Crecen los casos de sordera

Unos 466 millones de personas en el mundo tienen problemas de audición

16/11/2019 | 06:30 |

La exposición al ruido daña estructuras internas de la cóclea y provoca cambios del umbral auditivo de forma temporal o permanente, sostienen los especialistas.

   En la actualidad, unos 466 millones de personas en todo el mundo padecen pérdida de audición discapacitante, de las cuales 34 millones son niños.

   Vamos camino a un mundo de sordos. ¡Literalmente! La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió días atrás que para 2050 el 10% de la población mundial sufrirá algún tipo de sordera o deterioro de la audición, como resultado de que hoy más de 1.100 millones de jóvenes en todo el mundo se encuentran en riesgo de padecer discapacidad auditiva por estar expuestos a ruidos elevados en su vida cotidiana.

   “La exposición al ruido daña estructuras internas de la cóclea y provoca cambios del umbral auditivo de forma temporal o permanente; también puede aparecer el acúfeno (tinnitus o zumbido) crónico, que funciona como señal de advertencia y clara manifestación de lesión coclear”, explicó la doctora Mirta Sterin, del Servicio de Audiología del Hospital de Clínicas.

   “La pérdida auditiva tiene consecuencias potencialmente devastadoras para la educación, el empleo y la salud física y mental”, agregó la experta.

   La advertencia de la OMS apunta a que los jóvenes actuales, futuros sordos, tomen medidas de prevención para cuidar su capacidad auditiva que hoy se ve amenazada en distintos contextos recreativos, de los cuáles el más básico y ubicuo es escuchar música con auriculares. 

   “Se hace imprescindible concientizar sobre la adopción de medidas preventivas que contemplen aspectos como la intensidad o volumen, frecuencia y duración de exposición al ruido recreativo, así como la necesidad de desarrollo legislativo y creación de campañas informativas para generar conciencia” advierte Sterin.

   En la actualidad, se denomina “pérdida de audición discapacitante”a una pérdida de audición superior a 40dB en el oído adulto y superior a 30dB en el oído de los niños. Se dice que alguien sufre pérdida de audición cuando no es capaz de oír tan bien como una persona cuyo sentido del oído es normal, es decir, cuyo umbral de audición en ambos oídos es igual o superior a 25 dB, explicó la OMS. 

   La pérdida de audición puede ser leve, moderada, grave o profunda. Afecta a uno o ambos oídos y entraña dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes”.

   Claro que la exposición a ruidos fuertes no es la única causa de pérdida de audición y tampoco la única prevenible. 

   Las llamadas “causas adquiridas” pueden provocar la pérdida de audición a cualquier edad y, entre las más comunes, se encuentran: 

   * Enfermedades infecciosas, como la meningitis, el sarampión y la parotiditis.

   * Una infección crónica del oído.

   * Presencia de líquido en el oído (otitis media).

   * Uso de ciertos medicamentos, como los que se emplean infecciones neonatales, paludismo, tuberculosis farmacorresistente y distintos tipos de cáncer.

   * Traumatismos craneoencefálicos o de los oídos.

   * Obstrucción del conducto auditivo producida por cerumen o cuerpos extraños.

   Uno de los pasos claves para prevenir el daño auditivo es detectar los primeros signos en forma precoz y, para ello, es clave la realización de estudios auditivo para que, en el caso de que se detecte una alteración, se puedan implementar medidas de prevención enfocadas a la causa de dicha pérdida.

   Según conclusiones, hay  cuatro tipos de pérdida auditiva. A saber:

   Pérdida auditiva conductiva: es una pérdida de la audición que ocurre cuando existe un bloqueo para que el sonido pase del oído externo al medio. Este tipo de pérdida auditiva a menudo se puede tratar con medicamentos o cirugía.

   Pérdida auditiva neurosensorial: es la pérdida de la audición que ocurre cuando hay una alteración en el funcionamiento del oído interno o el nervio auditivo.

   Pérdida auditiva mixta: es la pérdida de la audición debido a pérdida auditiva conductiva y neurosensorial.

   Trastorno del espectro neuropatía auditiva: es la pérdida de la audición que ocurre cuando el sonido entra de manera normal al oído, pero debido a la presencia de daños en el oído interno o el nervio auditivo, el sonido no se procesa de manera que el cerebro lo pueda interpretar.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias