Una buena noticia

En camino a la erradicación de la rabia en humanos

23/11/2019 | 06:30 |

En la Argentina, el último caso fue notificado en el año 2001. Desde entonces, no ha habido situaciones de transmisión.

   En “Rant”, la distópica novela de Chuck Palahniuk, su desquiciado protagonista se dedica a diseminar la rabia en los Estados Unidos, a sabiendas de que se trata de una de las enfermedades que, aunque prevenibles, carece de cura cuando se desencadenan sus síntomas.

   Por eso es una buena noticia la que acaba de comunicar la Organización Panamericana de la Salud (OPS): la rabia en humanos estaría a punto de ser erradicada en toda América Latina y el Caribe. En la Argentina, el último caso fue notificado en 2001; desde entonces, no ha habido situaciones de transmisión entre perros (o murciélagos) y humanos.

   “Los logros en la región son innegables, ya que conseguimos reducir drásticamente las muertes humanas causadas por la enfermedad en las últimas décadas”, declaró recientemente la directora de la OPS, Carissa F. Etienne. 

   “Si queremos alcanzar la meta regional de eliminación de la rabia para 2022, debemos fortalecer los programas de rabia de los países para mejorar su vigilancia, así como las coberturas de vacunación caninas en las zonas de mayor riesgo”, comentó por su parte Ottorino Cosivi, director del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa y Salud Pública Veterinaria (Panaftosa) de la OPS.

   La rabia es una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso de los mamíferos, seres humanos incluidos, quienes la contraen cuando un animal infectado muerde a una persona o cuando el animal lame una parte del cuerpo de la persona lastimada recientemente. Por animal habitualmente se sobreentiende que se trata de perros y gatos, aunque también puede ser transmitida por una gran variedad de mamíferos, incluyendo mapaches, zorrinos, murciélagos, zorros e incluso animales de granja.

   Si bien una persona que ha sido mordida por un animal infectado con el virus de la rabia puede frenar el proceso de la enfermedad si recibe la vacuna antirrábica en forma precoz, una vez que aparecen los síntomas de la rabia ya no hay cura posible, ya que se trata de una afección letal en la que se ve afectado el sistema nervioso central. 

   ¿Cuáles son sus síntomas? Fiebre, inquietud, dificultad para tragar, dolor de cabeza y sensación de hormigueo en el sitio de mordedura o lamedura, días después de haber sido mordido por un animal infectado. Entonces, ya es tarde.

   Afortunadamente, las estadísticas son positivas: los casos de rabia canina en personas en América Latina cayeron de 258 a 13 entre 1983 y 2018, y los casos en perros se redujeron de 11.276 a 163 en el mismo período en la región. 

   En los últimos 12 meses sólo se reportaron 5 casos en humanos, según la OPS; siendo Haití y República Dominicana los únicos países del continente donde la rabia canina ha provocado muertes de personas en ese periodo.

   En la Argentina, en 1997, se notificó un caso en Chaco de rabia transmitida por murciélago y otro más en Corrientes en el año 2001. 

Medidas de prevención 

   Si se encuentra un murciélago, lo aconsejable es no tocarlo. Avisar al centro de zoonosis de su municipio para que sea un técnico quien lo retire y lo envíe al laboratorio para su análisis.

   En caso de sufrir una mordedura de un animal, lavar la herida con abundante agua y jabón, no colocar alcohol ni otro desinfectante, y concurrir rápidamente al centro de salud.

   Cuando esté indicado, debe aplicarse la vacuna antirrábica humana lo más inmediatamente posible después de ocurrida la exposición.

   Vacunar a los perros y gatos contra la rabia, desde los 3 meses de edad y una vez por año durante toda su vida.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias