Controles también en alza

Tránsito feroz: los casos de alcoholemia se disparan en Bahía Blanca

18/9/2021 | 06:30 |

Agosto fue el mes de mayor incidencia del año: 126 infracciones. El fenómeno va de la mano de un cambio de hábitos. “Las reuniones fuera de los boliches han incrementado el consumo”, dijo Marcelo Borda, director General Operativo de Fiscalización.

Operativo de tránsito sobre la Avda. Dasso, en Ingeniero White, en la mañana de este martes. / Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Audionota: Danilo Belloni

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   “En las dos últimas semanas se detectaron 50 casos de alcoholemia. Esas personas que sacamos de la circulación de tránsito eran eventuales generadoras de un siniestro vial. Buscamos que eso no ocurra. Es nuestra motivación, ya sea por el bien del conductor, como de terceros”.

   El Lic. Marcelo Borda, director general Operativo de Fiscalización del municipio de Bahía Blanca, repasa las estadísticas de infracciones —que elabora su dependencia— y no deja de preocuparse del ítem clave para la seguridad vial.

   Con 126 casos detectados, este agosto fue el mes de mayor incidencia en infracciones a personas con índices de alcoholemia positivo. En el año, la cifra trepa a 639 hechos, lo cual es considerado por demás preocupante.

Lic. Marcelo Borda, director general de Operativo de Fiscalización del municipio de Bahía Blanca.

   “Las infracciones de alcoholemia ya están al mismo nivel de 2019, cuando la circulación era normal”, añade.

   “Ha aumentado significativamente el número de controles efectivos detectados y, posiblemente, la cantidad de personas alcoholizadas en este momento de pandemia”, dice el Lic. Borda, en diálogo con La Nueva.

   “Uno de los motivos es el cambio de hábitos como consecuencia de la crisis sanitaria”, explica.

   “Antes (las personas) se reunían en un boliche o en un bar y consumían sólo lo que podían comprar, pero ahora van antes a un supermercado, compran a valores más económicos, hacen una juntada y consumen más alcohol que antes”, expresa.

Principales infracciones en Bahía Blanca, enero-agosto de 2021.

   “Hoy, para la compra de bebidas alcohólicas 1.000 pesos no rinden lo mismo en un boliche que en un comercio. Esta proporción de alcohol, derivada al tránsito, es significativamente mayor ahora”, asegura.

   Actualmente, la tolerancia en el distrito de Bahía Blanca es de 0,5 g/l (gramos de alcohol por litro de sangre) para quienes transiten con vehículos y de 0,2 g/l para los motociclistas.

   Para conductores profesionales y de transporte público y de cargas la tolerancia es cero.

   “Incluso, la disposición del Gobierno provincial que indica que a las 3 se cierran todos los comercios (gastronómicos y bailables) provoca que mucha gente acuerde encontrarse en otro lugar y seguir con la diversión”, agrega.

   “Antes estaba todo más acotado, pero ahora (el área a controlar) se ha extendido en forma territorial”, sostiene.

   “Es más difícil de detectar, pero tenemos estrategias para determinar por dónde pueden pasar quienes pretenden eludir los controles”, anuncia.

   El Lic. Borda comenta que la creencia generalizada indica que se puede tomar algo de alcohol y no va a pasar nada.

“No hay una forma de controlar cuánto se toma. Una copa hace que las condiciones psicofísicas puedan verse disminuidas y por eso lo correcto es no consumir alcohol si se va a conducir, por más lógico que suene decirlo”, afirma.

   De acuerdo con las estadísticas, la mayor cantidad de casos de alcoholemia se registran durante los horarios nocturnos y los fines de semana.

   “De todos modos, empezamos a notar que todas las noches circulan conductores alcoholizados y terminan en un accidente contra una pared o un poste. Esto ha sido comprobado a poco de hacer los controles”, cuenta.

   La preocupación se extiende a los test por la presencia de estupefacientes que, en lo que transcurre del año, llegan a 40 positivos por cannabis, metanfetamina, cocaína y demás, cuya tolerancia es cero.

Virtualidad y circulación

   En la ciudad de Bahía Blanca circulan alrededor de 120.000 vehículos y unas 70.000 motocicletas.

   La incorporación de la virtualidad y el teletrabajo presumen una menor circulación. Pero queda sólo en eso.

   “La movilidad del parque automotor en plena pandemia bajó a un 10 %. Ahora, de cada 10 vehículos, se movilizan 9. No todos están trabajando a pleno y existe una manifiesta virtualidad, pero estamos casi al 100 % respecto de la etapa anterior a la pandemia”, explica el Lic. Borda.

   “La incorporación de vehículos en Bahía Blanca no se detiene. Existe casi un auto cada dos personas y en eso, entiendo, tiene que ver también que se trata de una ciudad extendida”, dice.

Comparativo de secuestros de autos por infracciones, enero-agosto 2021 en Bahía Blanca.

   “Un parámetro es que, sólo en este agosto, se secuestraron 453 vehículos, la cifra más alta del año. Por alcoholemia fueron 130 y el resto por falta de documentación, tarjeta verde, licencia de conducir o seguro”, describe.

   En el corriente 2021, los controles de tránsito en la ciudad se han cuadruplicado respecto de años anteriores.

   “El cambio sustancial es la incorporación de alómetros”, dice.

   “El alómetro nos permite detectar la presencia de alcohol a través del aliento. Es una medición cualitativa que precisa si la persona consumió o no. Si así sucede, se pasa a la prueba del alcoholímetro, donde se determina el nivel de positividad”, explica.

El alómetro de determinación cualitativa (izq.) agiliza los operativos. Con el alcoholímetro (der.) se precisa determinación cualitativa y cuantitativa.

   “Antes hacíamos 100 controles y era un costo importante por esas 100 pipetas. Básicamente, lo que hace el alómetro es agilizar la operatividad”, expresa.

   “Así llegamos a unos 2.300 controles semanales, abarcamos un universo mayor de conductores y hasta los podemos realizar de mañana, tarde o noche”, sostiene.

   El Lic. Borda dijo que, en Bahía Blanca, desde hace varios años se trabaja con el tema de seguridad vial y que, en este último tiempo, la tecnología y el impulso del municipio para realizar más controles, incrementó la cantidad de detectados.

Total de actas por mes en Bahía Blanca (en 2021), incluyendo secuestros.

   “Pero es un trabajo de concientización a largo plazo”, asegura.

   “En este sentido trabajamos mucho con Estrellas Amarillas y sumamos a personas que, como consecuencia de un accidente, quedan con secuelas de comorbilidad”, relata.

   En este sentido, el Lic. Borda indica que en la ciudad se utiliza muy poco el cinturón de seguridad.

   “El 50 % es muy bajo. Trabajamos con la educación y, en los operativos, les pedimos a los inspectores que acentúen este tema”, agrega.

   “Otra de las problemáticas es el exceso de velocidad. Un impacto a una velocidad menor a 30 kilómetros por hora puede salvar la vida, pero si se produce a 50 k/h reduce la probabilidad a un 80 %”, calcula.

   “También es grave pasar un semáforo en rojo. Incluso, quienes para circulan en bicicleta. Es difícil ver alguien que respete la señalización y que circule con casco de ciclista”, sostiene.

   “Lo mismo sucede con los otros medios de movilidad que se han sumado ahora, como monopatines y bicicletas eléctricas. Toman una velocidad importante y se circula sin casco, sin luces y sin espejos retrovisores”, explica.

“En la ciudad debería existir tolerancia cero”

   “¿Si estoy de acuerdo con ir hacia la tolerancia cero en alcoholemia? Todo lo que sea prevención suma. Con estupefacientes, la tolerancia es cero; y con el alcohol en nuestra ciudad debiera suceder lo mismo”, asegura el Lic. Borda.

   “De los 30 casos positivos que tenemos por semana, cinco de ellos no superaron el límite (NdR: menos de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre). Esas personas no deberían seguir conduciendo, claramente”, explica.

   “El alcoholismo es una falta gravísima”, insiste.

   “Por eso las penas deberían ser de una elevada sanción económica y, en caso de provocar un daño relevante, que se llegue a una condena penal. Esa persona debe ser reeducada, porque si no lo seguirá haciendo”, asegura.

En Bahía Blanca, la franja de edad de las multas por alcoholemia varía desde los 24 a los 35 años.

   El total del personal de la dependencia de tránsito municipal es de 120 personas. En el caso de los inspectores, 40 están afectados al turno mañana; 30 de tarde y 8 de noche.

   “Se hacen servicios contraturno para reforzar los operativos de noche y no son menos de 10 inspectores por punto ya que, a veces, los hacemos en dos puntos de la ciudad”, sostiene.

   La Dirección General Operativo de Fiscalización depende de la subsecretaría de Fiscalización, a cargo de José Luis Montanaro.

   El Lic. Borda, quien está en el municipio desde hace 24 años, estuvo a cargo de la Dirección de Tránsito (CUIM, en 2011), con llegada a otras áreas como Mantenimiento Urbano.

   “Desde 2019 (cuando asumió) tratamos de darle una impronta de cambio de imagen a la dependencia”, afirma.

   Es licenciado en Organización Industrial y, siendo técnico superior en Industrias Alimenticias, ocupó el cargo de inspector en Bromatología durante nueve años. También se especializó en Sistemas en Gestión de Calidad y es docente de Formación Profesional.

   “Desde 2019 (cuando asumió) tratamos de darle una impronta de cambio de imagen a la dependencia”, afirma.

   “El inspector es muy castigado por la opinión pública, porque es verdugo, o villano, pero sabemos de la responsabilidad por lo que hacemos, que es la prevención y que es algo que no se ve”, admite.

   “A veces nos dicen que faltan controles, pero están. Lo que pasa es que no se llega a percibir el importante trabajo preventivo que se hace día a día”, insiste el Lic. Borda.

¿Cuánto cuesta la multa?

   Según la ley nacional de tránsito 24.449, y sus modificatorias, la alcoholemia positiva se castiga con valores de entre 300 y 1.000 UF’s (Unidades Fijas).

   Actualmente, cada UF es de 91 pesos, calculada en base al litro de nafta súper en el Automóvil Club Argentino (ACA).

   En el distrito de Bahía Blanca, negarse al procedimiento del test de alcoholemia se pena con 800 UF’s ($ 72.800).

   La multa por alcoholemia positiva es de 700 UF’s ($ 63.700).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias