “El fútbol es una pasión incontrolable que llevo en la sangre. Pese a que hace meses que no veo a mi familia y que la tengo a 900 kilómetros de distancia, en el momento de tomar la decisión les dije a los míos que me quedaba en Olimpo a revertir la situación, que estaba dispuesto a defender los colores a muerte. El descenso lo sufrí en carne propia, pero después de una gran tristeza viene una gran alegría.

   —La dirigencia acordó seguir al frente del club y el primer paso que dio pensando en el Federal A fue firme: mantuvo al cuerpo técnico.

   —Le agradezco de corazón que hayan confiado otra vez en nosotros. Olimpo nos da la revancha y vamos a estar al pie del cañón. Aunque lo más importante es que cada una de las partes de esta institución entienda que a Olimpo lo tenemos que salvar entre todos.

   —¿Te vas a tomar días de vacaciones?

   —Sí, un mes como mucho. Igualmente, en mi casa o donde esté voy a ir dándole forma al próximo plantel. El torneo Federal A es el más difícil del fútbol argentino. Será duro, no lo dudo, pero más duro tiene que ser Olimpo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias