Con un sabor especial

18/11/2017 | 19:30 | El plato central puede ser asado de novillo, acompañado de buen vino y de postre, manzanas envueltas en manteca.

Por
David Roldán

No siempre el turista suele interiorizarse, en sus viajes, de determinadas tradiciones de la zona que visita.

Y es cuando regresa a su lugar de origen, solamente con una mirada muy superficial.

No esta mal observar en la carta qué plato diferente podemos probar a la hora de ir a un restaurante.

Haciendo las correspondientes preguntas previas para no tener sorpresas.

Recuerdo haber estado en Bogotá y pedir una ensalada que terminó lastimando mi boca por los picantes que contenía.

La cocina autóctona tiene sus particularidades.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

Como lo tiene, también, aquellos restaurantes que se abren en las chacras.

En Centenario, Neuquén, termina de ofrecerse un almuerzo de cocina rural, que formó parte del ciclo de la cocina neuquina que recorre varias ciudades de esa provincia.

El anfitrión de “La Casa del Flaco”, José Ortuño, remarcó que lo que allí se deleitaba provenía de la cultura del agro.

Procedía, obviamente, de muchas generaciones que han pasado por allí.

Hubo muchos ejemplos de eso, como el jamón crudo manufacturado con sus propios cerdos que no tienen el mismo gusto de los criaderos próximos a las grandes ciudades.

¿Se imagina tortas fritas con ese jamón, pasta de espárragos, ensalada de achicoria y pera, con una empanadita de cordero?

Imagine todo esto y mucho más, pero no se quede con las ganas y cuando vaya por allá haga un alto en el camino y... ¡disfrute!

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias