Pedido por gradualismo

¿Por qué el campo advierte que la suba abrupta del dólar lo perjudica?

4/5/2018 | 06:30 |

Se asegura que impacta en los costos de insumos y en la energía. También dice que hay un mercado especulativo que hace la diferencia.

    El sector agropecuario será perjudicado por la disparada del dólar, que este jueves llegó a tocar los 23,50 pesos y cerró a un promedio del $ 23, porque el alza impacta en costos de los insumos y en la energía.

   Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, reclamó que haya "gradualismo" ante la suba del dólar que afecta a los insumos que se pagan en esta moneda y dijo que se deben generar "políticas diferenciadas y opciones financieras para amortiguar, además, el impacto que produce la regulación de las tarifas y el costo energético" por la suba del precio del gasoil.

Carlos Iannizzotto, de Coninagro.

   Recordó que, desde la entidad cooperativista que preside, trabajan en la realización de un proyecto de ley de "economías regionales para establecer qué políticas diferenciales se deben aplicar a los pequeños y medianos productores y a los que están lejos del puerto", entre otros.

   En tanto, Eduardo Buzzi, expresidente de la Federación Agraria Argentina y productor agropecuario santafesino, aseguró que el alza del dólar "tiene una influencia dispar. Mientras beneficia a los productores de commodities exportables como soja, miel, carne, trigo, girasol, aceites, entre varios productos, complica el precio de los insumos que se cotizan en dólar", dijo.

   De este modo, según Buzzi, se ven afectados los que producen manzanas que tienen que aplicar fertilizantes, o fungicidas en "el caso de los productores citrícolas del litoral. "A los productores de exportables les mejora la competitividad y la rentabilidad y entierra a agricultores familiares que reciben mayores costos y le venden a un mercado deprimido", expresó el referente.

   También señaló que "nunca la variable dólar se puede medir en términos absolutos, es distinto ahora con el retraso cambiario que teníamos en 2016 y parte de 2017 con un dólar debajo de 20 pesos".

Eduardo Buzzi, extitular de FAA.

   A los productores de soja, evaluó el precio "por el dólar les subió de una campaña a otra 100%, ya que el año pasado estaba a $ 3.000 la tonelada y ahora cotiza a 6.500 pesos". No obstante, acotó que "aunque sea un productor de granos exportables, tuvo una mala cosecha y necesita financiarse para seguir adelante y después de una sequía feroz se encuentra con la suba de tasas. ¿Cómo hace?. El campo necesita un escenario estable y no que cambie semana tras semana para tener un modelo de rentabilidad", precisó.

   En tanto, Alfredo Rodes, director Ejecutivo de Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) manifestó que "cualquier movimiento del dólar impacta primero en los costos de combustibles, que se mueven por el dólar y el precio del petróleo y los costos de los insumos que tienen relación con el dólar".

   En diálogo con NA, añadió que hay "productos nacionales que viendo un corrimiento de variables pueden ajustar sus precios y que aquellos commodities, de los cuales somos productores, las verán reflejadas, pero la subas tan abruptas nunca son beneficiosos, hay un mercado especulativo que busca hacer una diferencia".

   "Si lo miramos con un solo ojo y produzco bienes internacionales transables es positivo, pero en un escenario con perspectivas inflacionarias nunca se sale ganancioso", consideró Rodes. (NA).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias