Dos de cada tres argentinos padecen sobrepeso y obesidad

El doctor Esteban Carmuega dio claves para luchar contra la obesidad

22/4/2018 | 07:00 |

De paso por Bahía Blanca, el director del Centro de Estudio sobre Nutrición Infantil (CESNI) consideró valiosa una reciente iniciativa en el Senado provincial.

Foto: Sebastián Cortés-La Nueva.

Por Cecilia Corradetti / mcorradetti@lanueva.com

   Dos de cada tres argentinos padece sobrepeso: la tendencia en nuestro país es prácticamente similar a la registrada en el mundo. Así lo definió a “La Nueva.” el pediatra Esteban Carmuega, director médico del Centro de Estudio sobre Nutrición Infantil (CESNI), una ONG con sede en Buenos Aires que investiga sobre la temática.

   Carmuega visitó nuestra ciudad en el marco de las Jornadas Interdisciplinarias de la Sociedad Argentina de Cardiología, filial Bahía Blanca, y estuvo acompañado por la senadora provincial Julieta Centeno (Cambiemos) quien acaba de presentar un proyecto que impulsa una mirada integral para la prevención.

   “La obesidad es una enfermedad crónica que no respeta países ni grupos sociales y que viene creciendo año tras año de manera sostenida”, sostuvo el especialista, para remarcar que no se trata de una cuestión estética sino de salud.

   Es que alrededor de la obesidad y del sobrepeso existen disturbios metabólicos que colaboran para la aparición de diabetes, enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, Accidente Cerebro Vascular (ACV) y cáncer, entre otras.

   “Si en el país y en el mundo no se logra poner freno a esta epidemia global de obesidad nuestro sistema de salud colapsará debido a las enfermedades crónicas asociadas a la obesidad”, advirtió.

   Sostuvo, además, que una vez instalada es de difícil tratamiento y que el momento más vulnerable es la infancia. O, mejor dicho, aclaró, desde la propia concepción hasta pasada la adolescencia.

   En ese sentido, amplió que el problema se agrava si se tiene en cuenta que se desconocen las causas, aunque son varios los factores que lo promueven, como predisposición familiar, ambiente, etc.

   “Padres gordos, hijos gordos, perro gordo”, ejemplificó, para agregar que muchos chicos son sedentarios y se alimentan mal, de manera que el problema se acentúa.

   “Desconocer las causas nos obliga a tener una estrategia mucho más integral para su prevención”, señaló, para insistir que el abordaje debe realizarse a lo largo de todo el ciclo vital, es decir, cuidando el peso de la mujer durante el embarazo, controlando al bebé dentro del útero y promoviendo, luego, la lactancia materna, entre otros factores.

   Para Carmuega, la actitud de la familia y del entorno en el que crece uno niño es muy importante porque los hábitos se van modelando, indicó.

   Y dijo que la obesidad infantil representa el principal problema nutricional de nuestra población, aunque sin desplazar a otras formas de desnutrición, sino que, por el contrario, se han sobrepuesto.

   “Obesidad y desnutrición no están en polos opuestos, sino que la diagonal que los une es el crecimiento saludable, es una acción de toda la comunidad”, remarcó.

   Expresó, finalmente, que el proyecto de ley presentado por Centeno “entusiasma” mucho porque posee los ingredientes que debe tener una legislación moderna para actuar en cuanto a la temática y considerándola como una enfermedad.

   “No debe ser una acción sólo desde el ámbito de la salud o de oferta de alimentos, sino desde el propio Estado y organizaciones. Debemos darle batalla”, concluyó.

Análisis y resultados

   Centeno, de profesión bioquímica, indicó que a partir de su actividad percibió la problemática, que queda de manifiesto en numerosos análisis de laboratorio.

   “Así fue que nació esta iniciativa cuyo fin es que la obesidad sea considerada con el impacto que debe tener y un problema de salud prevenible, multicausal y epidémico, por lo tanto abordado de manera integral”, finalizó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias