FUENTES EÓLICAS, SOLARES Y DEMÁS

“El desafío consiste en saber adaptarse al nuevo contexto”

9/9/2017 | 09:00 | El ingeniero químico y especialista en la economía del petróleo y gas natural Martín Blanes analizó las posibilidades y perspectivas de las energías renovables en nuestra región.

Blanes. “La región ha demostrado ser capaz de superar los desafíos que se le presentan”.

Martín Blanes, ingeniero bahiense y férreo promotor y defensor de las energías renovables y de la aplicación de tecnologías para obtener procesos eficientes y sostenibles, dialogó con “La Nueva.” sobre las posibilidades de Bahía y la región en la materia.

“En el marco de identificar desafíos y oportunidades en energías renovables para Bahía Blanca y el sudoeste bonaerense, de forma sustentable y sostenible, es evidente que la región tiene características competitivas únicas y una excelente oportunidad de desarrollo por delante. Su ubicación geográfica estratégica, la existencia de un puerto de aguas profundas y una subzona franca actuando coordinadamente, permiten una eficiente ejecución en tiempo y costos de las tareas logísticas relacionadas a la construcción de los parques eólicos y al desarrollo en general de otras energías renovables”, sostuvo Blanes.

“Pero la zona posee aún mayores ventajas, la complementan el cercano acceso a los troncales nacionales de transmisión eléctrica y gas natural, la extensa cantidad de empresas de servicios industriales, la capacidad de formación de recursos humanos e investigación de la UNS-UTN y Conicet, y posee excelente conectividad en transmisión de datos y expansión en conectividad aérea, para poder asistir a todo el ecosistema de servicios que requieren las energías renovables tanto instaladas regionalmente, como en todo el sur argentino”, agregó.

“El desafío claramente consiste en adaptarse al nuevo contexto, desarrollar las aptitudes necesarias, y satisfacer a tiempo tales demandas, con la mirada puesta en ampliar los servicios ofrecidos, llegando incluso a regiones remotas y distantes de los límites de la provincia de Buenos Aires, generando empleo calificado, desarrollo y progreso para la región.

Por tales motivos, e independientemente de la cantidad de proyectos factibles de generación de energías renovables que puedan materializarse en el sudoeste bonaerense, la región tiene talento, la capacidad y consecuentemente el desafío de extralimitarse y brindar asistencia y soporte de alcance nacional”, manifestó el ingeniero.

--¿Qué otras potencialidades en energías renovables podría aprovechar nuestra zona?

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

-- Si bien el área es reconocida por sus intensos vientos y su posterior aprovechamiento con parques eólicos, hay otras importantes alternativas de producción de energía renovable que merecen considerarse: energía de las corrientes oceánicas y/o mareomotriz: tomando como referencia el reciente proyecto “MeyGen Tidal Stream Project” de 400 MW de potencia, actualmente en construcción en las costas de Escocia, se identifica la oportunidad de aprovechar las fuertes corrientes oceánicas y la poca profundidad, emplazando arreglos compactos de turbinas de 1,5 MW en el lecho marino. Provee energía constante y predecible en el tiempo, sin impacto visual ni ambiental. También hay distintas tecnologías para el aprovechamiento de las pronunciadas mareas.

Luego la energía solar fotovoltaica: distintos avances y logros en la tecnología de materiales, como la perovskita, permitirán paneles solares de tercera generación, de menor eficiencia, pero mucho más accesibles (se necesita de 500 a 1000 veces menos energía para su fabricación), haciendo posible instalarlos en regiones de menor irradiación solar como la nuestra (30% menor que la zona NOA/Cuyo), pero con la ventaja de generarse en el mismo área de consumo, evitando el transporte eléctrico de largas distancias y equilibrando la relación costo/beneficio.

Y en tercer lugar la energía de biomasa: considerando la actual construcción de la planta de tratamiento de líquidos cloacales, surge la posibilidad de complementar su funcionamiento a través de una integración inteligente con otras infraestructuras de servicios, tales como el tendido cloacal, la gestión integral de los residuos sólidos urbanos, y la planta de reciclaje, para obtener un eficaz y eficiente funcionamiento global, donde se minimiza el consumo energético y los costos operativos, la emisión de gases de efecto invernadero y el impacto económico a los contribuyentes. Adicionalmente, se obtiene un excedente de energía renovable (eléctrica o gas) basada en biomasa, grandes volúmenes de material reciclable limpio, se genera mayor empleo y de mejor calidad, y se alcanza una mayor salubridad general en los ambientes urbanos.

--¿Qué innovaciones tecnológicas se deben implementar para cumplir con tales objetivos?

--Se pueden evaluar e implementar en etapas interconectadas, las siguientes innovaciones tecnológicas, ya existentes en muchas partes del mundo: biodigestor de la biomasa cloacal, generando gas/electricidad para el propio funcionamiento de la planta de efluentes y/o venta a consumidores cercanos; generación de gas/electricidad a partir del contenido orgánico presente en el relleno sanitario, evitando la emanación del peligroso gas metano al ambiente, 25 veces de mayor efecto invernadero que el dióxido de carbono; acondicionar los residuos orgánicos hogareños para ser descargados al sistema cloacal, y generando grandes cantidades de residuos reciclables limpios, a ser clasificados en la planta de reciclaje municipal; y, finalmente, aumentar la generación de gas/electricidad a través de la codigestión de los desechos agrícolas regionales y residuos orgánicos urbanos especiales.

--¿Qué rol juega el consumidor de energías renovables?

--En sintonía con la generación eficiente de energía renovable, es mandatorio que no sea utilizada ineficazmente por los consumidores, ocasionando mayores costos y dificultando su acceso. Energías renovables implica también ser responsable en su uso, independientemente de su origen.

Como oportunidad para el Estado, con impacto directo en la población, se destaca la posibilidad de implementar como política pública el cumplimiento (mediante financiamiento blando) en el uso de aislantes térmicos para construcciones existentes o nuevas. Con tiempos de recuperación de la inversión en aislantes de solo 5 años se obtiene un hogar más confortable, evitando al menos 35 años o más de consumo energético por el aislante implementado. Que la herramienta de créditos hipotecarios no solo genere los hogares deseados, sino también que estos sean eficientes, generando un importante ahorro para el usuario y acelerando el abandono de fuentes de energía no renovables.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias