Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Las últimas visitas de Carlitos Balá a Bahía Blanca

En 2007 el humorista realizó una presentación en el Parque de Mayo junto al payaso Piñón Fijo. En 2010 vino a la ciudad por última vez y fue distinguido por su extensa trayectoria de calidad.

Foto: archivo-La Nueva.

   El humorista Carlitos Balá, quien falleciera en las últimas horas a los 97 años, visitó en varias oportunidades nuestra ciudad.   

   En 2007 realizó una presentación en el Parque de Mayo junto al payaso Piñón Fijo. Y en 2010 regresó a Bahía Blanca por última vez y fue distinguido por su extensa trayectoria y calidad como actor y conductor.

   El reconocimiento fue entregado por el entonces intendente Cristian Breitenstein y se hizo "en nombre de la comunidad".

Murió Carlitos Balá: “Estamos devastados pero unidos y así se fue él”

   Unas horas antes de su presentación programada en el teatro, tanto Breitenstein como Balá visitaron el Salón de Usos Múltiples del Barrio Esteban Napal. El reconocido humorista deleitó con su gracia a chicos y grandes que se acercaron al lugar.

 Cristian Breitenstein y Carlitos Balá.

   El espectáculo, que tuvo lugar en el Teatro Don Bosco, comenzó a las 20.10. Se trató de un unipersonal que repasó canciones y frases clásicas que supo acuñar el también presentador argentino.

   Balá logró el reencuentro de varias generaciones. El caso más significativo fue un niño pequeño que llegó al lugar en los brazos de su padre, acompañado también por su mamá y abuelos.

   Asimismo, el actor y conductor recibió muchas sorpresas a lo largo de la noche. A lo lejos, en el público, se pudo ver una gran bandera de Chacarita, el club de sus amores.

   Para el cierre, Balá invitó a todos los presentes al escenario a sacarse fotos y firmó autógrafos, pero como las personas eran tantas, se debió desalojar el lugar por razones de seguridad. 

   A lo largo de su carrera, el animador alegró a millones de personas. Se convirtió en un referente de grandes y chicos que crecieron a su lado y hoy lo lloran.