Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

A un año de la desaparición de García Gurrea: "Solo quiero que la Justicia actúe como debe", dijo su padre

Familiares y amigos marcharon en General Cerri pidiendo justicia y saber qué pasó. 

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Al cumplirse hoy un año de la desaparición de Gabriel García Gurrea, sus padres, familiares y amigos se reunieron en la plaza de General Cerri pidiendo justicia y conocer qué pasó. 

   "Tanto Cristina como yo estamos esperanzados en la investigación que está desarrollando el fiscal Jorge Viego. Hablamos en muchas oportunidades con él, nos aconsejó discreción para no dar pistas a quienes están involucrados en esto y creo que es muy buen profesional", sostuvo Juan, su padre.

   En primera instancia intervino en el caso el fiscal Rodolfo De Lucia, aunque a fines del año pasado, y tras un pedido de la familia, la causa fue girada a la UFIJ Nº 5, de Jorge Viego, de homicidios dolosos.

   El hombre agradeció el apoyo de la comunidad cerrense y reflejó en palabras cómo hace para seguir luchando a diario por la aparición de su hijo.

   "Las fuerzas las saco porque tengo esperanzas de que se haga justicia. No soy una persona vengativa, solo quiero que la Justicia actúe como debe", expresó.

   Cada jueves y viernes, frente a la fiscalía y el municipio, el hombre visibiliza el caso y reclama poder saber qué sucedió el 19 de mayo del año pasado, luego de que Gabriel dejara el departamento que ocupaba junto a su pareja, en la primera cuadra de la calle General Paz, en Bahía Blanca.

   Sobre la causa, señaló que "no sabía que iba a pasar la investigación a homicidio, pero ya no tenía sentido trabajar sobre la desaparición. Pruebas hay, aunque no hay una fuerte que pueda determinarlo. Tenemos desde un principio sospechas del entorno, por las circunstancias que rodearon al hecho y porque conocía su entorno y sabía que eran peligrosos. Son delincuentes comunes".

   Desde siempre, los allegados a Gabriel tienen sospechas de su círculo íntimo (su expareja Pamela Antúnez y su vecino y presunto amante, Marcelo Campetella), aunque hasta el momento no surgieron pruebas suficientes como para realizar una imputación formal.