Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Inversiones en Bahía para exportar cada vez más

El acuerdo entre YPF y Argentina para la industrialización de gas natural licuado traerá muchos beneficios.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

   En el ámbito de la economía, exportación se define como el envío de un producto o servicio a un país extranjero con fines comerciales. Estos envíos se encuentran regulados por una serie de disposiciones legales y controles impositivos que actúan como marco contextual de las relaciones comerciales entre países.

   Pero esa simple definición académica, en el Consorcio del Puerto de Ingeniero White va mucho más allá. 

   El acuerdo firmado entre YPF y Argentina para la industrialización de gas natural licuado (GNL), con una inversión inicial de 10.000 millones de dólares, pondrá a Bahía Blanca y a la Argentina en un lugar destacado dentro del mundo energético.

  Así lo aseguró hace pocos días atrás el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto, Federico Susbielles, al anunciarse oficialmente el proyecto que ubicará a nuestra ciudad en un lugar protagónico en el mercado productor de gas. 

   “Va a duplicar la capacidad de producción de gas de la Argentina con un gasoducto para el transporte de gas licuado (desde Vaca Muerta) y la posibilidad de hacer un proceso de licuefacción en tierra para generar un volumen de exportación realmente muy importante y una inversión que hace muchas décadas que no tenemos en Bahía Blanca”, señaló Susbielles.

   Y añadió: “El proceso de producción y exportación de gas va a originar la posibilidad de separar más materia prima y va a potenciar el complejo petroquímico de Bahía Blanca que va a crecer con fuerza. Hay muchos proyectos en cartera y en los próximos meses vamos a tener novedades positivas, porque recordemos que el gasoducto Néstor Kirchner va con una traza que favorece a nuestro puerto y nuestro complejo industrial y va a construirse sobre finales de año”.

   Susbielles destacó las muchas características especiales que tiene nuestro puerto.

   “Contamos con un puerto de aguas profundas nodal, hay una inversión confirmada que va a permitir que dupliquemos la capacidad de exportación. En los próximos 10 años se avizora una gran pujanza de Bahía y tenemos el desafío de prepararnos para ese momento y también de pensar en el día después”.

   “Este proyecto de YPF y Petronas llevamos casi dos años trabajándolo. Hemos recibido delegaciones de ambas empresas, han estado capitanes de Petronas navegando el puerto. Tiene una situación de exploración y luego de la construcción y el comienzo de exportación a través de barcazas, así que al inicio de 2024 o a finales de 2023 deberíamos ver el inicio de la construcción. Soy optimista y vamos a ver otros proyectos, vamos a ver volumen de empleo en la construcción al principio y luego con la explotación y los proyectos de expansión de las plantas”, agregó.

   “Vamos a tener un proceso de crecimiento vigoroso sin duda y hay que trabajar en la transición generar desde la planificación urbana, de qué manera vamos a reconvertir esos empleos para ver cómo Bahía pueda tener una matriz de desarrollo inclusivo”, dijo.

   La inversión total del proyecto a largo plazo se calcula en unos 40.000 millones de dólares para acelerar la exportación de gas producido en Vaca Muerta y la fabricación de una planta para exportar GNL.

   Petronas fue una de las primeras socias de YPF en Vaca Muerta y ambas desarrollan el Bloque La Amarga Chica con una inversión inicial de 550 millones de dólares.

   “Desde nuestro puerto se exportan todo tipo de productos, que incluye a los granos, subproductos y aceites, además de químicos e inflamables y mercaderías varias”, señaló el presidente del CGPBB.

   Al ser el puerto más al norte de la zona patagónica, el sistema portuario whitense posibilita operar las cargas argentinas en un puerto de aguas profundas con conexión directa a los servicios marítimos de los principales mercados, evitando así la dependencia del transbordo actual en Montevideo y/o en los puertos del sur de Brasil.

   “El puerto del futuro tiene que seguir trabajando en materia de comunicación y sustentabilidad. Tiene que ser un puerto con lugar para todos y en ese sentido no me refiero solamente al eslabón productivo, sino también abarcando lo social”, señaló Susbielles, actual presidente del CGPBB.