Básquetbol

“Con Bahía Basket vamos a buscar trascender más allá del Dow Center”

10/9/2018 | 16:17 |

Convocado por Pepe Sánchez para establecer las bases del proyecto deportivo, Martín Mackey explicó su filosofía y mirada sobre el deporte.

Pepe Sánchez y Martín Mackey. Fotos: prensa Bahía Basket.

(Nota de la edición papel)

 

   Martín Mackey llegó a Bahía Basket para trabajar en algo más que básquetbol. Porque el futuro Dow Center no sólo será el hogar del equipo en la Liga Nacional, sino que desde diciembre funcionará allí un polo de desarrollo de talentos. Lo que conocemos hoy, pero elevado a la décima potencia.

   Es decir, ya no alcanzará con que Pepe y sus allegados supervisen lo institucional, el proyecto. Y con que Sepo coordine lo basquetbolístico. Hablamos, o proyectamos, 100 atletas, todos los días, 365 días. Por eso el presidente de la franquicia acudió al especialista Martín Mackey, designado director ejecutivo de la organización.

   “Yo no definiré las contrataciones ni decidiré quién será el jugador que vendrá. Si ese es el rol del director deportivo, yo no lo tendré. Mi rol es más de director ejecutivo: establecer cómo funcionará la organización y generar redes de contactos para que esto siga creciendo. Mi tarea inicial será construir el sistema sobre Bahía Basket y brindarle herramientas a los recursos humanos vigentes”, explicó Mackey.

   En otras palabras, viene a elaborar “el método Bahía Basket”. A establecer las bases teóricas y metodológicas sobre las que se construirá la formación de jugadores y se forjará el proyecto deportivo que transita en paralelo al equipo de Liga Nacional y de Liga de Desarrollo.

   “Decimos que (Bahía Basket) es más que básquet porque vamos a buscar trascender más allá del Dow Center. Que será nuestra sede, nuestro lugar en el mundo. Si nos buscan nos van a encontrar ahí. Pero tenemos como visión y gran idea que esta usina de conocimientos que queremos generar, sea exportable a todo el mundo. Queremos que nuestro mensaje e idea no tengan límites”, agregó.

   Mackey tiene la respetable trayectoria de haber abordado las bases del rugby argentino. Agustín Pichot, vicepresidente de Word Rugby, lo pidió para transformar (organizar) ese deporte, algo en lo que trabajó durante 7 años.

   A Pichot le había llamado la atención un detalle del trabajo de este profesor de Educación Física en el club Duendes de Rosario: ¿cuál había sido la clave para que un equipo de rugby ganara 17 títulos en 15 años? La respuesta, y un poco el principio de todo, la da el propio protagonista:

   “Corría el año 2002 cuando empecé en Duendes (como profe). En ese momento empecé a pensar qué era entrenar. Un amigo se había ido a jugar al tenis a Estados Unidos y me dijo que allá no entrenaban como acá, lo físico, sino que daban prioridad a mejorar la calidad de movimientos. Eso fue un disparador, porque comprendí que `entrenar´ no estaba tan asociado a cuestiones energéticas. A lo mejor era, también, moverse con calidad”, afirmó.

   “Viajé a Estados Unidos a buscar referentes sobre quality movements -movimientos de calidad- y terminé en la Universidad de Texas. Tenían más de 50 mil alumnos y prácticamente la mitad hacía deportes, pero bajo una organización increíble. Y yo pensaba: estoy en un club (Duendes) en el que somos 500 y la organización es un caos. Allí me enseñaron mucho de cuestiones operativas, metodológicas, teoría de entrenamiento, por qué y cómo nos movemos y cómo se enseña”, agregó.

   “Cuando volví a Duendes hice muchas propuestas de cambio en el club, sobre todo a la hora de entrenar. No había que correr por correr los lunes sino agregar mayor cantidad de destrezas. Que los jugadores tomaran decisiones a partir de ejercicios de mayor complejidad. Debíamos mejorar la calidad técnica de nuestros jugadores y que ellos intelectualicen el juego, que lo aprendan”, dijo.

   "Entrenar, no es agotarte. No son repeticiones sin sentido. Es un proceso pedagógico. Y si es un proceso pedagógico tenemos que tener excelentes docentes y alumnos que le encuentren el sentido a por qué hacen lo que hacen", manifestó.

   Pichot no sólo le dio el rol de PF de Los Pumas, sino que lo puso a coordinar los 5 centros de alto rendimiento que UAR tenía en el país. Quería que Mackey implementara un sistema por el cual el rugby argentino se entrenara de la misma manera en todo el país. Inclusive fue la cara de Athletes Perfomances, la empresa de EE.UU. por medio de la cual Los Pumas se prepararon en Pensacola.

   Pero ya es historia. Luego de 20 años de recorrido, de haber asimilado el know how de Barcelona, Real Madrid, Munster (Irlanda) y Newell's en nuestro país, más la experiencia en UAR y las capacitaciones personales, Mackey siente que Pepe Sánchez le ofreció algo imposible de rechazar.

   “Lo primero que me atrajo fue una respuesta que me dio Pepe, algo muy inspirador. En la reunión que tuvimos yo medio que sabía lo que él quería hacer, porque me había llevado a mostrarme el Dow Center y en las reuniones que tuvimos. Pero cuando le pregunté por qué una persona que tuvo un éxito tan grande en el deporte y que está salvado económicamente, decide hacer una inversión de su bolsillo... Me dio una respuesta con una pregunta, que para mí fue un shock neuronal, disparador de un montón de ideas en mi cabeza: `¿Y por qué no? ¿Por qué otros países pueden y nosotros no?´, me respondió. Me dejó de rodillas".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias