LA SEÑAL DEL 10 GENERA POLEMICA EN LA PROVINCIA

El canal provincial no se ve en la propia capital de Río Negro

16/11/2004 | 09:00 | La irregular situación que presenta, desde hace varios años, la señal estatal de televisión rionegrina, LU92 TV Canal 10 Airevalle, determinó la renuncia del interventor Alejandro Kunz. Mientras tanto, avanza una causa judicial, iniciada por un recurso de amparo presentado por la diputada del ARI, Magdalena Odarda, para que, entre otros puntos, se reestablezca la señal en el ámbito de toda la provincia.


 VIEDMA (A) -- La irregular situación que presenta, desde hace varios años, la señal estatal de televisión rionegrina, LU92 TV Canal 10 Airevalle, determinó la renuncia del interventor Alejandro Kunz.


 Mientras tanto, avanza una causa judicial, iniciada por un recurso de amparo presentado por la diputada del ARI, Magdalena Odarda, para que, entre otros puntos, se reestablezca la señal en el ámbito de toda la provincia.


 Admitió que empezó a trabajar con esta preocupación cuando asumió en la Legislatura.


 El primer paso fue un pedido de informes para saber cuál era la situación de la emisora estatal y el grado de cumplimiento de las dos partes que conforman la UTE (Artear y Canal 10).


 "La solicitud se concretó en mayo y sólo fueron contestados dos de ellos recién la semana pasada por el subsecretario de Comunicación, Claudio Aníbal Mozzoni, acompañando el contrato original y el último acta acuerdo que firmaron con Artear, donde establecen como van a pagar la deuda, información que recién ahora están dando a conocer públicamente", explicó Odarda.


 El pasado viernes se llevó adelante en Viedma la audiencia de conciliación entre Odarda y el subsecretario de Comunicación de la provincia, Claudio Mozzoni, donde ambas partes marcaron posturas diferentes y no llegaron a una conciliación.


 La acción de amparo está acompañada por 2.200 firmas.


 Se pide el reestablecimiento de la señal canal, que si bien es estatal sólo llega al Alto Valle rionegrino.


 Se puntualiza, además, que la programación se emite y produce en Neuquén capital.


 Odarda comentó a "La Nueva Provincia" que existe una planta transmisora que no cumple su función.


 "Los trabajadores están muy disconformes porque sienten que hay maltrato laboral. Fueron formados para trabajar en canal 10 y los tienen 8 horas sin ninguna función importante. Algunos sólo mencionan las farmacias de turno, mientras el noticiero y algunos otros programas se hacen en Neuquén, con gente de Neuquén", comentó la legisladora.


 Advirtió que, por lo tanto, la mayor parte de la programación tiene que ver con la realidad de Neuquén y no con la de Río Negro.


 "El gobernador (Jorge) Sobisch tiene muchos más minutos de aire que (Miguel) Saiz y eso que estamos hablando del canal 10 de Río Negro", remarcó.


 Denunció, asimismo, que no se cumplen los objetivos sociales que dieron origen al canal, que debía ser integrador de toda la provincia.


 En cuanto a la audiencia de conciliación convocada por el camarista penal Jorge Bustamante, dijo que el estado provincial explicó que se hace cargo de las deudas de la UTE (que también integra Artear) con Telefónica.


 "Oficialmente en la audiencia se presentó el secretario de medios como el nuevo interventor del canal", comentó Odarda.


 "Yo voy a pedir que siga el expediente porque el 30 de noviembre se les vence el plazo para contestar el descargo", concluyó.


 
"El nuevo convenio de Mozzoni le facilita las cosas a Artear"



 El renunciante interventor de canal 10, Alejandro Kunz, aseguró a "La Nueva Provincia" que presentó su dimisión por una falta de respuestas a su trabajo y adelantó que el nuevo convenio que presentó Mozzoni le facilita las cosas a Artear.


 "El miércoles elevé mi renuncia. Desde que me hice cargo de la intervención hemos trabajado, primero en lo que respecta al convenio vigente desde el año 1999 en función de los incumplimientos de la provincia en el pago de una deuda y, después, en los incumplimientos de Artear para con los convenios en función de reequipamiento del canal y otras prestaciones que no había hecho", señaló Kunz.


 Puntualizó que esto se elevó a los organismos correspondientes, aunque nunca se tuvo una respuesta para formalizar un nuevo acuerdo.


 "El nuevo convenio que se propone lo lleva adelante Mozzoni. Yo no estoy de acuerdo porque, por un lado, a Artear no se le pide que cumpla con lo pactado anteriormente y, además, se le están facilitando cosas no sólo para ello, sino para que no tenga mayores obligaciones para con el equipamiento y el personal", agregó.


 Destacó que renunciaba por defender sus principios.


 "Nosotros estábamos proponiendo alternativas y tratábamos de participar en la reformulación del convenio, pero no se nos invitó. Ante esta definición política, --y por si estamos molestando-- lo correcto es dar un paso al costado para facilitar las cosas", dijo.





Mustang Cloud - CMS para portales de noticias