Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Dolor y desconcierto en la Estación Noroeste: “La vamos a poner de pie”

Vecinos y vecinas del sector apuestan a restaurar lo que ayer devoró el incendio. Desde la Murga Vía Libre aseguraron que mucha gente está colaborando para que el sitio pueda ser recuperado. Las pérdidas materiales fueron totales. 

Mónica Mansilla, referente de la Sociedad de Fomento Noroeste.

   Anahí González Pau
   agonzalez@lanueva.com

   Rodrigo Argüello, conocido como "Rolo", del Centro Murga Vía Libre, todavía no puede creer lo que pasó ayer. En un momento eran las llamas, y al otro; la demolición absoluta de la Estación Noroeste y con ello un pedazo de la historia de nuestra ciudad y de nuestros ferrocarriles y abuelos inmigrantes.

   Ayer por la tarde, la histórica construcción que data de finales del siglo XIX se desplomó en unos instantes ante la mirada atónita y el dolor y desconcierto de los vecinos y vecinas del sector a quienes se les dijo que había peligro de derrumbe y órdenes de tirar abajo la estación.

   La gente aún llora, se hace preguntas, trata de estar serena y organizarse para lo que viene: la reconstrucción de la Estación. Porque la esperanza y la buena voluntad, no se cayeron, siguen de pie.


Rodrigo Argüello, desde el Centro Murga Vía Libre.

   El lugar, donde años atrás había una sala con un telégrafo, una oficina de empaque y otra para guardar valijas, en la actualidad era cuidado por esta Murga que está activa desde hace 24 años y compuesta por unas 50 personas entre niños y niñas, personas adultas y adultos mayores.

   "Perdimos nuestros instrumentos, sonido, banderas y todo lo que tiene que ver con la murga, pero más allá de eso estamos muy tristes por lo que la Estación significa para nosotros y para la ciudad. Es un edificio histórico y muy representativo de su época para los abuelos y bisabuelos del barrio”, señaló Argüello.

    “Era nuestra segunda casa”, dijo.

   Contó que mucha gente se comunicó para brindar ayuda monetaria para recuperar lo perdido.

   “Es algo muy emocionante y hermoso. El director de una murga de Santiago del Estero me llamó super angustiado por la situación. Era el único lugar que teníamos”, expresó.

    Hace poco lo estuvieron pintando, refaccionando, limpiando y acomodando.

  “El fuego arrasó desde atrás para adelante y la térmica estaba en la parte delantera. Si hubiera sido un desperfecto técnico se hubiera quemado al revés”, opinó.

   De hecho, señaló que alguien que vio como comenzó el incendio filmó algunos colchones incendiándose en la parte posterior del andén.

   “Todo esto da a entender que el lugar no estaba en condiciones cuando no es cierto. Siempre lo hemos mantenido a pulmón”, dijo.

   “Vamos a tratar de recuperar lo más posible y volver alevantar todo esto. No vamos a dejar que se pierda tanta historia y el sentimiento que tiene para nosotros, la gente del barrio y la gente mayor”, remarcó.

   También allí funcionaba una biblioteca que perdió todo.

   La historia del lugar y la desolación de la Sociedad de Fomento

   “Si había riesgo de derrumbe ¿por qué nadie cercó el lugar en vez de derribarlo?”, se pregunta la vecina Mónica Mansilla, Integrante de la Sociedad de Fomento de barrio Noroeste y del foro Parque Noroeste.   

   “Nuestra cuna histórica siempre fue la estación ferroviaria Noroeste, dado que en 1887 llega Luis Dabrau, ingeniero portugués y decide ubicar aquí el ferrocarril al Noroeste, a Córdoba y San Luis, para poder traer productos como cueros, lanas y frutos secos y la industria vitivinícola”, contó.

   Se construyeron las vías férreas y cinco años más tarde se puso en pie la estación, a la que llegaban los inmigrantes, principalmente italianos y españoles. 


Así quedó el lugar.

    En el edificio que derrumbaron, por aquellos años funcionaba un galpón de encomiendas, uno de comunicaciones y uno para guardar valijas. 

  En los alrededores estaban los tradicionales mateos (carruajes con caballos) que transportaban a los inmigrantes recién llegados a las casas de sus familias o a los conventillos para que pudieran ubicarse y más tarde arraigarse.

   “Esos inmigrantes fueron nuestros abuelos, bisabuelos y sus descendientes, nuestros padres, quienes trabajaron y forjaron este lugar para que hoy sea lo que es: el sector noroesteño, que llega hasta el canal Maldonado y cordón costero”, remarcó.

   “Frente a la estación, sobre la calle Sixto Laspiur, estaban los hoteles. De acá partían los trenes con las familias completas, hace más de 50 años, cuando la marea estaba alta y llevaban a las familias a las playas de Galván”, contó.

   Luego siguieron pasando los trenes de carga y pasajeros y hoy tenemos los de carga que van al centro y sur del país.

   “Los vecinos adultos me llamaban llorando y me pedían una aclaración. No la tenemos, ni un peritaje. Nadie nos da una respuesta”, contó.

   “Hoy llegaron representantes de Ferrocarriles Argentinos, de Nación para hacer una exposición a la Policía Federal. Las tierras son de Nación pero las tiene en guarda el municipio”, dijo.

Nora Roca, conmovida, se acercó a brindar apoyo

    La cantante whitense Nora Roca se acercó esta tarde al sitio muy conmovida por la situación.

   "Fue una tristeza infinita ver la primera noticia y tomar conciencia de lo que esto significa. Es un atropello a nuestra cultura, a nuestra historia como cuidad y al patrimonio", dijo.

   “En otros lugares del mundo se protege tanto lo que es histórico. Acá, por el contrario, buscamos siempre que no queden rastros de la historia”, dijo.

   Ella vive a pocas cuadras del lugar y suele hacer uso del espacio público.

   “Los sábados veníamos a tomar mate y sol, a ver los ensayos de la murga Vía Libre. Fue un dolor muy grande darme cuenta de que perdieron todo: sus instrumentos, sus vestuarios. Todos sabemos que juntan pesito por pesito para hacerse un vestuario”, sostuvo.

   Brindó su apoyo a los artistas y músicos de la murga “con un corazón enorme” y aseguró que si se arma alguna movida para poder levantar la estación nuevamente también estará presente.