Bahía Blanca | Viernes, 24 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 24 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 24 de marzo

La Armada comenzó la operación para reflotar el “Santísima Trinidad”

Las tareas para recuperar al veterano destructor darían comienzo a fines de abril próximo y, si bien se desconoce el costo total de la movida (y el tiempo que demandará), la cifra alcanzaría los 10 millones de dólares.

La Armada Argentina dio comienzo a la operación destinada a reflotar-en rigor, enderezar, ya que se encuentra recostado sobre su banda de babor- al destructor "ARA Santísima Trinidad", que comenzara a escorarse el 21 de enero del años pasado y poco tiempo después terminara tumbándose del todo sobre su costado izquierdo.

Según publicó ayer el portal infobae.com,en secreto y con llamativa discreción, a casi 14 meses de su hundimiento, la Armada comenzó las tareas previas para reflotar al buque de guerra.

El "Santísima Trinidad" se encuentra actualmente encallado y con sólo una parte de su casco visible en la Base Naval de Puerto Belgrano.

Esta será la segunda vez que el navío es reflotado, ya que la primera ocurrió tras un sabotaje perpetrado por la banda terrorista Montoneros, en 1975, que hizo que el destructor terminara semisumergido, en el mismo sitio donde se encuentra actualmente.

Para repuestos

Después de la guerra de Malvinas, el Reino Unido (fabricante de la nave) se negó a vender repuestos para esta clase de barcos a nuestro país y desde 1989 el "Santísima Trinidad" sirvió como fuente de repuestos para su gemelo, el destructor "Hércules".

En 2004, bajo la presidencia de Néstor Kirchner, se ordenó darlo de baja y se planeaba convertirlo en un buque de instrucción o en un museo naval flotante

Pero los planes de fueron a pique con el destructor.

El hecho generó una gran polémica, que derivó en pedidos de informes en el Congreso y terminó de destrozar el escandaloso desempeño que Arturo Puricelli tuvo como ministro de Defensa.

Puricelli, en su momento, había dicho que no descartaba la "hipótesis de sabotaje" en el buque. Y, como consecuencia del hundimiento, pagaron con sus puestos el entonces jefe de Mantenimiento y Arsenales, el contraalmirante Alberto García Grigioni y el también entonces jefe a cargo del buque, el capitán de navío Lorenzo Veccia.

El ya veterano destructor volverá a flote, aunque no se espera que vuelva a tener utilidad militar dado el deterioro de su estructura y la ausencia de repuestos para que recupere sus equipos de combate.

El costo

Según infobae. com, la Armada inició al menos seis procesos licitatorios para reflotar el navío.

Las tareas comenzarán a fines de abril de este año.

La cantidad de hombres que estarán afectados al reflotamiento, como así también el costo total de la operación aún se desconocen, aunque consultas realizadas estiman que por las mismas el Estado deberá desembolsar cerca de 10 millones de dólares para lograr el objetivo tal como revelaron fuentes de la Marina a los medios el año pasado.