Empleados de Comercio disfruta de otro verano lleno de buenos momentos

12/2/2018 | 16:41 |

Con el complejo polideportivo Ezequiel Crisol a pleno, se vive una temporada récord. La colonia cuenta con más de 750 chicos y los concurrentes superaron en más de un 30% a los del último año. Además, se estrenó el parque acuático: "El sueño se pudo cumplir", dijo Miguel Aolita.

La temporada estival, con el complejo polideportivo Ezequiel Crisol como epicentro, es otro momento clave del año entre la Asociación Empleados de Comercio y sus afiliados y familiares.

Sus modernas piletas, su predio en pleno crecimiento y la colonia para los niños, se convierten en la combinación ideal para disfrutar de un verano a pleno.

Y especialmente esta temporada que transitamos marcó un hito en las vacaciones de asociados, ya que impulsado por el secretario general Miguel Aolita, el gremio se dio el lujo de inaugurar -y brindarle a sus afiliados- el primer parque acuático de la ciudad. Un gran atractivo más para que los adultos y, sobre todo los jóvenes, busquen soportar las calurosas tardes bahienses en el predio de Aldea Romana.

“La verdad es que con mi familia éramos frecuentes usuarios de parques acuáticos como Aquasol o Aquópolis en Mar del Plata y el año pasado me pregunté por qué no podíamos hacer algo así en Bahía Blanca para nuestros afiliados. Por suerte el sueño se pudo cumplir", dijo Aolita.

Año tras año, la actual gestión del gremio se preocupa y ocupa en ofrecer más beneficios y atractivos para sus afiliados, sabiendo que es una forma de devolverles el apoyo y el aporte que hacen.

“Quiero agradecer a todos los que colaboraron, que fueron muchos, y recordar que estas inauguraciones, estas obras, no son ni más ni menos que la devolución de la confianza que los afiliados depositan siempre en nosotros. Con una comisión directiva que acompaña, afiliados que apoyan y una buena administración, sueños como este se pueden hacer realidad”, cerró Aolita.

Dicha obra, realizada en las piletas ya existentes, consta de siete toboganes, de los cuales uno mide ocho metros de alto y 32 de recorrido, y los restantes son de 7 metros de altura, destinados a adultos y adolescentes. Además, en la menor de las piscinas, se construyó un parque temático destinado a los más pequeños que consta de un conjunto de toboganes y juegos (ver foto abajo).

Pero eso no es todo, ya que en el sector de las piletas se siguió trabajando para mayor comodidad y deleite de los afiliados.

En la parte aledaña a las mismas se agregó un amplio terreno de sombra natural para proteger las mesas y las sillas del sol, y una flamante barra de tragos con una decena de mesas, ideales para un recreo. Al igual que las parrillas, los quinchos comunitarios y los juegos inflables. Escenario ideal.

“Crece año a año”

La colonia de verano fue otra de las actividades que dio un paso hacia adelante y fue -nuevamente- un rotundo éxito, con la participación de más de 700 hijos de afiliados, los más chicos pudieron entretenerse a pleno de las nuevas comodidades del polideportivo.

“Año a año nos sorprende a nosotros mismos. Va creciendo la colonia porque va creciendo la institución, porque crece el predio; crece todo. Los chicos y los padres tienen cada vez más confianza en la colonia.

El padre nos está dando su 'piedrita' de oro, y no hay banco en el mundo en el que puede alojarse eso. Ellos depositan la confianza en nosotros; que nos elijan año a año es un orgullo”, contó Walter Mele, coordinador de la colonia de vacaciones -que finalizará el 24 del corriente- desde 2009.

Además de Mele, en las jornadas estivales trabajan a un grupo alrededor de 40 personas, entre profes, guardavidas enfermos y colaboradores.

“Lo del parque acuático sirvió para que muchos chicos que no venían se sumen, pero yo lo del parque lo tomo como una alternativa más de la colonia; que tiene un abanico de posibilidades gigante. El año que viene buscaremos algo más, todos los años buscamos agregarle un ingrediente más. Este año fue esto que es bárbaro. La idea es esa: crecer año a año y que los chicos y los padres estén conformes”, cerró Mele.

Todavía queda mucho

Por todo lo ya nombrado y  mucho más, el verano 2017/18 superó las expectativas de todos en el predio de Aldea Romana, ya que con más de dos mil personas de promedio por fin de semana y entre un 30 y 40% más de concurrentes en general con respecto a la última temporada; el predio vive otro verano a pleno.

Además, este período estancional tuvo la particularidad de que la pileta se encuentra abierta todos los días de 13 a 21.30 (sin costo para afiliados y familiares 100 pesos el ingreso al predio, 200 a las piletas y 50 o 250 de revisación médica, para un día o un mes, respectivamente), a diferencia de los últimos años que se mantenía cerrada los lunes.

Esto fue posible por la colocación de un nuevo sistema de filtrado y reacondicionamiento del agua de la piscina principal, que permite que ya no sea necesario parar las actividades por un día para su mantenimiento.

Pero el verano y el calor aún no terminaron, por lo que la temporada -que inició el 16 de diciembre- no pone punto final en el Ezequiel Crisol.

La misma se extenderá hasta mediados de marzo y seguirá contando con el servicio de colectivo, que partirá desde Rodríguez 60 hacia Aldea Romana, por un valor de 20 pesos para no afiliados.

¡A seguir disfrutando!

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias