En 2018 las compraventas por hipotecas cayeron un 22 % en Bahía

Análisis del CREEBBA

En 2018 las compraventas por hipotecas cayeron un 22 % en Bahía

25/2/2019 | 17:58 |

Luego de la devaluación se produjo una fuerte caída de las operaciones. Las perspectivas para este año no son buenas.

Fotos: Archivo La Nueva

   El mercado de compraventa de inmuebles sufrió un duro impacto en 2018, a partir de la devaluación de abril-mayo y la contracción del crédito. Esta idea, si bien ya era conocida, ahora se puede poner en números.

   Al finalizar el año, la cantidad de actos totales de compraventa en Bahía Blanca fueron 4.041, decreciendo un 14% respecto de 2017. Asimismo, en 2018 se realizaron 1.031 transacciones por medio de hipotecas, valor que muestra una caída del 22% en términos interanuales, según cifras del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires.

   Estos números aparecen en el último informe de Indicadores de la Actividad Económica del CREEBBA (Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca-Argentina).

   "Los primeros meses de 2018 mostraron que este rubro mantuvo valores similares a los últimos de 2017. No obstante, las expectativas comenzaron a decaer como consecuencia de la inestabilidad del tipo de cambio, perjudicando directamente a este sector puesto que, en general, las cotizaciones de las propiedades se nominan en dólares", indica el CREEBBA.

   "Además, el aumento del valor de las UVA (que se ajustan por inflación) presionó a la baja a las solicitudes de créditos hipotecarios ", agrega el estudio.

   Y hay otro dato desalentador: las perspectivas para los primeros meses de 2019 no son buenas, dado que la gran mayoría de los empresarios inmobiliarios piensa que la situación empeorará.

   "Respecto al rubro compraventa, según las manifestaciones de los consultados, la clave para reactivar la actividad es el acceso, por parte de la población, a créditos hipotecarios para la compra de propiedades. Por tanto, las tasas debieran ubicarse nuevamente en niveles normales, previo control de la inflación por parte del gobierno nacional, a través de sus políticas económicas disponibles", concluye el informe.

Los alquileres no tan mal, el comercio pésimo

   Los alquileres sobrellevaron un aumento de precios a lo largo de los 12 meses, aunque por debajo de la inflación (en promedio, según datos del IPC-CREEBBA los alquileres perdieron 10% en términos reales).

   Sin embargo, este rubro se vio menos deteriorado que el de compraventa y permitió sostener la actividad en las inmobiliarias.

   Donde sí se advirtió un deterioro más duro fue en el segmento de los locales comerciales. "La difícil situación económica generó que muchos comerciantes debieran cerrar sus negocios, quedando locales vacíos en diferentes lugares de la ciudad", dice el análisis.

   "La Nueva" reveló el sábado que desde 2016 hasta hoy se triplicó la cantidad de locales vacíos y que se empezó a notar una importante pérdida de puestos de trabajo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias