Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Un buscador bajo escamas solares

   La empresa Google ha completado nuevos edificios en su campus de Silicon Valley, en California.

Mario Minervino / mminervino@lanueva

   Los estudios BIG + Heatherwick Studio son los autores del nuevo campus para Google, ubicado en Mountain View, California, el primer complejo de esa empresa capaz de funcionar con energía libre de carbono.

   Se trata de un complejo edilicio que genera espacios con innovaciones focalizadas en el ser humano y la sostenibilidad. Cuenta con tres edificios, un centro de eventos y 240 unidades de estancia temporal para sus empleados.  

   El lema de la obra se basa en tres conceptos: innovación, naturaleza y comunidad, generando un sitio de colaboración que impulsa la creación conjunta de los empleados.

   Los edificios se encuentran dispuestos en dos plantas mediante una serie de patios que las conectan.

Trabajar bajo escamas solares

   La cubierta se conforma mediante una especie de tejido orgánico formado por 50 mil paneles solares. La zona superior cuenta con una gran marquesina y espacios de trabajo de gran amplitud, ambos bajo el mismo techo.

   Los edificios están construidos como estructuras ligeras en forma de tejadillo, optimizadas para permitir un generoso ingreso de luz natural. 

   La segunda planta ofrece una zona designada como «vecindario», muy flexible para cambiar según las necesidades.

   "Nuestro diseño es el resultado de un proceso colaborativo. Trabajar con un cliente orientado a los datos ha dado lugar a una arquitectura basada en información sólida y análisis empíricos. Las marquesinas solares recogen los fotones mientras que las pilas de energía almacenan y extraen la calefacción y la refrigeración del suelo. Un campus en el que la tecnología y la arquitectura, la forma y la función se han fusionado", explican desde el estudio.

   La marquesina con vanos medios ortogonales permite que todos los espacios del segundo nivel estén abiertos y conectados bajo un mismo techo, dando prioridad a la luz natural y a las vistas. En el exterior, el tejado de «piel de dragón», equipado con 50.000 paneles solares plateados, generan casi siete megavatios de energía.