Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Así quedó el Napostá tras la limpieza realizada por el Municipio

La comuna intervino parte del tramo del arroyo a la altura de Urquiza del 600 al 900.

Fotos: Pablo Presti - La Nueva

   El temporal de viento y lluvia que causó la caída de más de 1.500 árboles, decenas de evacuados, voladuras de techos y daños en gran parte de la ciudad también provocó algunos cambios en los espacios públicos.

    Los parques aún exhiben árboles caídos, a la espera de alguna intervención. Al mismo tiempo, una serie de trabajos realizados en el arroyo Napostá -en el tramo que va de Urquiza al 600 hasta el 900-- generó algunos cambios en la vista para los vecinos y renovó los cuestionamientos de ambientalistas.

   Horas después de la tormenta y ante la crecida del arroyo por los más de 200 milímetros de lluvia caída en las sierras, el Municipio decidió hacer un mantenimiento en los márgenes del cauce, una iniciativa que habían promovido en 2020 y que generó resistencia por parte de sectores medioambientales que aseguran que se genera un daño para las especies que habitan el lugar.

   Incluso parte de los restos que fueron retirados del arroyo quedaron en uno los senderos que lo bordean como contención por si el agua rebalsaba en el momento de mayor caudal. Al menos hasta ayer personal municipal seguía realizando una limpieza en el sector.

   Desde el Municipio, el director de Espacios Púbicos, Pablo Bianco, sostuvo que lo realizado "no fue un dragado sino una limpieza para que el sistema hidráulico funcione correctamente y no se genere un riesgo".

   "No podría asegurar si se iba a rebalsar o no el arroyo, pero lo cierto es que teníamos que hacer esa limpieza para evitar problemas", dijo. 

   En noviembre de 2020 el Municipio propuso realizar una limpieza y dragado en ese mismo sector y varias instituciones ambientalistas e incluso el Frente de Todos se opusieron en el Concejo Deliberante.

   En aquel entonces el Centro de Recursos Naturales Renovables de la Zona Semiárida (Cerzos) del Conicet, le envió una carta a las autoridades de la Municipalidad y se ofreció a colaborar con la experiencia de sus investigadores para encontrar una solución con la conservación del ecosistema urbano de la ciudad.

   En diálogo con La Nueva., Ana Elena Villalobos, doctora en Biología, sostuvo que se trata de "único humedal urbano de la ciudad y considerado un corredor biológico que favorece la preservación de muchas especies nativas".

   La integrante del área de investigación de Ecosistemas de Pastizal del Cerzos firmó el escrito que fue presentado en el Municipio, luego de que Pablo Petracci, director en la Estación de Rescate de Fauna Marina Guillermo "Indio" Fidalgo y Miembro del Consejo Argentino en Red hemisférica de reservas para aves playeras, les solicitara asesoramiento.

   "Hicimos una evaluación en función de lo que había sucedido anteriormente, con los anteriores dragados, y ya ha ocurrido que eliminan la cubierta vegetal, exponen el suelo desnudo y consecuentemente se pierde hábitat para las especies, además de la eliminación de la vegetación y lo que se posterga en tiempo y espacio el problema original, la excusa para hacer el dragado, que es la presencia de roedores y basura", señaló.