Visita de Bergman y Ritondo

Nación y Provincia se comprometieron a enviar recursos para combatir los incendios

5/1/2017 | 15:32 | Llegarán camiones y maquinarias para combatir el fuego y prevenir nuevos focos.

Fotos: Prensa Villarino

Hernán Guercio / hguercio@lanueva.com.ar

   Luego de que las llamas arrasaran con aproximadamente un millón de hectáreas entre Villarino, Puan, Patagones y territorios aledaños de La Pampa y Río Negro, el ministro de Medio Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, y el titular del ministerio de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, se comprometieron hoy a aportar los recursos necesarios para el combate de los focos restantes y la prevención de nuevos incendios en toda la región.

   Fue en Algarrobo, en un encuentro del que también participaron los intendentes de Villarino y Puan, Carlos Bevilacqua y Facundo Castelli, respectivamente, donde los funcionarios se hicieron eco de una serie de pedidos de herramientas y vehículos para asistir y actuar en forma inmediata ante el nacimiento de nuevos siniestros, además del aporte de nuevos camiones doble tracción para el combate del fuego en zonas difíciles y la reubicación de aquellos con que actualmente cuenta el Estado.

   A partir de ahora, se explicó, se van a readecuar las medidas de seguridad y prevención en esta zona, que ha sido fuertemente afectada por el fuego en las últimas semanas.

   El encuentro, de acuerdo a algunas personas que estuvieron presentes, tuvo momentos más que complicados, sobre todo cuando los jefes comunales reclamaban la tardía aparición de la Nación y la Provincia ante estos incendios.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Según trascendió, el momento más complicado se dio cuando Bevilacqua solicitó que se hiciera un reparto más parejo de los recursos, al argumentar que se estaba combatiendo un incendio de grandísimas magnitudes con maquinarias y recursos que no eran los ideales.

   Una vez finalizada la reunión, y de un breve encuentro con productores afectados por el fuego, Bergman siguió su recorrido por la región afectada, dirigiéndose hacia La Adela; mientras que Ritondo y su segundo, Matías Ranzini, se dirigieron por tierra al último foco del incendio que queda en el distrito de Villarino, en un monte impenetrable a unos 20 kilómetros del límite con La Pampa.

   Ese fuego, se explicó, se encuentra totalmente controlado, y se extinguiría en pocas horas siempre y cuando no haya un cambio en la dirección del viento o un aumento desmesurado de la temperatura.

   “En nuestro distrito ya se quemaron unas 100 mil hectáreas en las últimas semanas -reconoció el subsecretario de Seguridad de Villarino, Martín Pacheco-. Ayer se descontroló un fuego que venía quemando desde Puan y se dirigía a la laguna Chasicó, pero el viento cambió y desapareció el peligro”.

   “Nosotros zafamos, pero el problema ahora lo tiene Puan”, lamentó.

   El funcionario señaló que todavía restan muchos focos prendidos del incendio que en los últimos días asoló a toda la región, principalmente desde La Pampa; y celebró que la Provincia permitiera que los bomberos de Villarino pudieran cruzar a territorio pampeano sin esperar una autorización para cambiar de jurisdicción.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias