Relaciones portuarias: complementariedad y competencia con Rosario y Quequén

Relaciones portuarias: complementariedad y competencia con Rosario y Quequén

24/2/2018 | 06:30 |

El Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca elaboró un informe en el que compara en cifras el presente y el posible futuro del puerto local en comparación con las terminales santafesina y bonaerense, respectivamente.

Relaciones portuarias: complementariedad y competencia con Rosario y Quequén

   El desarrollo de los puertos permite la comunicación entre diferentes puntos del planeta, así como también contribuye a la economía de las naciones: en el mundo existen aproximadamente 7.000 puertos que movilizan el 82% del comercio internacional de mercaderías.

   Los puertos argentinos, en concordancia con lo que sucede en el mundo, cumplen un gran rol en el comercio internacional del país: existen en total 36 puertos distribuidos a lo largo del territorio argentino, los cuales representan el 0,5% del total de puertos mundiales. Si se realiza una comparación con otros países latinoamericanos, se observa que Argentina está en niveles similares a lo que sucede en México y Chile (38 y 39 puertos respectivamente) pero en menores valores en comparación a Brasil (posee 55 terminales portuarias).

   Dentro de las 36 terminales portuarias argentinas, los principales puertos graneleros son Rosario, Bahía Blanca y Quequén. De acuerdo a los datos brindados por el Ministerio de Agroindustria de la Nación, durante el año 2017, entre las tres terminales sumaron 31,1 millones de toneladas exportadas de cereales y sus derivados, donde Rosario posee el mayor volumen con 17,1 millones de toneladas, seguido por Bahía Blanca con 8,6 millones y, por último, el puerto de Quequén con 5,4 millones. La suma de lo exportado en este rubro por los tres puertos representa el 36% de la exportación de granos, aceites y derivados en la totalidad del país (86,5 M de toneladas).

   Las relaciones entre estas tres terminales son de dos tipos: de competencia y/o complementarias. Por el lado los puertos bonaerenses, estos son competidores puesto que ambos poseen aguas profundas, con un calado de 45 pies en el caso de Bahía Blanca y 42 pies en Quequén, permitiendo el tránsito de buques de gran porte del tipo Panamax (que trasladan hasta un máximo de 60 mil toneladas, equivalente a aproximadamente 2.700 camiones o 1.500 vagones). Durante 2016 la cantidad de buques que entraron a Bahía Banca fueron 746 mientras que en Quequén ingresaron 293.

   Al analizar el vínculo con el puerto santafesino, existe una relación complementaria con los puertos de Quequén y Bahía Blanca: los barcos llegan con el 75% de su carga desde el complejo portuario fluvial de Rosario (que posee un calado de 34 pies) para completar (top off) sus bodegas en los puertos bonaerenses donde el calado es superior. Por esta razón existe un proyecto para profundizar el puerto santafesino, situación que podría cambiar la dinámica de completamiento tal cual funciona actualmente. Por ejemplo, de acuerdo a un estudio del 2016 realizado por la Bolsa de Cereales de Rosario (BCR), con el paso del calado de 34 a 38 pies, los buques saldrían con un mayor cargamento (aunque no completo) y pudiendo evitar los costos de ingreso y utilización del puerto bahiense. En 2016 se calculó que, tomando como modelo un buque Panamax, el costo de completar 17 mil toneladas de soja en Bahía Blanca ascendía a u$s  181.540 por buque. Este monto, multiplicado por el total de buques que provienen de Rosario para realizar el top off, sería la potencial pérdida del puerto local con la profundización de Rosario.

   Dentro de las relaciones entre las terminales portuarias se puede observar la superioridad del puerto de Rosario frente a Bahía Blanca y Quequén: durante el año 2016, de acuerdo a datos brindados por la BCR, ingresaron al puerto de Rosario un total de 2 millones de camiones y 194 mil vagones; en cambio al sumar la cantidad de camiones que ingresaron tanto a Bahía Blanca como a Quequén el valor alcanza los 509 mil camiones (aproximadamente el 25% de los ingresados a Rosario) y 63 mil vagones (todos arribados al puerto de Bahía Blanca). Además, al analizar la infraestructura de cada puerto, Bahía Blanca cuenta con 11 terminales y el puerto de Quequén 12 terminales (sitios), que en conjunto permiten almacenar hasta 1,7 millones de toneladas. El puerto de Rosario tiene 9 terminales (unidades) con una capacidad de almacenaje de 2,3 toneladas. 

   A modo de cierre, se observa que si bien el puerto rosarino presenta una importante superioridad respecto a ambos puertos bonaerenses en diferentes variables (toneladas, ingreso de buques, camiones y vagones, entre otras), se destaca la fuerte complementariedad actual entre las tres terminales (en Bahía Blanca, el 90% de los buques sojeros ingresados provienen de otras terminales para completar su carga). Sin embargo de concretarse el proyecto de profundización de Rosario, podría generarse una mayor competencia en desmedro de los puertos de Bahía Blanca y Quequén.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias