Campeonato Estival 2021/22

Gustavo Zennaro recuperó la memoria: "Pensé en largar todo más de una vez"

19/1/2022 | 06:30 |

El exsubcampeón de la especialidad volvió a los primeros planos en la novena fecha del certamen, un resultado que llegó en el momento justo. 

Fotos: Emmanuel Briane- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

   Volvieron las sonrisas al taller de la familia Zennaro. Y en el momento más oportuno, en las puertas del receso de verano, para así asegurar dos semanas de disfrute pleno y sin preocupaciones.

   La ya lejana novena cita del Estival 2021/22, la cual marcó el fin de la primera mitad de certamen, reencontró a Gustavo en los primeros planos, siendo retador excluyente de una competencia final después de un largo periplo de sequía y sinsabores.

   Una muy necesaria dosis de ánimo y alegría para prolongar la vigencia en la categoría regional más exigente...

   Reconoce Zennaro, subcampeón en la temporada veraniega 1998/99, última disputada en Dublin, que cuando la tormenta asecha y no cesa en más de una ocasión ronda por la mente la idea de bajar la persiana y poner punto final.

   Pero en esos momentos de turbulencia cobra vital importancia el entorno, con papá Jorge y su hijo Guillermo a la cabeza, y un grupo de mecánicos/amigos (Martín Zabalegui y Gustavo Montovani, entre otros) que no se rendirán fácilmente.

   “Fue un volver a vivir deportivo. De andar tan atrás a elegir cajón para correr la final, es un abismo. Necesitábamos más que nunca un resultado así, porque no le encontrábamos la vuelta al auto y ya estábamos cerca de bajar los brazos”, confiesa el experimentado piloto.

   “No sé si los chicos, pero yo pensé en dejarlo todo más de una vez. Ellos laburan tanto en el taller, día y noche para tratar de encontrar los defectos al chasis, que seguro nunca lo van a pensar. Y creo que por eso se pudo dar este salto y tener tan buen resultado. Pero la cosa iba cada vez peor, se complicaba más y más”, agregó.

   El pasado viernes 7 de enero, Zennaro sacó a relucir su intacta muñeca e inesperadamente saltó de segunda fila a la vanguardia en la tercera semifinal, la cual se adjudicó con autoridad por delante de Leonel Ramos y nada menos que el campeón Luciano Franchi.

   Pero no todo fue mérito de la inoxidable muñeca. Para recobrar la memoria puntera naturalmente hubo que dar un salto cualitativo mecánico, algo que quedó en evidencia luego de ese rápido parcial que le otorgó un lugar en la primera fila de la prueba central.

   “Primero tuvimos problemas en algunos elementos del carburador. Pero previamente creíamos que era un tema de chasis y por eso nos pasamos de rosca tocándolo. Eso hizo que perdiéramos el rumbo durante 4 o 5 fechas, ya no sabíamos qué más reformar para encontrarle la vuelta”, aclaró Gustavo.

   “El auto patinaba en demasía, al punto que era inmanejable. Hasta que por intermedio de (Martín) Zabalegui llegamos a Luis Jorge, que nos entregó un juego de amortiguadores, y el auto empezó a cambiar y a responder de otra forma”, detalló.

   --¿Llegaste a pensar que podía ser un tema entre volante y butaca?

   --En un momento sí. Aunque cuando la cosa funciona tan mal, le echas la culpa a todo. En otros años, trabajando de la misma forma, andábamos muy bien; y ahora no podíamos entender qué pasaba. Se le echó la culpa a todo, primero al chasis, después al motor y hasta a mí en la conducción. Eso es lo que pasa cuando la cosa no anda.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   --¿Y por qué hoy cuesta tanto a diferencia de otros años?

   --Porque hoy para andar adelante necesitás, por sobre todo, tener un presupuesto muy alto. Muchos de los de punta pagan a un chasista o motorista, o ambos, y nosotros seguimos intentando hacer todo acá en el taller, con ayuda en los amortiguadores y en algunos elementos del motor en lo posible, a través de Patricio Venturino. Pero la realidad es que hay que pagar mucho dinero para poder estar a la altura.

   --¿Creen estar muy lejos?

   --No sé si tanto, aunque eso a veces es algo relativo. Por ejemplo, algunos usan dos juegos de gomas por noche y nosotros las vamos rotando fecha a fecha, y capaz terminamos gastando cinco juegos en una temporada. Depende también de las características del auto. Con plata todo es más fácil, pero también te las podés arreglar buscándole la vuelta con todas esas cosas y los laburos en el taller.

   --Más meritorio lo del otro día entonces…

   --Y sí, ¡qué te parece! De los que largaban en primera fila, yo era, por lejos, el de peores medios. Pero trabajando en los amortiguadores, y en la puesta a punto, pudo darse un salto notorio. Lástima que en la final no tuvimos la configuración ideal, sino creo que se hubiese podido pelear. Y también por mi error en la curva 3-4, donde patiné para afuera y perdí varias posiciones.

   --¿Podrán mantenerse de ahora en más?

   --Creemos que sí, porque el auto no se tocó para nada. Aunque bueno, la cosa está muy cambiante. Solo 4 pilotos están siendo muy regulares, los demás venimos alternando buenas y malas permanentemente. A mí, por ejemplo, me pasó que en la primera largada de la semifinal estaba 7º y después la terminé ganando, algo impensado fechas atrás. No sé si es por los cambios de piso o qué. Pero hoy todo está muy cambiante.

   El próximo viernes, ocasión en que se reanude el espectáculo midgístico veraniego, Gustavo Zennaro saldrá a pista con ese difícil propósito, mantenerse.

   O más aún, demostrar que su reencuentro con la plana puntera no fue casualidad y que su máquina, preparada en el taller de siempre, dio ese salto mecánico tan buscado hace tiempo.

   “Ahora arranca otro campeonato, lástima que estamos tan lejos del playoff. Deberíamos hacer 16 puntos por fecha para poder tener chances, y eso es algo realmente muy difícil; no solo por lo parejo que está todo sino cómo viene resultando el torneo para nosotros”, aseguró.

   --¡Ah!, ¿es decir que la idea es entrar al playoff?

   --Sí, mientras haya posibilidades y tengamos un auto rápido no lo veo imposible. Con un rendimiento como el de la última fecha de movida creo que estaríamos bien perfilados para lograr ese objetivo.

   --¿Integrar el playoff o volver a ganar?

   --Si tengo que elegir, me quedó con la victoria. Sobre todo porque nunca pude hacerlo en esta pista, siempre estuve arañándola. Si logro ganar ya me puedo retirar tranquilo, habiendo ganado en todas las pistas que corrí. Pero está cada vez más difícil la cosa.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias