Liga Nacional

En ese sube y baja de su juego, Bahía Basket terminó por el piso

2/12/2019 | 22:56 |

Ganaba por 16 en el tercer cuarto y perdió, ante Obras, por 93 a 86.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Fernando Rodríguez / ferodriguez@lanueva.com

 

    Un partido que lo tuvo 16 puntos arriba promediando el tercer cuarto, finalmente Bahía terminó perdiendo frente a Obras, como local, por 93 a 86 y, de esta manera, no poder extender la racha a tres victorias en casa.

   Para Bahía Basket el panorama comenzó complicado, de la misma manera que terminó, en la medida que su defensa no le dio resultados, ante un rival que supo ocupar los espacios y encontrar tiros de altos porcentajes, básicamente, a partir de rompimientos.

   Valussi se convirtió en el jugador más determinante (10 puntos con 4-4 en dobles) y Fernando Zurbriggen aportó 7 puntos, sin fallar.

    El local respondió con el tiro de tres (2-3 de Marini), aunque sin encontrar un juego colectivo confiable.

   Un corte de luz afecto durante algunos minutos el trámite del juego y el 24-22 del primer cuarto se amoldó a lo que propuso cada uno.

   Ya en el segundo y dentro de un trámite de ida y vuelta, Bahía mostró un crecimiento de atrás hacia adelante.

   Extendiendo su defensa, enredando a Obras con ayudas, saltos al balón y mucha intensidad, Bahía impuso su sello.

Mirá las estadísticas del partido

   Poco a poco desgastó a su rival, le corrió, lo tomó a contra pierna y, además de todo eso, la metió.

   El 4-8 en triples con el látigo de Weatherington (2-4), la frescura que le dio Tolosa, el incansable de Marini, el cambio de cara que mostró Ianguas y algunos pasajes en los que Martin estuvo decidido, provocaron un parcial de 18-6, para que Bahía escape 45 a 33 e irse al descanso largo 45-38.

   Aunque un flojo cierre de primer tiempo y mal inicio del segundo dejó a Bahía sólo 5 arriba.

   No obstante, ya con un juego más establecido de 5x5, aprovechando la confianza de Marini (llegó al cuarto triple –en 5 intentos- y rompió al cesto), más la pausa del resto para encontrar la mejor opción, le permitió a local escapar 61 a 45, promediando el tercer cuarto.

   Claro que le costó sostener la diferencia, en la medida que Obras le provocó pérdidas, corrió y dominó el rebote ofensivo con Barren, metiendo un parcial cde 10-0 y descontando a 6.

   Y pudo entrar al último cuarto con 9 de luz, por un triple sobre la bocina de Fausto Ruesga.

   El partido bajó la cantidad de posesiones y fue Obras quien se sintió más cómodo con ese juego.

   Tuvo paciencia y más libertades también, porque Bahía bajó su intensidad atrás.

   Y, con 6m10 por delante, el local quedó sólo 3 arriba, sufriendo un parcial de 23 a 12.

   Definitivamente, el partido fue otro.

   Mientras la visita apeló al juego más profundo y cercano al cesto, Bahía insistió con el tiro a distancia.

   Las dudas invadieron, Bahía se trabó en el ataque estacionado, todo lo contrario al aurinegro, que siguió con su idea y lastimó con Fernando Zurbriggen y, fundamentalmente, con Barber en la pintura.

   Restando 1m35 Obras pasó al frente 82-81 y Barber estiró. 84-81.

   Una respuesta de Travis Weatherington, a falta de 59 segundos, igualó el juego.

   Aunque estaba mejor la visita. Alejandro Zurbriggen cobró protagonismo desde la línea (5-5), Barral contraatacó y Obras se llevó la victoria.

   Los 32 puntos del último cuarto que recibió Bahía, sintetizaron la debilidad que mostró atrás, sufriendo un parcial de 15-5 en los últimos 3 minutos.

   Obras, de esta manera, volvió a festejar de visitante (está invicto en 3 presentaciones) y en Bahía, como ya es costumbre.

   

   

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias