Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

La historia de la foto en la cancha de Racing de dos hermanas que revolucionó las redes

“Ese lugar de la cancha está angelado”, contó el padre.

   Una imagen enterneció a los futboleros y quedó en la historia de las redes sociales: una nena de 11 años (Bianca) ayudó a su hermana de 10 (Mía) para que pueda ver a sus ídolos. Compartida por la usuaria de Twitter @Delficatani, la mayor le estaba haciendo de “banquito” a la otra para que pudiera saludar a los futbolistas. Esto tuvo lugar en una de las populares del estadio, que se encuentra al costado de la cancha.

   Quien contó en detalle cómo fue la situación fue Daniel, el papá de las nenas, a TN: “Mía, la del medio, quería saludar a Enzo Copetti, ya que es una fanática de la redes sociales y lo tiene como ídolo. Por eso le pidió a la hermana que la suba para poder sacarle una foto. Es una práctica habitual en ellas y lo hacen siempre”.

   Además, explicó que ese lugar de la cancha es especial porque es uno de los lugares más familiares del Cilindro, donde juegan muchos niños mientras sus padres observan el partido.

   “Vamos a la cancha todos los partidos y siempre al mismo lugar. Para ellos es el living de su casa. Bianca, que es un amor de persona y tiene un espíritu muy maternal, va desde que nació al Cilindro y ya debe tener 60 y 70 partidos. Siempre ayuda a su hermana, y cuida también a su hermanito menor”, comentó Daniel.

   “Ese sector de la cancha es muy lindo, está angelado. Allí los chicos juegan y uno puede ver el partido con total tranquilidad. Debe haber pocas canchas en el mundo en donde los chicos disfruten de esa manera. Para ellos, es como estar jugando en una plaza”, añadió.

   Pero no fue la única historia de ese estilo que presenció ese sector de la cancha, ya que anteriormente se había viralizado otra imagen que conmovió al país: Santiago Fretes, un nene discapacitado, le había prestado una muleta a su amigo para que pudiera ver el partido. Esto tuvo lugar en 2016, en la despedida de Diego Milito.

   La imagen se volvió tan viral, al punto de llegar a la tapa de los diarios. (NA y la Nueva.).