Última función de "La vida terrenal" en el teatro El Tablado

5/12/2019 | 17:01 |

Este viernes es la última función de la obra protagonizada por Romina Feijoo y dirigida por Pablo Wohl. Desde las 21, en Chiclana 453.

Romina Feijoo.

   La última función de "La vida terrenal", protagonizada por Romina Feijoo se realizará este viernes, a las 21, en Chiclana 453 (Teatro El Tablado).

   El valor de la entrada es de 250 pesos. Hay descuentos y 2x1 a estudiantes y talleristas de arte. Reservas al 154224107.

   La obra fue escrita por Santiago Loza y es dirigida por Pablo Wohl. Matías Sanders es asistente de dirección.

   "La vida terrenal" es una obra que a través de un relato fragmentado y deconstruído, con cierta ironía y humor por momentos, invita a "mirar-nos" como humanos. Como seres terrenales. A interpelarnos sin excesivos miramientos.

   ¿Qué se hace con una vida que no encaja en los moldes que la sociedad misma genera?

   ¿Cómo sería  concebir la vida desde otra perspectiva más amplia, una vida extra terrenal?

   Simpleza y profundidad en esta obra  que desea otro estado del mundo.La vida terrenal: La necesidad de la otredad.

   Devenir otro, ser otro. La propia vida, la cotidiana, la de todos los días, nos resulta ajena. Extraña. De otro mundo. La contemplamos desde afuera, como si no nos perteneciera. Mientras tanto, esperamos. Un signo, una señal. Un encuentro. Algo que nos saque de nuestra inercia. La misma en la que vive la protagonista de esta obra.

   ¿Qué ocurriría si pensáramos que no somos de este mundo?. Que nos pasaría si pensáramos que vivimos, en definitiva, una vida que no pedimos, que no deseamos, que no buscamos. De todo eso y de mucho más, nos habla este texto, de una simpleza, una profundidad y una belleza contundente.

   Porque para ser de otro mundo, o para pretender serlo, no hace falta más que ser bien de este mundo. Estar atravesado por las vivencias ordinarias de un universo repetitivo, aburrido, mecánico, desgraciado. Esta obra nos espeta en la cara que vivimos unas vidas miserables, sin sentido, sin ilusiones, que lo que nos falta, es justamente lo que está obra tiene: el hecho de "suscitar el ansia de otro estado del mundo", como diría el gran dramaturgo alemán Heiner Müller. Y tal ansia fue, es y será siempre, revolucionaria.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias