Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Ulises, de 3 años, vive con su familia en un auto y necesitan ayuda urgente

Recién pudieron levantar 4 paredes en el terreno que les cedieron en el 9 de Noviembre y no tienen cómo seguir adelante. No quieren dejar el lugar para que no les vuelvan a robar lo poco que tienen.

Imágenes: gentileza Verónica y Camila

   Pasaron la tormenta rogando que no cayera ni una gota.

   Desde hace una semana Verónica y su hijo Ulises, de 3 años, duermen como pueden en un auto abandonado que les viene haciendo las veces de cama-hogar. Afuera, su pareja Guillermo, acomodó un colchón en una especie de cucha de perro grande.

   Verónica vivía con su pareja, su hijo Santiago de 20 años, su hija Valentina de 13, su hijo más chico, Ulises y un cachorro, en la casa de su exsuegra en Grunbein. Pero, hace unos días le pidió que se fueran y solo dejó que se quedaran sus hijos mayores. La fecha límite para que ellos también desalojen el lugar es el sábado próximo.

   Todos viven del cartoneo y los números no cierran como para tratar de iniciar una construcción en el terreno que les cedieron en la calle Rosales al 2600.

   Allí tienen una parrillita en donde cocinan lo que se consigue. Una pava para cebar mate cuando la panza chilla fuerte por el hambre y una olla en donde además, Verónica calienta el agua para darle un baño caliente con un poquito de detergente -ya que no hay jabón- a Ulises, que todavía usa pañales.

   Enterada de la situación que estaba viviendo esta familia, la profesora de Filosofía Camila Goroso se dispuso a ver cómo podía ayudar. Primero, con su grupo de amigos juntaron dinero para acercar mercadería y cemento. Querían ayudarlos a levantar el techo, pero cada tirante cuesta unos tres mil pesos, dinero con el que ellos no cuentan.

   "Vamos llevando cosas de a poco porque no tienen donde cocinar, ollas, ni baño. Mucho menos un lugar para guardar, sillas, mesas, nada. Les acercamos shampoo, jabón, fideos, leche en polvo, yerba. Ya que Verónica nos dijo que cuando la comida no alcanza ellos toman mate para que los chicos puedan comer. Entre el frío que pasan de noche y el hambre, la comida que llevamos fue la primera que se sirvieron en varios días".

   Si bien fueron informados que podían llamar a Servicios Sociales de Municipalidad, al número 109, para dormir en un lugar más seguro y con calefacción, se negaron. No quieren dejar el terreno ni siquiera unas horas.

   "Ya les pasó de no dejar a alguien en el lugar y que les robaran las pocas cosas que habían logrado comprar", dijo Camila.

   Por ese motivo, solicitan a quienes puedan colaborar con 100 pesos a través de un link de Mercado Pago o comunicarse al teléfono de la profesora Goroso. Además, quienes puedan donar alimento balanceado de cachorro y desparasitarios, también serán bienvenidos. La gente que organiza la colecta irá publicando los tickets de gastos en redes sociales.

   Camila Goroso: 291-4620851. Link de pago: https://mpago.la/1S7Z9PL