Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

COVID-19: comenzó la sexta ola en Israel, con más enfermos graves y muertos

Junto al repentino aumento de casos, el país experimenta una alarmante saturación de hospitales a causa del ingreso de pacientes infectados y en estado crítico.

La tensa situación epidemiológica que atraviesa el país de Medio Oriente. (AFP)

   En el marco de una nueva ola de coronavirus en Israel, los centros médicos de todo el país confirmaron la tendencia informando un aumento de los pacientes hospitalizados -sobre todo de personas gravemente enfermas- y el número de fallecidos, precisó la agencia de noticias AJN.

   Dentro del listado de instituciones hospitalarias más sobrecargadas se encuentran el departamento de medicina interna del Centro Médico Ziv en Safed -que cuenta con capacidad saturada del 123 %- seguido por el Centro Médico Hillel Yaffe en Hadera, con un 121 %.

Las estadísticas divulgadas por el Gobierno israelí no son prometedoras. (Reuters)

    Las estadísticas divulgadas por el Gobierno israelí tampoco son prometedoras. El último parte oficial compartido por el Ministerio de Salud -con fecha del pasado domingo- alertó que en esa sola jornada 11.438 dieron positivo mientras que en los últimos siete días se acumuló un total de 68.000 infectados.

   Asimismo, 53.828 ciudadanos se encontraban todavía transitando la enfermedad infecciosa -la mayoría de ellos se contagió del subtipo BA5 de la variante Ómicron-. Respecto de los pacientes internados, 285 se encuentran en estado grave contra 56 que padecen un estado crítico, señaló la agencia israelí.

   En consecuencia, la cartera de Salud volvió a recomendar el uso de barbijo en interiores, especialmente en lugares concurridos. Sin embargo, se trata solo de un consejo. No es obligatorio, excepto en instituciones médicas, a pesar del aumento de casos infecciosos y graves.

   A modo de análisis de la tensa situación epidemiológica que atraviesa el país de Medio Oriente, el Dr. Nadav Sorek, director del laboratorio de enfermedades infecciosas del Hospital Samson Assuta Ashdod, precisó que 25 % de las pruebas de antígenos para detectar COVID-19 ahora dan positivo.

El Dr. Nadav Sorek, director del laboratorio de enfermedades infecciosas del Hospital Samson Assuta Ashdod.

   El mes pasado, la positividad era solo del 10 %. “La importancia es doble y preocupante a la luz del aumento en el número de pruebas”, subrayó Sorek y agregó: “El criterio para considerar que estamos en otra ola de COVID-19 es un aumento extremo en el número de pruebas positivas”.

   “Nosotros ahora estamos en medio de una ola", afirmó entonces el integrante del Hospital Samson Assuta Ashdod. Sobre la tendencia vista en las últimas semanas, remarcó que Israel es "testigo de un aumento de pruebas positivas junto con la positividad de los casos". "La realidad es muy compleja", insistió.

   Para el experto en salud, el dato “más preocupante” es “la posibilidad de que dentro del sistema de salud haya un aumento de infecciones entre integrantes del personal médico junto con incremento similar en el número de pacientes que se encuentran en estado crítico”.

Israel transita un alza en la positividad de las pruebas para detectar COVID-19. (AFP)

   Aun así, y en comparación con anteriores olas de COVID-19 y la experiencia que adquirió Israel en materia de prevención, “la mayor parte de nuestra atención y preocupación se centra en los pacientes mayores de 60 años que se infectaron y padecieron enfermedades crónicas”, dijo Sorek para terminar.

   Hasta la fecha, un total de 10.940 personas murieron en Israel por causa de la pandemia en los últimos dos años, incluidas 26 durante la última semana. Más de 825.000 personas mayores de 60 años recibieron además la cuarta dosis contra el virus mientras que 4,5 millones de israelíes cuentan con tres dosis al menos. (La Nación)