Manifestación pro-vida

"No es interrupción, el aborto acaba con el bebé"

8/8/2018 | 12:28 |

La Nueva. entrevistó a un grupo de personas que está en contra de la legalización del aborto.

Fotos y videos: Sol Azcárate y Brenda Ghiberti-La Nueva.

   Cinco personas que están en contra de la legalización del aborto dialogaron esta mañana con La Nueva. en inmediaciones del Congreso.

   "Estoy por la vida. La vida no se discute", dijo María José Medina, una docente de 61 años que vive en Bella Vista (Buenos Aires).

   María tiene 8 hijos y está casada desde hace 34 años.

   "Estoy en contra del aborto. Se habló mucho de la salud y de la mujer, y nunca se los oyó hablar del niño por nacer", lamentó la mujer.

   Y agregó: "Algo que se interrumpe es algo que después vuelve a funcionar. Pero esto no es así: el aborto acaba con el bebé".

   "Hay un montón de instituciones trabajando, hay que mejorar las leyes de adopción [...] El tema es cómo sostener a esas mujeres que no pueden mantener a su hijo, pero nunca matar", cerró.

   Mercedes Estelrich tiene 60 años y también es de Bella Vista. 

   "Hay que acompañar a la madre que no quiere tener a su hijo por distintos motivos. Jamás penalizarla, sí acompañarla y que lo dé en adopción desde el vientre materno", aseguró.

   "No tenemos los medios de comunciación ni el financiamiento de IPPF (Federación Internacional de Planificación Familiar), pero la fuerza del pueblo argentino supera todo y la mentira verde cae", aseguró Mercedes, madre de 6 hijos.

   Leonel Harneggett tiene 18 años, es de Rafael Calzada y está en contra de la legalización del aborto.

   "Nunca va a ser seguro porque uno muere. Y tampoco gratuito porque el Estado lo va a pagar con la plata de la gente", dijo.

   Leonel contó que un amigo suyo comenzó con el proyecto "Abrazo del cielo", que busca "acompañar a la madre en caso de embarazos no deseados, brindarle diinero, un hogar...".

   Candela Báez tiene 19 años, es de la localidad de Mármol y pertenece a la iglesia El encuentro.

   "Que el gobierno entienda que la solución no es que se muera la mamá ni el bebé", dijo.

   Y agregó: "Entendemos que es su cuerpo pero el cuerpo que está dentro de ella no tiene la culpa [...] Si vos quedás embarazada y no lo querés, hay otra gente que lo quiere. Creemos en la adopción".

   Natalia Delmonaco tiene 33 años, vive en Caballito y es evangélica.

   "La vida es un derecho de todos. Nuestra Constitución dice que matar es un crimen", dijo la mujer.

   Y añadió: "Científicamente está comprobando que la vida es desde la concepción [...] Debemos apoyar la educación. Falta gente que haga cumplir las leyes".

   Natalia opinó que los abortos "son un negocio para el resto de los países y para los bolsillos de quienes dicen 'las apoyamos'".

 


 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias