Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

El nuevo perfil que el municipio busca darle a las diez delegaciones

Tras la polémica generada por la vuelta de Fabián Tuya como coordinador general, se fijaron los objetivos.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Álvarez / palvarez@lanueva.com 

   El municipio decidió replantear el funcionamiento y el rol que deben cumplir las 10 delegaciones de la ciudad, con eje central en el concepto de “Delegación en la calle”, en el que se procura jerarquizar la figura del responsable de cada una de ellas dentro de la propia estructura municipal.

   Tras la polémica generada por su nombramiento como coordinador, Fabián Tuya asumió nuevamente el desafío que interrumpió en marzo de 2021, luego de protagonizar un accidente de tránsito que lo llevó a presentar la renuncia.

   “La idea en esta nueva gestión es que el delegado tenga mayor operatividad, que recorra las calles de su jurisdicción y que entre en contacto directo con los vecinos y con las entidades intermedias”, manifestó el también director técnico de Tiro Federal.

   “El delegado es una herramienta indispensable para mejorar la ciudad. Tiene que ser la voz y los ojos del intendente en cada barrio”, añadió.

   Según contó Tuya, se instrumentará un mix entre los dos últimos sistemas que se utilizaron para el funcionamiento de las delegaciones. 

   “Volverán las 10 sedes, pero se mantendrá una mesa operativa que proyecte a corto, mediano y largo plazo los trabajos a desarrollar en toda la ciudad, ya que hay labores que, por presupuesto o cantidad de personal, exceden a las propias delegaciones”, explicó.  

   La mesa operativa dependerá de la secretaría de Gestión Urbana y Espacios Públicos, a cargo de Tomás Marisco, y estará conformada por Daniel Carbone, Alejandro Hidalgo, Pablo Aguilera y Marcelo Pastor, quienes tienen vasta experiencia como delegados y conocen en profundidad las problemáticas de los distintos lugares.

   “Otro gran cambio es que el delegado tendrá acceso directo a las maquinarias para el trabajo del día a día. Eso permitirá solucionar más rápido las demandas y problemáticas”, explicó Tuya, que en lo personal --y al igual que los delegados--, dependerá de la Secretaría de Gobierno.

   “Las problemáticas son distintas en cada delegación. Por eso el trato será individual. Son pocas las tareas que se pueden realizar en conjunto, más allá de que se intentará optimizar los recursos con los que contamos. Pero por ejemplo, los inconvenientes de la Delegación Centro son totalmente diferentes a la de Las Villas”.  

   “La ciudad creció mucho y cada vez son más las calles de tierra y los barrios sin servicios. Deberemos estar muy atentos a las requisitorias de los vecinos para llegar rápido con las soluciones”.

   A priori, en el corto plazo, no se plantea la conformación de nuevas delegaciones.

   “En lo personal, creo que las 10 alcanzan para cubrir toda la ciudad. Mi análisis es que en cierto momento colapsaban por la falta de herramientas para solucionar las problemáticas. Ahora la idea es que los delegados tengan más recursos, tanto de maquinaria como de personal, para afrontar los pedidos. Otra intención es que las maquinarias operen la mayor cantidad de tiempo posible del día. Pero para eso es necesario optimizar y programar bien lo que se deba hacer”.

   En ese tren, se plantea coordinar los trabajos con SAPEM y con la Secretaría de Movilidad Urbana y Espacios Públicos.

   “Es fundamental por cuestiones medioambientales evitar los basurales a cielo abierto o el taponamiento de alcantarillado. Debemos trasladar la imagen urbana céntrica a los barrios. Esto es el mejoramiento de los cordones cuneta, las bajadas de discapacitados, sendas peatonales, la señalética, y muchas otras cosas que se pueden desarrollar”.

El accidente

   Tuya también se refirió a lo sucedido la noche del 13 de marzo de 2021, cuando colisionó con su vehículo contra el frente de una casa en Salta al 100, lo que motivó su alejamiento como funcionario. 

   “Yo cometí un error en mi vida personal y cumplí lo que dispone la ley por esa equivocación. Sigo afirmando que no estaba borracho, y para demostrar eso me hice un análisis la misma noche en un hospital de la ciudad, que dio negativo”, señaló.

   Y aclaró que en ningún momento se negó a soplar la pipeta de un alcoholímetro.

   “No pude soplar la pipeta por los golpes que tenía, pero en ningún momento me negué a ese acto. Incluso, lo intenté varias veces. Los inspectores me dijeron que me fuera y me fui, no me escapé ni mucho menos. Obviamente que me arrepiento del accidente que tuve, pero le podía pasar a cualquier ciudadano”.

   “Y fui al Hospital Italiano porque tengo obra social y me correspondía ese lugar. Pero fue una decisión personal, nadie me lo pidió. Después se dijeron muchas cosas que no son ciertas, pero entiendo el juego de la política”.

   También es conciente que mucha gente se opuso a su retorno a la función pública.

   “No le presto mucha atención a lo que se dice. En realidad, estoy acostumbrado a ellas porque soy director técnico de fútbol. Y al DT lo viven criticando, por lo que convivo con la crítica desde hace varios años. Pero sinceramente no le presto mucha atención a lo que se dice y menos si es en forma anónima”. 

Uno por uno

   Los 10 delegados son Marcos Serafín (Las Villas); Ignacio Caspe (Noroeste); Gustavo Avellaneda (Ingeniero White); Leandro Silva (Norte); Luis Tonin (Villa Rosas); Pablo Alberto Landeiro (Harding Green); Darío Lolli (Cabildo); Néstor Fabrizzi (General Cerri); Marcelo Pastor (Centro) y Rodrigo Díaz Chiesa (Sesquicentenario).