Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

A raíz de una polémica, Netflix tuvo que hacer cambios en la serie del asesino Jeffrey Dahmer

La ficción de Ryan Murphy recibió ciertas críticas que obligaron a la plataforma a tomar cartas en el asunto.

   "Monstruo: la historia de Jeffrey Dahmer" causa furor en Netflix y hace días que se mantiene entre las series más vistas. Sin embargo, a raíz de una polémica que se generó entre los espectadores, la plataforma tuvo que efectuar un importante cambio.

   ¿Qué pasó? La ficción creada por Ryan Murphy estaba clasificada como un drama de la comunidad LGBTIQ+, debido a la orientación sexual del protagonista, y no cayó nada bien.

   Con Evan Peters en la piel de Dahmer, la serie ambientada entre 1987 y 1991 muestra cómo el hombre que se convirtió en uno de los asesinos más conocidos de Estados Unidos llegó a matar a 17 personas.

   Estas características hicieron que muchas personas de la comunidad LGBTIQ+ se quejaran en las redes sociales, argumentando que este no es el tipo de contenido que quieren como representación en el gigante del streaming. Y ante la gran cantidad de mensajes que recibieron, la plataforma accedió a cambiar la etiqueta de la serie, que también fue ingresada como material "siniestro" e "inquietante".

   La ficción está compuesta por 10 episodios que narran la historia del "Carnicero de Milwaukee" desde su infancia y, en lugar de contar sus crímenes desde su punto de vista, lo hace desde los zapatos de las víctimas.

   "Teníamos una regla por parte de Ryan de que nunca se contaría desde el punto de vista de Dahmer. Como audiencia, no simpatizas realmente con él. Realmente no te estás metiendo en su situación. Se llama 'La historia de Jeffrey Dahmer', pero no se trata solo de él y su historia de fondo. Son las repercusiones", explicó Peters, el protagonista, y aseguró que en todo momento estuvo comprometido con las víctimas y sus familiares.

   Sin embargo, este aspecto también generó rispideces, ya que la hermana de uno de los hombres asesinados por Dahmer ve con malos ojos que se lucre con su historia. "Es triste que estén haciendo dinero de esta tragedia. Es pura avaricia. El episodio conmigo fue la única parte que vi. No he visto la serie completa. No necesito verla. La viví. Sé exactamente qué ocurrió", manifestó Rita Isbell en un artículo para el portal Insider. (NA)