Cómo fue el caso

"Rocié todo y prendí fuego", relató Cuchán durante el juicio en el que resultó condenado

19/4/2016 | 15:06 | Tenía 25 años y dijo que no supo qué hacer con el cuerpo de Luciana Moretti.

Fotos: archivo La Nueva.

   Pablo Cuchán tenía 25 años cuando, según dijo, no supo qué hacer con el cuerpo de Luciana Moretti y decidió quemarla en una parrilla de su casa de Ingeniero White.

   Hoy, tras 11 años preso sin condena firme, recuperó la libertad

   El crimen de Luciana ocurrió el 16 de octubre de 2004. Ella tenía 15 años. La Justicia condenó a Cuchán en 2007.

   Según figura en la causa, todo ocurrió en Juan José Valle al 3.600, del barrio 26 de Septiembre, donde se hallaron algunos restos de la víctima.

   Otros fueron encontrados en un descampado frente al frigorífico San Martín, en cercanías de la estación Spurr y en un terreno de Avenente al 4.000. El cráneo apareció el 24 de octubre de 2004.

   La Justicia resolvió el caso por el registro de llamadas telefónicas.

"Rocié todo y prendí fuego"

   En el juicio Cuchán declaró que Luciana murió por una sobredosis de cocaína y que él se asustó.

   Sin explicar el motivo, luego de creerla muerta la llevó hasta el fogón y la prendió fuego, con "20 litros de solvente y 10 bolsas de leña", según sus propias palabras.

   Además, negó haber desmembrado el cuerpo así como también el uso de cuchillas. Y afirmó que nadie más supo qué pasó.

   "No veía salida alguna; en el apuro, en el arrebato, la veo recostada sobre la cama y con la lengua dada vuelta. En eso empezó a sonar el teléfono, timbre, no sé qué sonaba y...y bueno; la cargué en brazos y la llevé al quincho de mi casa", consta en su declaración.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "En la cabeza estaba mi vida entera, 2 millones de preguntas y 2 millones de respuestas que en ese momento no tenía para dar. La dejo, la apoyo en una silla en un primer momento; me estaban llamando porque llegaba tarde a trabajar; lo primero que decido es abrir las puertas [de chapa] del fogón y Luciana quedó ahí. El fogón, que tiene trabas a los costados, queda completamente cerrado", añadió.

   "En el transcurso de lo que quedó de la mañana, busqué salida sin encontrarla porque tampoco me encontraba en un estado como para tener una salida y una explicación. Volví a mi casa, tenía miedo de que mi tía se encontrara con esa circunstancia, que se encontrara ahí y... y bueno, le pedí que me llamara cuando se vaya."

   Cuchán describió: "Lo primero que hice al momento de quedar solo fue ir al fogón, cuando saqué las tapas Luciana no era Luciana y el cuerpo estaba sumamente pesado. En ese momento agarré las bolsas de leña que estaban ahí, el solvente que estaba en un quinchito, rocié todo, prendí fuego y cerré la tapa".

   También sostuvo que alrededor de las 18 abrió el fogón y empezó a sacar lo que había: "Junté todo, lo puse en bolsas y después lo tiré. Limpié el fogón... ordené todo...".

   Al terminar su declaración, Cuchán pidió perdón a sus padres y hermana, a la familia de Luciana y a todos los que confiaban en él.

"Asumo lo que hice" 

   En una entrevista de 2009 Cuchán dijo que asumía lo que hizo, pero que el padre de la chica, Julio Moretti, también era responsable.

   "Hoy mi detención tiene precio", resaltó en ese momento. (La Nueva., LU2 y canal 9)

Más sobre el tema

·Excarcelaron a Pablo Cuchán: "Mi deuda, entre comillas, ya la pagué".

·"Sale un Pablo distinto, maduré y crecí" y otras frases de Cuchán después de dejar la cárcel.

·Harán una marcha en Monte Hermoso para repudiar la presencia de Pablo Cuchán.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias