Mundo Gremial

“Buscamos que los chicos se vayan con el aprendizaje de uno o más deportes”

13/11/2018 | 08:49 |

Matías Marín, profesor de educación física, lleva 5 años aportando enseñanzas en la Escuela Polideportiva Inclusiva Gremial de la AEC. Se viene la fiesta de clausura.

   Más de 200 chicos concurren a la Escuela Polideportiva Inclusiva Gremial de la Asociación Empleados de Comercio, que desde hoy ingresa en la última semana de actividades.

   Allí los hijos de los afiliados se nutren de diversas actividades para desarrollar sus talentos y recibir los primeros conceptos en materia de formación.

   La misma funciona en Rodríguez 60, y en el complejo Polideportivo Ezequiel Crisol, desde hace 5 años, con un notable incremento de jóvenes con edades que van de los 4 hasta los 13 años. La enseñanza corre por cuenta de los profesores Matías Marín, Raúl Ojeda, Inés Sanahuja y Antonella Tachetti, además de Lucas Mele, quien ejerce como colaborador.

   "El Polideportivo adquiere una gran relevancia con la presencia de los chicos que asisten y practican alguna de las varias disciplinas que se incorporaron en el inicio y otras que se fueron sumando con el correr de los años", dijo Matías Marín, profesor de educación física, quien junto a Raúl Ojeda fueron los encargados de una clase de básquetbol el último jueves, en uno de los horarios establecidos por la secretaría de Deportes que comanda Roberto Opazzo.

     "Las instalaciones se aprovechan a full. Estamos en una semana crucial, porque marca el fin de la actividad anual y vamos preparando la despedida de cada disciplina deportiva en este 2018", señaló Marín.

   El bonito gimnasio con piso flotante techado de la AEC, o el salón Borlenghi del predio de Aldea Romana, además de las canchas al aire libre,  son sitios propicios para congregar a disciplinas como fútbol, básquetbol, gimnasia deportiva, hockey, vóleibol, handbol y patín.

      --¿El parquet con piso flotante tiene sus ventajas?

   --Es nueva, se hizo este año, y nos permite desarrollar nuevas actividades sumando cada día más chicos.

   --¿Cómo se desarrollan su labor ustedes, los profesores?

   --En cada actividad siempre  somos dos profesores que nos vamos complementando. Esto es para tener recambio en caso de suceder algo o bien para dividirnos la tarea y ocupar bien los espacios cuando son muchos los chicos que concurren, que son alrededor de 20 a 25 por clase.

   "Todas las actividades están programadas, ya sea las que se realizan en nuestro salón céntrico o las que se llevan a cabo en el predio. Se utiliza un colectivo que transporta a los chicos con dos profesores que van a Aldea Romana y otros dos que se quedan acá", sintetizó.

   --¿Cuáles son los horarios de clase?

   --De 15 a 21. Tenemos chicos de 4 a 6 años, a los que denominamos baby deportes, y luego de 7 a 13 años.

   --¿Les enseñan los fundamentos de cada deporte?

   --Buscamos que los chicos se vayan con un aprendizaje de uno más deportes, según el gusto de cada uno. A partir de los 12 años, el que tiene condiciones o ganas de insertarse en un club determinado lo puede hacer sin problemas. 

   "Enseñamos las reglas básicas, la conducta y todo lo establecido por norma para que vayan incorporando todos los conceptos. Después está en la habilidad o el talento de cada uno".

   --¿Han salido chicos de esta Escuela?

   --Sí. Hemos becado a chicos en clubes. Tenemos contacto con todos porque hacemos encuentros y los ven jugar. Ante el pedido de un club damos los pasos pertinentes hablando con los padres y ayudando al chico para que pueda insertarse en un nuevo lugar.

   --¿Compiten internamente?

   --Tenemos encuentros cada 2 meses con diferentes escuelitas que tienen un nivel similar. Inetercambiamos los lugares para jugar y que los chicos vayan conociendo otros espacios.

   --¿Cuentan con todos los elementos para la práctica de cada disciplina?

   --Si. A principio de año hacemos un relevamiento y luego elevamos un listado al secretario de Deportes de los elementos que necesitamos. Nos compran todo nuevo, por expreso pedido de Miguel (Aolita), quien quiere la comodidad máxima para los chicos. 

   "En hockey, por ejemplo, las nenas no traen ningún elemento. Acá están los palos para cada jugadora. Y lo mismo sucede con las pelotas de básquetbol, fútbol o los aparatos para gimnasia deportiva", aseguró.

   --¿Por cuántos meses se extiende la actividad?

   --Desde marzo, con la inscripción, hasta noviembre, que finaliza con la entrega de premios y medallas.

   --¿Cuál es la mayor satisfacción para ustedes, los profesores?

     --Ver que cada vez vienen más chicos. Eso permite suponer que el trabajo es bueno, que  los chicos se sienten contenidos y cada uno recibe una atención especial. Al no ser una competencia oficial, los chicos se divierten un poco más, se arman lindos grupos y todos quieren venir luego del horario escolar.

   --¿Acuden chicos con capacidades diferentes?

   --Si. Vienen con sus acompañantes o están con nosotros, en determinados horarios, dependiendo de la discapacidad. Son chicos que perciben el cariño de los profes y eso nos pone muy contentos.

   "Acá hay baños preparados para chicos con capacidades diferentes y también tenemos el estadio acondicionado para quienes practican deportes con silla de rueda. En la Colonia de Verano sucede lo mismo; todo está preparado para que los chicos disfruten porque es totalmente inclusiva", apuntó Marín, quien, en tal sentido, resaltó la labor de Walter Mele.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias