ASOMBRO EN DESPEÑADEROS, CORDOBA

En la foto de un bautismo, el agua bendita tomó la forma de un rosario

24/10/2009 | 09:00 | CORDOBA (NA) -- Una foto de un bautismo en la que el agua bendita, al caer, tomó la forma de un rosario causó conmoción en la localidad cordobesa de Despeñaderos, donde los vecinos reclaman copias de la imagen como si se tratara de una estampita. La historia comenzó el 10 de octubre último cuando en la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de la localidad cordobesa de Despeñaderos se celebró el bautismo de Valentino Mora, un bebé de meses, hijo de Erica Mora, de 21 años y mamá soltera del pequeño.

En la foto de un bautismo, el agua bendita tomó la forma de un rosario. La ciudad. La Nueva. Bahía Blanca




 CORDOBA (NA) -- Una foto de un bautismo en la que el agua bendita, al caer, tomó la forma de un rosario causó conmoción en la localidad cordobesa de Despeñaderos, donde los vecinos reclaman copias de la imagen como si se tratara de una estampita.


 La historia comenzó el 10 de octubre último cuando en la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de la localidad cordobesa de Despeñaderos se celebró el bautismo de Valentino Mora, un bebé de meses, hijo de Erica Mora, de 21 años y mamá soltera del pequeño.


 La emisora Cadena 3 informó que en el momento en que Valentino pasó a la Pila Bautismal para recibir el sacramento del bautismo, Erica le pidió a la fotógrafa María Silvana Salles, que se encontraba en el lugar contratada por otros padres, que tomara una foto de su hijo como un favor, ya que la joven mamá no tenía forma de pagarle.


Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 La fotógrafa, de 30 años, no trabaja con una cámara digital, por lo que luego de la ceremonia envió el rollo a revelar a una casa de fotos en Córdoba.


 La sorpresa llegó al recibir las copias, porque allí se apreció que el agua derramada por el padre Osvaldo Macaya sobre la cabecita de Valentino formaba un perfecto rosario.


 Tras percatarse de la novedad, la fotógrafa llevó la foto al padre Macaya, porque no daba crédito a lo que veían sus ojos.


 "La fotógrafa vino muy contenta y luego la noticia se desparramó por todo el pueblo. A mí mucho no me impactan esos signos, yo me quedo con los sacramentos", dijo el religioso a Cadena 3.


 "Justamente el Evangelio de esta semana dice: 'Esta generación perversa y malvada pide un signo y no le será dado otro porque tiene el signo de Jonás y aquí hay alguien más que Jonás, haciendo referencia a la muerte de Jesús en la Cruz para la salvación de todos'", explicó el padre Macaya.


 Una vez que corrió la noticia por Despeñaderos, numerosos vecinos se acercaron al estudio de la fotógrafa para comprar la foto como si se tratara de una estampita.









Mustang Cloud - CMS para portales de noticias