Bahía Blanca | Miércoles, 01 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 01 de febrero

Bahía Blanca | Miércoles, 01 de febrero

¡Del Potro se aseguró una medalla! Superó a Nadal y en la final enfrentará a Murray

Fue por 7-5, 4-6 y 7-6. Por el oro: mañana desde las 15:30.
Fotos: AFP

   El argentino Juan Martín Del Potro superó al español Rafael Nadal por 7-5, 4-6 y 7-6 y pasó a la final de los Juegos Olímpicos de Rio 2016, donde enfrentará al británico Andy Murray en busca de la medalla de oro mañana, desde las 15:30.

   Murray, que le ganó al japonés Kei Nishikori, es el número dos del mundo y fue el último campeón olímpico.

   El tandilense, quien logró la medalla de bronce en Londres 2012, venía de ganarle ayer por 7-5 y 7-6 al español Roberto Bautista.

   Hasta hace algunos meses el tandilense temía no poder volver a jugar. Operación tras operación en la muñeca izquierda pensó en tirar la toalla, pero el sacrificio y la tenacidad para intentarlo tuvo hoy un premio que jamás imaginó.

   Cuando se enteró que Novak Djokovic sería su rival en el debut pensó en "al menos estar a la altura", y consiguió un triunfo inolvidable, jugando quizá el mejor tenis de su carrera.

   Después pasó el portugués Joao Sousa, el japonés Taro Daniel y más tarde el español Roberto Bautista Agut, hasta cruzarse con Nadal, uno de los mejores competidores de la historia, y lo ganó, otra vez, con el saque y su derecha como armas fundamentales.

   El que jugaron Del Potro y Nadal fue un partido cargado de tensión desde el comienzo. El argentino quebró rápidamente el saque pero el ibérico se recuperó en el sexto game, inclinó la balanza a su favor en el duodécimo y así cerró el primer parcial.

   Sin margen de error, el argentino salió en busca de imponer condiciones y lo logró. Sólido con el saque, desbordó a Nadal con su derecha y jugó con mucha regularidad con el revés a dos manos, como no había ocurrido a lo largo del torneo.

   Un quiebre en el tercer game le permitió al tandilense tener la ventaja que necesitaba para igualar el encuentro, que consiguió con su servicio y por 6-4.

   El tercer y último set fue un reflejo del resto del juego. Fueron saque a saque hasta el noveno game y allí Del Potro logró un quiebre que parecía definitivo, pero Nadal, con un espíritu competitivo inigualable, se recuperó y emparejó el partido hasta forzar un tie break.

   Durante todo el torneo Del Potro se sintió cómodo en los tie break y hoy no fue la excepción. Sacó una rápida ventaja y la mantuvo, son sin sufrimiento, para sellar un angustiante 7-5 y dejarse caer sobre el cemento carioca.

   Otra vez las lágrimas y una vez más, como hace cuatro años, la gloria de saber que mañana de su cuello colgará otra medalla. Será de oro si escribe otro capítulo en su libro de las hazañas deportivas, o de plata. (La Nueva., DyN y Télam)

Mirá también

   -Del Potro va por el oro: "Ni en mis sueños imaginaba esto".