Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Pacífico tuvo la fortaleza necesaria para llevarse el segundo juego

El verde le ganó de visitante a 9 de Julio, por 84 a 72 y ahora la serie por el ascenso está 1-1. El viernes irá el tercero.

Enredados: Prost, Pisani y Santiago Boyé. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

En un partido cargado de nerviosismo y en una cancha repleta, Pacífico le ganó como visitante a 9 de Julio, por 84 a 72 y la serie -al mejor de cinco- por el ascenso directo a Primera quedó 1-1.

La misma continuará el viernes, retornando al William Harding Green.

La visita tuvo el control del juego en el inicio, cerrando las penetraciones, intentando correr y jugando abajo o tomando tiros a distancia cuando el local se hundió: 11-5 en 3m15, con 7 puntos de Santiago Loos.

Loos va arriba con Bisterfeld y Boyé.

9 de Julio se apoyó en lo que pudiera generar José Gutiérrez a partir del 1x1 y tiro, o descarga.

El verde, con más variantes, corriendo como primera opción y en ataque estacionado buscando opciones sin apuro, fue encontrando diferentes vías de gol y abriendo grietas, con Pomar Garbarino y Loos, este como principal exponente ofensivo: 14 puntos, con 2-3 en triples y 4-5 en dobles.

Pomar Garbarino toma el tiro corto en la pintura.

El 29-15 al cierre del primer cuarto se extendió a 32-15 en 1m20 del segundo. Pacífico estaba firme y positivo, inclusive, ganando en segundas opciones.

Los locales empezaron a mejorar a partir del mayor protagonismo de Alan Prost, quedando con ventaja en algunos cambios defensivos.

Así se fue animando 9, ganando en confianza y rompiendo más al cesto, aunque no en la primera opción. Eso, sumado a un par de corridas que terminaron en contraataque de Gutiérrez (16 puntos en el PT), cambió el panorama del local, incluso, desperdiciando varias asistencias de Pikachu.

Pros intenta ganar la primera línea ante la marca de Salvatori (6) y Bussetti.

De todos modos, el local descontó a 9 unidades, con parcial de 13-5, ante un rival que sintió más el rigor defensivo y perdió la libertad adelante, apostando básicamente al tiro de Juan Cruz Redivo.

Mirá las estadísticas completas

Y en la medida que en el equipo de Emiliano Roldán apareció Lucas Lucchetti como alternativa, se liberó un poco más Gutiérrez jugando (10 puntos) y haciendo jugar, pudiendo cerrar mejor el primer tiempo, a 5 de distancia (42-37), con parcial de 22-10.

Loos persigue a José Gutiérrez.

En el inicio del complemento 9 recortó a 3 (24-10). Y definitivamente fue otro partido. Porque dentro del nerviosismo e imprecisiones generalizadas, el local mejoró su producción.

Elegante bandeja pasada de Emilio Boyé.

Bisterfeld dio una importante mano en la pintura, Prost y Lucchetti fueron una amenaza ofensiva y el pibe Emilio Boyé ganó en confianza, sin pasar tanto el juego por las manos de Gutiérrez, para ponerse a 1: 47-48.

Iñaki Errazu sale de espaldas ante la marca de Emilio Boyé.

Caras conocidas en el Néstor Damiani, que estuvo a tope.

A Pacífico le costó anotar, perdió fluidez y fueron más bien arrestos individuales, contra el local que tuvo a Pikachu distribuyendo el juego, para pasar al frente 55 a 54, restando 1m40 del tercer cuarto.

Al verde le ganó el descontrol, confundió velocidad con apresuramiento y terminó cerrando el cuarto 3 arriba (58-55), con un triple de Iñaki Errazu, que anotó 9 puntos en este período.

El último cuarto fue de mucho vértigo, no cambió el ritmo, y aumentó el nerviosismo. Era lógico. Había mucho en juego.

Pacífico corrió de la mano de Salvatori (no paró nunca) y sacó faltas, pero el verde desperdició sus visitas a la línea, aunque Loos y Olivera le dieron algo de oxígeno en un momento complicado, sumándose Genaro Pisani en la lucha con los grandes.

Lucchetti busca la descarga ante Garbarino.

Gran marco y color para el segundo punto de la final.

9 de Julio, por su parte, dependió mucho de sus perimetrales, con Lucchetti absorbiendo la mayoría de las decisiones y le costó generar espacios.

La ventaja de 11, a falta de 3m40, le dio aire y algo más de tranquilidad a la visita.

Y así lo fue llevando, con el tiempo a su favor, frente a un rival que se terminó de desmoronar restando 1m20, con el segundo triple consecutivo de Redivo, que le dio 17 de ventaja al verde, para empatar la serie y dejar todo como cuando empezó.

No había más nada más.

Ah, sí, quedaba algo: José Gutiérrez se fue a vestuarios restando 1m21 por doble falta técnica. En la cancha se terminó con el local vendiendo cara la derrota y la visita deseando que sonará la bocina final.

Hasta el viernes...


Match point

En el Pedro Sánchez, Altense venció como visitante a Velocidad y Resistencia y se adelantó 2 a 0 en la serie para definir al tercero de Segunda.

El equipo de Punta Alta se impuso por 71 a 62 y quedó a un partido de adjudicarse la llave que le permitirá jugar por el ascenso frente al perdedor de Villa Mitre (1)-Estrella (0).

Luego de comenzar en desventaja (perdió el primer cuarto 19-15), la visita se recuperó con un gran tercer parcial (26-10), lo que le permitió inclinar la balanza a su favor.

Paronetto inicia el contraataque.

En el equipo vencedor hubo tres jugadores en doble dígito: Franco Percello (17), Bruno Sacomani (13) y Daniel Ezcurra (12).

En el local, que no tuvo a Luciano Vecchi y Cristian Stegman, no alcanzó con el buen goleo de tres de sus titulares: Juan Scatolini (17 y 10 rebotes), Francisco Londero (15) y Tomás López Hoyos (13).

El tercero de los cinco posibles juegos irá el próximo viernes en cancha de Altense.

Scattolini se afirma en medio de la defensa verde.