Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

La Armonía tomó el 1 por el "Cuello" y ahora no lo quiere soltar para seguir soñando

El equipo de "Fito" tuvo un andar sólido en el certamen Apertura "Claudio Apud" del Promocional.  El velezano va por más en los playoffs.

 

Por Fabián O. Rodríguez / farodriguez@lanueva.com

(Nota publicada en la edición impresa)

 

   La Armonía se armó para ser protagonista. Con refuerzos de jerarquía y mucha experiencia en el ámbito liguista, el elenco conducido por Rodolfo “Fito” Cuello se quedó con el 1 de la fase regular y está a un par de escalones se quedarse con el certamen Apertura Claudio “Turco” Apud del Promocional.

   De menos a más, el equipo fue creciendo y ahora tratará de ratificar ese buen presente en los cruces eliminatorios.

   Su entrenador analizó el andar de sus dirigidos a horas del cruce ante San Francisco.

   --¿Por qué se quedaron con la ventaja deportiva?

   --Porque el equipo le puso el pecho a un arranque incierto, como fue el empate en Cabildo y la derrota de local ante Rosario (3 a 2) en una jornada especial porque coincidió con la inauguración del nombre de la cancha que ahora se denomina “Hermanos Francani”, ya que Tito y Cacho son de las personas más importantes de la historia de nuestro club. Fue un caída dolorosa porque el significado del partido, pero empezamos a poner lo mejor de cada uno para torcer la historia. Después metimos metimos dos victorias en fila (en Cerri y en el Gustavo Novoa) que nos perfilaron hacia el lote de arriba para pelear por la ventaja deportiva. Y luego fuimos jugando partido a partido, trabajando de la mejor manera hasta que llegó el partido definitorio ante Libertad, donde lo sacamos adelante. También creo que la mezcla de experiencia y juventud fue importante, como también el sentido de pertenencia de los chicos.

   --¿Cuáles fueron las claves futbolísticas para adjudicarse el 1?

   --El compromiso de cada uno de los integrantes de este grupo. Obviamente, tanto de los jugadores que llegaron al club como de los chicos que ya estaban; y y de todo el cuerpo técnico. También hay que valorar las ganas de todos los que trabajan en el club para que no nos falte nada y nos brindan todo lo que necesitamos para poder estar enfocados y sentirnos bien. Después, también hay que sumarle trabajo, solidaridad, empeño, empuje y en ser muy humanos en cuanto a estar pendiente de todo para ser mejores. 

   –¿En qué momento del torneo intuiste que el equipo estaba enfilado para marcar la diferencia?

   – No sé si hubo un momento exacto. Desde que empezamos en el verano con la pretemporada y con la llegada de jugadores importantes. Creo que primero nos fuimos consolidando como grupo, empezar a conocernos en el día a día, y le fuimos dando forma a una ilusión, que está intacta y que vamos por el buen camino. Si llegamos con chances de quedarnos con el 1 en el partido fue porque nos fuimos sintiendo cómodos en cada uno de los partidos que afrontamos. Nos fuimos dando cuenta que podíamos salir airosos de cada partido y eso nos llevó a este momento. Y contra Libertad creo que entendimos lo que nos jugábamos, pero entendiendo que también había que disfrutarlo porque el club está viviendo un momento lindo. De hecho, hubo mucha gente que hacía mucho que no venía y hasta con muchos chicos de escuelita. Creo que ese un poco el objetivo, que cada vez más chicos quieran venir al club, que se hagan hinchas y que se sientan orgullosos de vestir esta camiseta.

  --¿Qué te genera San Francisco de cara al cruce semifinal?

   --San Francisco es un equipo duro, bien trabajado y con una idea de juego. Esta temporada se reforzó muy bien. Llegaron delanteros importantes que marcan diferencia en el Promocional, como Alexis Vega, quien tiene una condiciones tremendas, mantuvieron la base del plantel anterior. Obviamente, respetamos mucho al rival y los dos partidos que jugamos en el año fueron parejos, más allá que ganamos en cancha del rival y empatamos de local. Pero fueron dos encuentros que se definieron en los últimos minutos. Vislumbro un partido parejo, donde cada uno tratará de utilizar lo mejor posible sus herramientas para pasar a la final. Y me parece que será un cotejo lindo para ver porque creo que los dos van a pensar en el arco de enfrente. Ellos con el buen pie, con el buen manejo, con el hecho de jugar directo; y nosotros con los jugadores de experiencia, que tratarán de bajar el ritmo que ellos intentarán imponer. Me parece que será un buen espectáculo para la gente y ojalá que le podamos sacar una sonrisa al público.

   --¿Cómo manejaste el tema de ser uno de los favoritos al título?

   --Es un mote que puso la prensa y la gente que mira fútbol en la Liga del Sur, pero lo manejamos con tranquilidad porque sabemos del material que tenemos. Dí a día fuimos creciendo en lo futbolístico, en lo físico, en lo humano y por eso estamos estamos en la pelea. Se conformó un plantel competitivo y somos potenciales candidatos, pero después hay que demostrarlo dentro de la cancha. También nos exige para todo el cuerpo técnico en el día a día a la hora de los trabajos. Creo que lo llevamos bien y si hacemos las cosas bien vamos a estar entre los que van a pelear el ascenso. 

   --¿Cómo manejaste el vestuario con tantos jugadores de experiencia?

   --A muchos chicos los conozco desde muy pibes, que hoy son hombres como Juan Vidili, Agustín Barragán, Ema Gonzalía, Lautaro Marino, Marcio Antón, etcétera. Y después ya estaban los más grandes como el "Chori" Vega, el "Pato" Linares, Maxi Vallejos y en esta temporada se anexaron Lucas Machain, Julio Acosta, "Equi" Viola, Juan González, jugadores que vienen a aportar su granito de arena y los más jóvenes se fueron acoplando entendiendo que están compartiendo un vestuario con futbolistas que jugaron en otros niveles. Y la convivencia fue muy llevadera, pero el vestuario es de ellos. Hay un gran compromiso de todos a la hora de entrenar seriamente y de pasarla bien desde lo humano. Somos todos un grupo y tratamos de ponernos en el lugar del otro para estar para cuando se nos necesite. Tratamos de estar al pie del cañón.

   "Después, los más jóvenes como Fede Belmonte, Franco Carta, Marcelo Soto, Diego Lefiñir, Usuldinger (Juan) sienten la camiseta como los grandes y no dejan de aprender, como lo más pibes en el caso de Axel (Guevara), Franco (Cuello), Dami Alvez y los Melli (Mendoza), entre otros. Todos se fueron acoplando y los más chicos tienen que seguir aprendiendo porque son el futuro de la institución; seguramente ellos llevarán la bandera del club en los próximos años y ojalá tengamos la posibilidad de ascender y sostenernos en Primera con un base propia. Lógicamente, no es fácil porque se hace todo de corazón, con pocos recursos. Ponemos tiempo y dinero y lo digo en general porque ellos se compran sus botines, su ropa, colaboran con las cenas, con la peña, etcétera. Hay un gran compromiso de todo el grupo".

   --En lo personal, ¿qué sensaciones tenés de dirigir en el patio de tu casa?

   --Es única. Es mi habitat, es el lugar dónde alguna vez me llevó mi papá y me dejó en las mano de "Tito" y "Cacho" Francani y "Cocó" Verdugo, a quienes les agradezco de por vida por transmitirme ese sentido de pertenencia, y desde entonces jamás me fui. Si bien trabajé en otros clubes, como en Vista Alegre, Huracán, Liniers, Libertad y Sporting, dónde tuve muy buenas experiencias y viví cosas muy lindas, mi corazón late mucho más cuando estoy en la cancha "Hermanos Francani". Mis hijos son parte del día a día del club, mi mujer Natalia también con todo un grupo de madres que trabajan mucho y toda la familia está involucrada con la institución. Obviamente, dejamos mucho tiempo en La Armonía, pero estamos orgullosos de poder formar parte de una gran familia como es este club. Trato de transmitirle todo esto a mis hijos Franco y Jonás porque es muy lindo la sensación de ser parte de este club y soy feliz dirigiendo la camiseta que amo. Y ojalá pueda estar mucho tiempo.

   --¿Cómo lo estás viviendo a todo este proceso?

   --Son sensaciones distintas a mi comienzo en el club, como cuando estuve en inferiores y los años en Primera desde 2009 a 2013. Si bien año a año vas sumando experiencia, dirigir en tu club no te permite evaluar ciertas cosas, pero los pasos por Huracán, por Liniers --con Fabián Tuya y sobre todo ser partícipe de ese histórico partido ante River-- y por Libertad (un club muy popular y futbolero en el año del centenario, donde estuvimos muy cerca de lograr el título) me hicieron crecer mucho. También valoro mucho el aprendizaje que me dejó el paso por Sporting, porque llegué casi sin pergaminos en cuánto a logros y se pudo conseguir el título. Con un perfil muy bajo, tuvimos la oportunidad con "Pelu" (por Horacio Pérez) y "Poche" (por Pochelú), aunque él venía de lograr cosas importantes en Tiro, de lograr el certamen Salvador Pedro Cicchini contra un Villa Mitre que tenía varios jugadores del Federal A.

   "Y el actual proceso se fue gestando de a poco. En el 2021 decidí volver a casa y vamos creciendo y madurando todos juntos. Lo estoy viviendo con mucha tranquilidad en un club que sigue creciendo y estamos felices por estar en el este 2022 en La Armonía. Llegamos al club para dejar un granito de arena y que no sea uno más", amplió.

   --Realmente, están dando pasos importantes desde lo estructural. Eso se nota.

   --El club está atravesando un lindo momento porque también está creciendo en infraestructura. También se sumaron una gran cantidad de chicos en escuelita, infantiles, menores y juveniles. Se mejoró mucho en cuanto a la calidad de entrenadores y formadores y, en Primera, llegaron jugadores importantes más allá de que los que se quedaron de la temporada pasada. También se sumó Mario Antón al cuerpo técnico que ya teníamos con “Pelu” (Horacio Pérez), “Poche” (Juan Ignacio Pochelú) y “Pepe” (José Fernández). Obviamente no es fácil porque acá todo es a pulmón, pero hay un gran sentido de pertenencia que hacer crecer al club. Después, en lo futbolístico, que estemos en la pelea por el ascenso es algo muy lindo y ojalá que lo mejor esté por venir

   --¿Qué significado tiene que el torneo lleve el nombre de Claudio Apud?

   --Para todo el club es muy especial, no sólo para mí. Ha sido un chico que se formó en la institución, que siempre la defendió como pocos, que logró trascender, pero que cuando pudo se puso la camiseta de La Armonía. Fue muy reconocido en el fútbol de nuestro país y dejó un legado para muchos jóvenes. Después, fue un amigo que me regaló la vida y por él, y otros como el "Pato" Linares, como los maestros que nombré anteriormente y otros amigos, es que quiero tanto al club. Y que lleve el nombre el "Turco" también nos genera una presión extra y por eso es el torneo que más deseo ganar en lo personal. Obviamente, sabemos que es muy difícil pero nosotros lo hacemos por amor y vamos por la gloria. Y ojalá que el 31 de diciembre, a cuatro años de su partida, le podamos regalar el título. Sabemos que cada vez que nos ponemos la camiseta, el "Turco" está presente.

El número

156
Con la del Depo. Son los encuentros que lleva dirigidos Rodolfo "Fito" Cuello en la entidad velezana. Ganó 59 partidos, empató  46 y perdió 51.

(*) Datos de Eduardo "Cocho" López.