Villa Talleres: calles anegadas, usurpaciones y muchas carencias

Recorrida por los barrios

Villa Talleres: calles anegadas, usurpaciones y muchas carencias

10/11/2018 | 13:06 |

Viven unas 500 familias y se siguen ocupando terrenos en zonas inundables. El único servicio público instalado es la electricidad.

   Si bien ya no son todos ranchitos de chapa y entre las viviendas más humildes afloran algunas prefabricadas o de material vivir en Villa Talleres es mucho más que incómodo para casi las 500 familias que la habitan.

   Además de estar a 60 cuadras del centro, las calles de tierras que se inundan y quedan anegadas durante semanas, el agua que tiene un sabor muy distinto al del resto de la ciudad, la falta de gas y apenas los tres contenedores móviles para los residuos de todos sus habitantes generan una atmósfera difícil de soportar.

   En las tierras que no se encuentran usurpadas nacen pequeños basurales que contaminan el ambiente y los sufren los vecinos y los chicos que juegan en esos espacios.

   “El otro día dos chicos de 3 y 4 años se comieron un blister entero de clonazepam que encontraron en una bolsa de basura y estuvieron varias semanas internados: por fortuna ahora están bien”, contó Vanesa Torres, una de las primeras vecinas del lugar.

   “Cuando vinimos a vivir acá había un ambiente pesado. Muchas veces las balas traspasaban las paredes de chapa y había que andar con cuidado. Ahora está todo muy tranquilo y nuestros problemas se resumen a la falta de mantenimiento”, explicó la mujer.

   Según explicó, la Delegación Villa Rosas suele demorar en los arreglos de los espacios, tardan demasiado tiempo en recoger los residuos y las máquinas para arreglar las calles frecuentan el barrio muy pocas veces al año.

   “Esta calle lleva varios meses inundada porque hay una pérdida en un caño que nunca vinieron a reparar”, indicó Vanesa en referencia a la última cuadra de calle Granada. La calle en verdad parece una laguna y se pueden ver mangueras y conexiones muy precarias.

   “Nos han dicho que los próximos arreglos van a realizarse en 4 meses porque antes no se puede. Llevamos mucho tiempo reclamando”, se quejó.

   En cuanto a los contenedores móviles ubicados en el acceso al barrio mencionó que si bien está establecido que deben vaciarse una vez por semana, muchas veces las demoras superan ese plazo.


   “Se llenan y una vez que eso pasa la gente deja la basura a un costado o se empiezan a formar basurales en los alrededores o en otros terrenos”, explicó la mujer.

   Cuando La Nueva. recorrió el lugar era visible la falta de higiene en esos sectores e incluso de al menos dos contenedores surgían olores muy fuertes y desagradables

   Si bien algunas de las calles se veían intervenidas aún faltaba mucho para mejorarlas.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias