Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

La Policía de San Luis reprimió a raperos que cantaban en una plaza: las disculpas del Gobierno

Ocurrió el domingo durante un concurso de freestyle en la capital provincial. Hubo 9 jóvenes demorados, acusados de resistencia a la autoridad y consumo de marihuana. El Ministro de Seguridad de San Luis pidió disculpas por la represión policial.

 

   Una competencia de rap que se llevaba a cabo en la Plaza Pringles de la ciudad de San Luis, terminó con un fuerte operativo policial y nueve detenidos. Un grupo de jóvenes que se había reunido para presenciar un evento de freestyle fue reprimido y desalojado de manera violenta por al menos 20 policías.

   Según explicó un comisario, los efectivos se acercaron porque observaron que algunos de los espectadores consumían marihuana. Sin embargo, el Ministro de Seguridad provincial Luciano Anastasi tuvo que salir a pedir disculpas por la represión luego de que las imágenes se viralizaran por referentes del rap como Wos y Trueno. 

   Según denunciaron los asistentes a los medios locales y en las redes sociales, la Policía montó un operativo desmedido y llegó "tirando tiros al aire" para desalojar el lugar y luego de golpearlos. 

   "Había chicos rapeando y se acercó un policía a decir que estaban fumando ‘faso’ y nada que ver. Ahí el policía empezó a violentarse porque uno de los chicos le pidió que se identificara y él no quiso”, contó una de las organizadoras del evento a a Cadena 3.

   Los nueve demorados fueron seis jóvenes y tres menores, quienes fueron trasladados a la Comisaría 1°, mientras que en las inmediaciones de la seccional se reunió otro grupo para reclamar por la represión y pedir por su libertad. 

   Finalmente fueron liberados el lunes a la madrugada y se les abrió una causa por resistencia a la autoridad y lesiones. En el caso de los menores, actuó personal de la Comisaría de Atención a la Niñez, Adolescencia y Familia (Canaf).

   El jefe de la Comisaría Primera dijo al diario La República que los efectivos de la Policía Ciudadana se acercaron a identificar a un grupo de chicos que estaría consumiendo marihuana y comenzaron las agresiones.

   En ese contexto, intervino después el personal de la División de Respuesta Inmediata Motorizada (DRIM) y continuaron los disturbios, debido a que supuestamente “los jóvenes se negaron a que les realizaran el palpado”, dijo Orozco.

   Tras la viralización del episodio y el escándalo por el operativo desmesurado, las autoridades provinciales tuvieron que explicar lo sucedido y ofrecer disculpas. 

   En conferencia de prensa, el ministro de Seguridad de San Luis, Luciano Anastasi, dijo que se pusieron en contacto con la fiscal asignada y aseguró que “no existe justificación alguna para que haya tenido ese desenlace”.

   “Quiero dejar un mensaje muy claro: el Gobierno de la provincia de San Luis no reprime a los puntanos y a las puntanas. El Gobierno de San Luis no reprime a los jóvenes. El Gobierno de San Luis no reprime a las mujeres. Esta situación que ha sucedido es absolutamente irregular y estamos volcando todos los recursos para llevar adelante la investigación”, dijo el funcionario.

   Anastasi aseguró que se va a analizar internamente lo que hizo cada uno de los efectivos que intervinieron, como así también en el ámbito de Justicia, donde -dijo- se aplicarán las sanciones que correspondan.

    “Personalmente, quiero pedir disculpas a los pibes que estaban desarrollando una fiesta de cultura y arte, y que por hechos que estamos investigando tuvo un desenlace que es absolutamente inaceptable para este gobierno, por ello mi solidaridad para ellos y su familia”, concluyó el ministro. (Infobae)