La chica prendida fuego por su pareja contó que sobrevivió gracias a una vecina que la ayudó

4/5/2020 | 18:33 |

La joven fue rociada con alcohol y prendida fuego, adelante de sus 2 hijas, por Maximiliano Cayuñir, quien ya está detenido.

Foto: Archivo La Nueva.

   La chica prendida fuego por su pareja en Morel al 400 contó esta tarde cómo fue el ataque y pidió que "se haga justicia".

   Se trata de Cintia, de 28 años, quien fue rociada con alcohol y prendida fuego -adelante de sus 2 hijas- por su pareja, Maximiliano Cayuñir.

   El hecho de violencia de género ocurrió en la tarde del sábado pasado y Cayuñir fue detenido horas después en la casa de su madre.

   En diálogo con LU2, la joven contó que si no hubiera sido por una vecina que se involucró con la situación y entró a la casa para ayudarla, ella "no estaría contando esto".

   De acuerdo a su testimonio, hacía un tiempo que venía sufriendo amenazas por parte de Cayuñir, con respecto a que iba a suicidarse, que la iba a matar o que se iba a llevar a la bebé de ambos de 5 meses. Además, "no la dejaba" tener amigas ni usar el celular.

   Del momento del ataque, Cintia recuerda el principio: "La termino de amamantar [a la beba de ambos], la pongo al lado de la cama y mi otra hija [de 3 años] estaba al lado mío. Fue a agarrar a la bebé y le dije que no se la iba a llevar, me amenazó con prenderme fuego y yo creí que no lo iba a hacer. Pero me roció con el alcohol de la bebé con el que le hacía las curaciones en el ombligo, buscó un encendedor y me prendió fuego".

   Luego entró la vecina a ayudarla, quien contó que se cruzó con Cayuñir y le dijo riendo: "Yo le dije que la iba a prender fuego y la prendí".

   Cintia agregó que los vecinos echaron al hombre de la casa y que se llevó su celular.

   Horas más tarde, una amiga la llamó y al atenderla Cayuñir, le dijo que se había "mandado una cagada". Por lo que esa amiga mantuvo la conversación hasta que pudo sacarle que había huido a lo de su madre, donde la Policía finalmente lo arrestó.

  "Espero que se haga justicia, que no lo dejen suelto así no le hace mal a nadie más", pidió Cintia, que tiene quemada la mitad de rostro, el pelo, el cuello, el tórax, el pecho y una mano.

   Si bien debido a la pandemia de coronavirus ya volvió a su casa, continúa haciéndose curaciones en el Hospital Penna y dijo que "mucha gente" la está acompañando. (La Nueva. y LU2)

Si sufrís violencia de género o conocés a alguna víctima, llamá al 144: es gratis y atiende las 24 horas, también durante la cuarentena

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias