Bruno Díaz: "En mi primer paso por Olimpo ya había jugado de marcador central"

Se viene el partido frente a Temperley

Bruno Díaz: "En mi primer paso por Olimpo ya había jugado de marcador central"

14/3/2019 | 18:55 |

Ante la ausencia de Luca Orozco, que volvió a trabajar de manera diferenciada, el volante se ubicó como primer marcador central. "Me habló mucho Marcelo Broggi y mis compañeros me ayudan para tener confianza", dijo.

La estampa de Bruno Díaz, quien fue titular en la era Bonjour. Foto: Archivo La Nueva.

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

   ¿Será Bruno Díaz el superhéroe de Olimpo? 

   La pregunta se instaló en las últimas horas ante la lesión de Luca Orozco, quien terminó con una molestia en el muslo de la pierna izquierda tras el partido ante Instituto, y debió ser reemplazado en los 28 minutos del segundo tiempo -ingresó Lautaro Belleggia- en Alta Córdoba.

   Ese cambio motivó un nuevo dibujo para el entrenador Marcelo Broggi, quien tuvo que improvisar con Bruno Díaz como primer zaguero -había entrado como volante central en lugar de Manuel De Iriondo, antes del inicio del complemento-, para conformar una nueva dupla de centrales junto con Salvador Sánchez.

   Pero ese ensayo, que en principio intentó tapar un hueco, se fue transformando en un movimiento que podría ser vital para el encuentro ante Temperley del domingo, habida cuenta que Orozco volvió a entrenar diferenciado hoy y que Agustín Cattáneo no se recupera de la lesión que lo tiene marginado desde hace varias fechas.

   "En mi primer paso por Olimpo ya había jugado de marcador central y en Tiro Federal también lo hice en algunos partidos. Por lo general me tocó cumplir esa función por otro compañero que no completaba los 90 minutos o porque estaba lesionado", dijo Bruno.

   —¿Te animás a jugar sin problemas?

   —Sí. No sé aún si Luca (Orozco) llega al partido o no, pero si me toca jugar lo hago sin problemas. No es mi posición, pero si tengo que jugar lo hago sin problemas.

   —¿Quiénes te hicieron jugar de "2"?

   —(Darío) Bonjour y (Pablo) Recalde en Tiro Federal. También lo hice bastante en la Reserva de Olimpo cuando el técnico era Sergio Hernández. 

   —¿Te ayuda el perfil y tu estatura para un puesto donde no tenés tanto recorrido?

   —Lo veo bien. Me considero capaz de ayudar en esa posición. Hoy somos un grupo corto, que encima sufrió bajas por lesión. Esto de jugar en otra posición podía pasar, y yo, como el resto de mis compañeros, estamos para sumar.

   —Generalmente, en los equipos, el "5" suele ser el jugador más apto para cubrir posiciones defensivas. Una muestra de eso es el caso de Lucas Lazo.

   —Es así. Los movimientos del volante central y el marcador central son similares en cuanto a quite y anticipo. Tengo la suerte de haber jugado ahí y no me parece algo extraño; por el contrario me puede llegar a beneficiar. Al menos siento que estoy preparado.

   —En Temperley se lesionó Mauro Guevgeozián, pero tanto Mauro Cerutti como Santiago Giordana, Leandro González o Lucas Wilchez, si juegan, son jugadores de mucho cuidado.

   —Son jugadores experimentados, peligrosos. Nuestro técnico está trabajando en todos los movimientos tácticos que tiene Temperley. Mas allá de los nombres siempre se trabaja pensando en lo que pueden generar. Y todavía nos quedan dos días de entrenamiento para pulir detalles.

   —Coordinar los movimientos con Salvador (Sánchez) en el retroceso y en las pelotas paradas será muy importante.

   —Sí. Me habló mucho Marcelo y mis compañeros me ayudan para tener confianza y resolver como se debe en esa posición. En las pelotas paradas trataré de ser simple, de resolver con anticipos y no darle espacios a quien me asignen para marcar. Si me lo permite el técnico o los ayudantes trataré de ir al área rival, como siempre lo hace Luca (Orozco). Ojalá se dé alguna situación favorable que le sirva al equipo.

   —¿Se propusieron borrar la imagen de lo realizado en Córdoba?

   —Fue una derrota impensada lo que pasó ante Instituto. Veníamos de jugar un gran partido frente a Santamarina y nos encontramos con un golpe muy duro. Pero nos propusimos ganar este partido y empezar a depender otra vez de nosotros. El encuentro ante Temperley es otra final de las seis que nos quedan y no nos va a volver a pasar lo del otro día.

   —¿Te preocupa el ritmo de competencia, ya que no venís jugando como titular?

   —No. En este semestre no tuve la continuidad del anterior, pero los entrenamientos son exigentes y en los 45 minutos en Córdoba me sentí muy bien. Voy a dejar todo en la cancha.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias