En reemplazo de Rodrigo Buiani

“Es una responsabilidad muy grande, pero me siento apto para poder hacerlo”

29/8/2021 | 06:30 |

Claudio Marcos asumirá la difícil tarea del comisariato deportivo del Midget. ¿Ayudará la experiencia de piloto?

Fotos: Archivo- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa de hoy)

   Se cierra una puerta y se abre otra. Cumplido el ciclo de pilotaje (ver adelante), al cabildense Claudio Marcos (45) se le presenta inesperadamente otro desafío supremo en la categoría automovilística regional por excelencia.

   Koky, ex subcampeón de la especialidad, aceptó el reto propuesto por el Club Midgistas del Sur y afrontará una de las funciones más desafiantes del show. Como si el destino, al igual que en su época de velocista, lo situara en el protagonismo mayúsculo.

   “Fue bastante sorpresiva la propuesta. Hace unos meses me acerqué al club y ofrecí mi ayuda desinteresadamente para colaborar en la medida de lo posible. Y la semana pasada Facundo (García) me llamó ofreciéndome ser comisario deportivo. Lo charlé en casa con la familia y le dije que aceptaba. Automáticamente se hizo una reunión en el club y arreglamos”, contó el cabildense.

   Todo se desencadena ante la salida obligada del cargo de Rodrigo Buiani, quien por razones laborales no pudo continuar.

   Automáticamente surgió en carpeta el nombre de Marcos, ganador de seis finales de verano y animador de dos definiciones de playoff; sustento más que suficiente para juzgar el espectáculo midgístico.

   “Es un nombre bueno, que tal vez no muchos tuvieron en cuenta, pero que tiene mucha experiencia", argumentó Facundo García, presidente del CMS.

   Casi de la noche a la mañana, Koky hará su estreno como juez de carrera en la cuarta fecha del presente certamen de invierno.

   Será la primera de las tres pruebas de fuego proyectando la cita estival.

   Su curriculum deportivo permite imaginar y suponer idoneidad necesaria en Marcos para asumir un rol semejante.

   Aunque, por supuesto, dicha función no se limita pura y exclusivamente en interpretar maniobras y/o sucesos de competencias.

   La agilidad y el dinamismo en las decisiones, entre tantas cosas, serán aspectos cruciales en su desempeño, para lo cual Koky contará con un aceitado grupo de trabajo.

   “Integraré el equipo de que venía trabajando con Rodrigo (Buiani). Es decir Emiliano y Juan Nuesch, Gastón Buiani y Mario Pender. Además de Carlos Gerardi dentro de boxes. Son personas que trabajan hace tiempo y de muy buena manera. Para mí es una nueva experiencia y un tremendo desafío, por lo que tener al lado gente que ya entiende la dinámica me va a simplificar mucho las cosas”, confía Koky.

   —¿Cuánto a favor jugará tu experiencia arriba del auto?

   —Creo que mucho. Al momento de tomar una determinación, la experiencia de haber corrido me ayudará todo el tiempo. De afuera uno viendo las competencias puede darse cuenta, en la mayoría de los casos, sobre la intencionalidad de las maniobras. Hay pilotos que dominan muy bien el auto y que saben afirmar o apoyarse para pasar y demás. Eso es válido, siempre y cuando salga todo bien.

   —¿La idea es seguir hasta el verano?

   —Serán tres fechas de prueba en lo que queda del campeonato, más que nada para ver si estoy capacitado para hacerlo. Por ahora es eso nada más, pero creo que la experiencia lograda arriba del auto ayudará a sumar y acortar la práctica que tiene que tener un nuevo comisario deportivo.

   “El domingo (por hoy) es una prueba de fuego. No para los muchachos, que ya la tienen re clara. Para ellos será una fecha más, mientras que lo mío es una apuesta a futuro. Creo que estaré capacitado. Es una responsabilidad muy grande, pero me siento apto para hacerlo”, aseveró.

   —¿Qué imaginás que será lo más difícil?

   —Creo que tener que tomar decisiones a contrarreloj. Es todo muy apresurado. En 1'20'' que dura la carrera tenés que mirar las 5 vueltas, todas las maniobras y tomar las determinaciones necesarias para que el show continúe. Lo mismo con la largada, al margen que tenés dos vueltas para poder detener la prueba. En ese sentido, lo más importante será la dinámica.

   “Por suerte el comisario tiene la facultad de clasificar carreras después. Lo que genere dudas o no esté claro lo analizaremos con el tiempo que disponemos”, expresó.

   Se dice que si el comisario deportivo pasa desapercibido, el trabajo está bien hecho. Así ocurrió con la labor de Buiani al cabo de dos años y monedas.

   Claro que ni el propio Rodrigo estuvo exento de quedar en el ojo de la tormenta en algún momento, como sucedió con tantos a lo largo de la historia.

   En tal sentido siempre será oportuno revisar y actualizar las reglas de juego, a fin de eliminar cualquier gris posible. Solo de esa forma se garantiza el menor grado de interpretación o duda sobre las leyes del Midget.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Hay algunos puntos del reglamento que no están claros. Por ejemplo, el tema del vuelco de un auto. Tal vez sea uno de los puntos a ver, porque no termina de quedar en claro dónde tiene que tocar la jaula para considerarlo como tal. Y también habría que ver algunos más”, confesó Koky.

   “Pero mi idea, en principio, es acatar el reglamento tal cual está. Si después se pueden mejorar algunos puntos, siempre y cuando yo siga en la función, trataremos de hacerlo para el verano, en conjunto con los chicos, la técnica y la comisión”, admitió.

   Amén de algún que otro chispazo y encontronazo en pista, si algo caracterizó al cabildense durante su largo periplo con el buzo antiflama puesto fue el perfil bajo.

   Hombre amable y simpático, pero de pocas palabras, que pocas veces, por no decir ninguna, se lo vio enredado en altercados debajo del auto o en boxes.

   —No recuerdo algún cruce o momento picante extradeportivo en tu carrera...

   —No, no he tenido roces ni peleas con casi nadie en mi época de piloto. El haber tenido buena relación con la mayoría creo que puede jugar a favor. Obviamente cuando el piloto se baja, con la adrenalina de la carrera, puede que se exacerve y no esté de acuerdo con mi determinación. Pero la forma de afrontar ese momento es dialogar con respeto y contemplar esa situación.

   —¿Pensás recibir a los pilotos en el mismo momento?

   —No, a menos que nosotros necesitemos llamar a alguno por algo puntual. Pero no, no lo creo conveniente. Mejor esperar al comienzo de la fecha siguiente e intercambiar ideas serenos y sin la adrenalina de la carrera.

   “Yo no era de calentarme mucho, pero siempre hubo y habrá pilotos temperamentales. Cosa que entiendo. Pero con respeto y calma todo se puede charlar y transmitir el mensaje. Ojalá que el cariño y el respeto que me tenían dentro de la pista me lo tengan como comisario deportivo”, apuntó.

No va más al volante: “El médico me bajó la persiana”

  Hasta unos meses atrás, la agenda de pendientes de Claudio Marcos ostentaba una enorme deuda deportiva que, junto al equipo familiar integrado por sus hijos, se predisponía a intentar saldar.

   Pero el destino le mandó una fuerte señal, y allí quedó la esperanza de buscar revancha en un campeonato estival.

   “Hace poco tuve un infarto. Hoy estoy contento, la puedo contentar. Va todo bien, no tengo ninguna secuela gracias a Dios. Obviamente ahora me empecé a cuidar y a seguir al pie de la letra todo lo que pidió el médico”, detalló Marcos.

   —O sea que no dejás por este nuevo desafío...

   —No. Después de eso el médico me bajó la persiana. De hecho el debut de Lahuel se apresura porque me dijo que hasta acá había llegado, que no podía correr más. Me duele un montón, porque encaraba un año más con un proyecto de los chicos para saldar la deuda pendiente del título, pero hay que priorizar la salud.

   “Seguir ligado al Midget a través de este nuevo desafío será un cable a tierra y una forma de seguir junto a esto que tanto me gusta. No será lo mismo que correr, pero al menos un consuelo”, reconoció.

   —¿Ya se habló con Lahuel?

   —Sí. Obviamente que fuera de la pista lo apoyaré, pero desde arriba será uno más y juzgado como cualquier otro piloto. Si lo tengo que castigar lo haré, como corresponde.

Se va la cuarta

   Un total de 54 máquinas serán de la partida hoy en la cuarta fecha del Campeonato Invernal de Midget 2021, a disputarse en el óvalo Héctor Evaristo Plano de Aldea Romana.

   De esa nómina, 39 pilotos corresponden al actual ranking clasificado hacia la próxima estival, mientras que los 15 restantes competirán en calidad de invitados y con la posibilidad de ingresar a la cita veraniega como posibles suplentes.

   En dicha oportunidad se producirá un retorno por demás especial, nada menos que el ex campeón medanense Néstor Mario Mancini. Retirado de la actividad a fines del Estival 2018/19, el Pato competirá en condición de invitado.

   Otro regreso de renombre, aunque en su caso junto a los rankeados, será el de Sebastián Burgos, ex monarca de la categoría, tras su última participación en el óvalo aldense en noviembre de 2020, en la última entrega estival 2019/2020.

   En contrapartida, el que no acelerará el domingo será el campeón Luciano Franchi, víctima de un fuerte vuelvo en la pasada competencia midgista que dañó considerablemente la máquina campeona. 

   Sí dirá presente el ex subcampeón Luciano Vallejos, ausente en la tercera programación; siendo uno de los cuatro Top 10 presentes, junto a Roy Altamirano (escolta de Nicolás Palma en la última final), Rodrigo Perugini y Leonel Ramos.

   El campeonato, cuyo 20% tendrá arrastre hacia el próximo verano, tiene como líder a Rodrigo Perugini con 58.25 puntos. Le siguen Roy Altamirano (50.75), Omar Koop (50.75), Leonel Ramos (49.50), Braian Altamirano (47.50), Nicolás Palma (35.50), Nahuel Smith (29.50), Claudio Roth (27), Esteban Mancini (25.50) y Javier Fritz (25).

   La actividad en pista, donde también competirá la Escuela de Midget, comenzará a las 12 con el desfile inaugural. La primera serie, en tanto, se pondrá en marcha a las 12:15.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias