Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

La desconocida historia del helicóptero que trasladó a Isabelita la noche del golpe de Estado

El Sikorsky S-58ET aún sigue volando, pero ya no pertenece a la Argentina. La aeronave desempeñó un rol importante en la Guerra de Malvinas.

Foto: Airlines.net

La imagen del helicóptero que trasladó a María Estela Martínez de Perón desde la Casa Rosada en la medianoche del 24 de marzo de 1976 está grabada en la mente de todos los argentinos, hayan vivido o no aquel episodio. Pero lo que pocos conocen es el derrotero de aquella aeronave, que actualmente sigue volando, aunque en un contexto totalmente diferente.

La histórica foto que retrata la partida del Sikorsky S-58 desde la terraza de Balcarce 50 es una de las más fuertes a nivel político en la Argentina, porque da cuenta del comienzo de la dictadura militar más sangrienta que tuvo el país.

Antes y después de aquel corto vuelo que llevó a "Isabelita" al Aeroparque Metropolitano (originalmente debía ir hacia la Quinta de Olivos, pero los pilotos lo desviaron por supuestos desperfectos técnicos y en la terminal aérea porteña fue detenida la derrocada mandataria) la aeronave tuvo un periplo desconocido.

Ese helicóptero, con 18 asientos, dos motores y de la serie 58-740, fue incorporado por las Fuerzas Armadas de la República Federal de Alemania el 10 de diciembre de 1957, con la matrícula PB-302.

Mirá también: Reuniones y tibios respaldos: las horas previas al derrocamiento de María Estela Martínez de Perón

Tras varias rematriculaciones y 15 años de servicios, el Sikorsky S-58 fue dado de baja en 1972 por las autoridades germanas, quienes lo vendieron a la empresa estadounidense Carsons Helicopters, radicada en Pennsylvania.

La firma norteamericana realizó una serie de modificaciones en la estructura del helicóptero y lo convirtió en S-58ET, para luego vendérselo a la Fuerza Aérea Argentina en 1975.

Una vez que se integró a la flota nacional, la aeronave adquirió la matrícula H-02 y fue asignado a la Casa Militar para el traslado de autoridades nacionales: integró la Agrupación Aérea Presidencial "San Lorenzo".

Su momento más destacado fue en la medianoche del miércoles 24 de marzo de 1976, cuando despegó desde la terraza de la Casa Rosada llevando en su interior a María Estela Martínez de Perón, arrinconada por una compleja crisis económica, política y social y presionada por la cúpula de las Fuerzas Armadas; su secretario privado, Julio González; y el jefe de la custodia, el suboficial mayor de la Policía Rafael Luisi.

La partida de la aeronave fue fotografiada por un grupo de reporteros gráficos desde la esquina de Balcarce y Rivadavia: en sus imágenes también quedó retratado un grupo de personas que se había acercado a respaldarla.

Foto: Archivo NA-Horacio Villalobos

Sus servicios aéreos fueron utilizados por la dictadura militar hasta fines de 1979 (tuvo tareas de relevamiento en la zona cordillerana durante la crisis con Chile por el Canal de Beagle), cuando fue dado de baja: la compañía Helicópteros Marinos lo adquirió y lo destinó a operar en la Patagonia, con base en la ciudad santacruceña de Río Gallegos y la matrícula civil LV-OCM.

Sin embargo, apenas dos años y medio después, volvería a volar bajo órdenes de la Junta Militar: el Sikorsky S-58ET fue requisado para operar con la Fuerza Aérea durante el conflicto por las Islas Malvinas e integró el Escuadrón Fénix, una unidad conformada por naves de la aviación civil y de organismos estatales en el conflicto con el Reino Unido.

Las aeronaves que fueron incorporadas al Escuadrón Fénix cumplieron misiones de guiado de escuadrillas, retransmisión, diversión, desgaste, exploración y reconocimiento y fotografía aérea, entre otras: particularmente, este helicóptero tuvo la misión de rescatar a los pilotos que se habían eyectado de sus aviones durante los combates.

Finalizada la Guerra de Malvinas, el helicóptero fue devuelto a la empresa privada el 23 de junio de 1982.

Dos años después, la firma Helicópteros Marinos fue adquirida por la empresa francesa Heli Union y en 1985 el LV-OCM dejó de volar en territorio argentino al ser vendido a la empresa estadounidense Construction Helicopters.

Foto: Thomas Hart

El Sikorsky S-58ET siguió pasando de una firma a la otra en Estados Unidos: luego pasó a integrar la flota de CHI Aviation hasta junio de 1989; el 23 de enero de 1991 fue incorporado al Departamento de Justicia de Los Ángeles y rematriculado como N392JK.

Durante casi una década realizó gran cantidad de vuelos en esa ciudad californiana, principalmente en traslados de heridos en accidentes de tránsito o rescates en las zonas montañosas.

Foto: FlightAware

El 1º de agosto de 2000 el helicóptero fue dado de baja por las autoridades de Los Ángeles, quienes lo vendieron a la empresa McMahon Helicopters: a fines de abril de 2002 el Sikorsky S-58ET pasó a manos de Solley Construction y luego fue adquirido por 5 State Helicopter.

Los últimos datos disponibles señalan que la actual propietaria de la aeronave es la firma Midwest Truxton International y realiza vuelos en los estados de Indiana, Illinois, Ohio, Michigan y Wisconsin. (NA)