Al servicio de los demás

De Monte Hermoso al mundo: Undertake, la consultora deportiva con un “Rico” presente

31/7/2021 | 06:30 |

El mentor y actual director de la empresa es un montehermoseño por adopción que encontró una manera profesional para poder ayudar a Asociaciones Civiles, organismos gubernamentales y emprendedores privados. Una historia más que interesante escrita por el “Profe” Martín, “el padre la criatura”, un “loco” bien cuerdo que consiguió forjar su propio destino.

Fotos: Undertake

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com y peche1503@hotmail.com

Instagram: @sergiopeysse

Twitter: @elpeche1973

   De Monte Hermoso al mundo…

   Undertake, Consultora Deportiva.

   “Brindamos un trato personalizado en consultoría y capacitación a dirigentes deportivos, funcionarios gubernamentales y empresas deportivas. Asesoramos a empresas en el desarrollo de productos y procesos deportivos”.

   Hecha la presentación, le aclaro lo que usted debería estar sabiendo sobre un grupo consultor que tiene al alcance de la mano y que, tal vez, ni siquiera sabía que existía: Undertake abrió sus puertas en la ciudad balnearia en diciembre del año pasado, y ya estableció relaciones con diferentes Asociaciones Civiles sin fines de lucro, estamentos municipales y emprendedores privados, siempre vinculadas al deporte y a la actividad física en general.

   El mentor, y actual director de la compañía, es un montehermoseño por adopción, un Profesor y Licenciado en Educación Física que consiguió hacer realidad un proyecto que muchos miraron de reojo sin confiar ni un poquito en él: Matías Rico es “el padre de la criatura”.

   “A los 44 años, cumplí el sueño de haber encontrado mi lugar en el mundo, que es Monte Hermoso, y de ver cristalizado este emprendimiento propio que me llena de pasión y orgullo, porque entre tanto de lo que hay para hacer puedo ayudar al prójimo, que es tan importante para mi y para el grupo de trabajo que tengo a cargo”, sostuvo este osado empresario con alma emprendedora y espíritu servicial.

   Nació en Puerto Madryn y se radicó, según él en forma definitiva, en Monte durante el verano de 1999. Como “Profe” trabajó en los clubes locales Atlético y Suteryh, aunque también pasó por San Martín, Ferroviario e Independiente, estos tres de Coronel Dorrego.

   “Me acuerdo de los viejos torneos del Interior, o los Argentinos C más acá en el tiempo. Fui el preparador físico de Monte Básquet en sus últimos dos años de TNA y ahora estoy de lleno con las divisiones formativas de hockey, siempre en Atlético”, contó Matías, desde la oficina principal de Underkate, en la calle 1 de Abril 290, en el ingreso a la city y a metros de lo que para muchos es la mejor playa argentina.

   “Pensamos en deporte a futuro, gestionamos, planificamos y ejecutamos su horizonte”, es el slogan de la marca empresarial que lleva su sello.

   “Conformamos un equipo de profesionales en la gestión, administración y asesoramiento a Clubes, Federaciones, Gobiernos y privados”, aclara el portal cuando ingresás al link (www.undertake-consultora.com.ar) de la compañía.

   “Undertake en inglés significa emprender”, destacó Rico antes de tirar una frase que suele utilizar a modo de muletilla: “este es un camino hermoso para recorrer, porque sabés donde comienza pero nunca sabés si tiene final”.

   “Básicamente, y para que quede claro del todo, la función esencial de la Consultora es direccionar servicios hacia Asociaciones Civiles sin fines de lucro (clubes), organismos municipales (Dirección, Secretaría y Subsecretaría de Deportes) y emprendedores privados (gimnasios, natatorios y centros de entrenamientos)”, describió.

   “La idea es acompañar, apoyar y asesorar en cuestiones que no están directamente relacionadas con el deporte, pero que son esenciales para que cualquiera de esas tres ramificaciones básicas a las que apuntamos puedan crecer, mejorar y progresar”, destacó.

   —¿Cómo surgió Undertake?

   —La idea llevaba mucho tiempo en mi cabeza, pero se cristalizó a fines de 2020, después de terminar dos carreras conjuntas en la UPSO (Universidad Provincial del Sudoeste): Licenciatura en Educación Física y Tecnicatura Superior en Gestión de Emprendimientos Deportivos. En ambas, para poder recibirme, tuve que presentar un trabajo final, una tesina, que fue el proyecto de la consultora. Como me fue bien, esa teoría la llevamos a la práctica, y acá estamos…

   “Siempre consideré que este plan podía ser un éxito, un avance en todo sentido. Escribí la planificación mil veces, la di vuelta para todos lados, pero yo tenía bien en claro que era lo que pretendía y a que le quería apuntar. Es un desafío nuevo, que nació bien y que está creciendo tal como esperábamos”, indicó con orgullo.

   “Siempre estuve ligado al deporte, desde el patio de una escuela o planificando en algunas de las canchas por donde pasé, pero ahora estoy enfocado en otro rol, el administrativo, en dar algún que otro consejo con el fin de poder ayudar a alguien a mejorar su calidad de vida”, acotó.

   En cuanto a los objetivos, en el horizonte de Underkate aparecen: 1) Desarrollo organizacional, 2) Mejorar la productividad y 3) Optimizar el retorno de la inversión.

   Y en relación a la filosofía empresarial, la misma se basa en: 1) Necesidad y oportunidad, 2) Diseño y desarrollo y 3) Análisis y resultados.

   “El abanico sobre las funciones y los servicios es muy amplio. Desde armar un determinado organigrama para un club, municipio o privado, hasta poder proyectar obras a diez años. En medio de todo eso, lo que te puedas imaginar: posicionamiento de la marca, aumento de la masa societaria, puesta en valor y engrandecimiento de la institución y marketing y venta”, señaló Matías.

   “Muchas entidades necesitan poner en regla su situación legal porque, dicho a lo criollo, están atadas de los pelos en ese aspecto. Y para casos de esa índole recurrimos a un community manager (de 2 o 3 personas)”, replicó,

   “¿Qué es lo que hacemos? En determinadas y variadas ocasiones, los dirigentes, por desconocimiento, falta de tiempo, caprichos o carencia de recursos, no pueden con todo lo que requiere una institución y quedan sobrepasados por otras cuestiones del día a día. Sobre esos puntos sueltos y sin atención trabaja nuestra consultora”, deslizó.

   —Me da la sensación que es un “tomen, háganse cargo”.

   —Sí, pero no nos asusta. Tratamos de buscarle solución a los problemas, aunque esos problemas, en la realidad, son extremadamente amplios. Con una intervención, por pequeña que sea, se llega a una solución, por eso la planificación (antes de la intromisión) siempre es consensuada con seriedad, responsabilidad y compromiso, sin dejar el más mínimo detalle al azar.

   —¿Tenés un ejemplo?

   —Hace 20 días se firmó un contrato con Guillermo Brown de Puerto Madryn, club que participa de la Primera Nacional de fútbol. El convenio es por cinco años y se establecieron metas a corto, mediano y largo plazo.

   A corto plazo: “registrar la marca y comercializarla, además de conseguir un aumento de la masa societaria”.

   A mediano plazo: “crear la figura de embajador deportivo; que la entidad cuente con referentes a nivel nacional que se sientan identificados con Guillermo Brown”.

   A largo plazo: “apostar a la infraestructura, a la creación de un Centro Integral Deportivo”.

   —Suena bien, pero…

   —Para llevarlo a la práctica se van a necesitar sponsors, un departamento de marketing que trabaje full time, un departamento de ventas a la altura de las circunstancias, la explotación de las redes sociales y la creación de un canal de comunicación oficial del club, donde se puedan debatir distintas cuestiones y también proponer y ejecutar ideas.

   “Son ideas que suelen surgir en el pensamiento de la gente del club, pero por una cuestión u otra terminan siendo inalcanzables y no las pueden hacer visibles o plasmarlas en hechos. A ese servicio apuesta la consultora”.


Planificar sobre las necesidades

   “Asesoramos y capacitamos en procesos sustentables y transformadores la realidad institucional, orientando hacia la planificación estratégica de la gestión deportiva pública y privada, mediante la implementación de estrategias efectivas de gestión del talento humano y desarrollo organizacional”, aclara la página web oficial de Undertake en cuanto a la prestación de servicios.

   Y se basa en cuatro plataformas: 1) Planificación estratégica deportiva, 2) Asistencia a recursos humanos, 3) Gestión y asesoramiento en instalaciones deportivas y 4) Marketing de servicios de fitness y deporte.

   “Nuestros servicios tienen vínculo con la gestión y el asesoramiento para instalaciones deportivas; pensar y planificar en una infraestructura a futuro. En definitiva, recomendaciones para crecer a nivel social, institucional y edilicio”, subrayó este docente activo desde 2003.

   “Se hace mucho hincapié sobre el marketing, tratando siempre de mejorar los resultados de venta. En el caso de que un privado quiera sumar más adeptos a sus actividades, se buscan las herramientas para crecer y mejorar sobre la convocatoria y las propuestas de valor. Por supuesto siempre pensando en el beneficio de los futuros clientes”, argumentó Matías.

   Y siguió: “accionar sobre la planificación estratégica deportiva es, ni más ni menos, que analizar el entorno, y para eso se pone en marcha un plan de evaluación sobre el presente de cada una de las partes que pueden estar afectando, o no, a una determinada institución en ese preciso momento”.

   Había más: “por último, es fundamental la asistencia de recursos humanos, un ente cuyos integrantes tienen que estar comprometidos y satisfechos en sus puestos de trabajo”.

   Por último: “la consultora tiene un tinte empresarial, es necesario potenciar y desarrollar las organizaciones dispuestas para los servicios y mejorar su productividad. Y si pensás en la producción, a la hora de seleccionar a una persona, la misma debe estar a gusto, tener el derecho a acceder a premios y recompensas y lograr un total sentido de pertenencia”.

   “En cuanto a los clubes, muchos no se pueden sostener por voluntad propia, y entonces hay que buscar sponsors y publicistas que confíen y colaboren de alguna manera para el resurgimiento de la entidad. A veces es un trabajo de seducción hacerle entender a una empresa que esa confianza que depositan no es un gasto sino una inversión. Conseguir que los socios tengan un descuento en negocios comerciales adheridos, como ya lo dije, es un retorno de la inversión, y a eso le apuntamos con fe y seguridad en nosotros mismos”.

   —Estamos hablando de entidades deportivas y no solo futbolísticas, ¿es así?

   —Exactamente, un club es una Asociación Civil, en teoría sin fines de lucro. Y no se centra solo en una disciplina, por lo general, en los tiempos que corren, un club tiene varias o más de una, y lo que hace la consultora es potenciar esas disciplinas para que crezcan en nivel y en número de participantes.

   “¿Cómo hacemos? Por ejemplo, crear un sitio web y una página oficial, donde más allá de la información sobre las actividades, el socio pueda acceder a beneficios y descuentos en distintos comercios por el solo hecho de tener la cuota al día”.

   “El club le debe brindar un servicio al socio y a su grupo familiar, y para eso debe involucrar y comprometer a los sponsors y a los distintos patrocinantes”.

   En este momento, Undertake, que abrió sus puertas oficialmente en diciembre del año pasado, se encuentra trabajando para cuatro entidades vinculadas al fútbol, entre ellas un club de la provincia de Chubut: Guillermo Brown de Puerto Madryn.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Tenemos un convenio firmado con ATFA (Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino), seccional Bahía Blanca, y a su vez acuerdos con la Mutual de Directores Técnicos de Chubut y con la Escuela de Directores Técnicos de Trelew”, explicó.

   “Contestando tu pregunta, le prestamos atención a aquello que, directa o indirectamente, se encuentra vinculado al deporte o la actividad física. Pueden ser Mutuales, Escuelas, Asociaciones, Ligas, Institutos y, ¡por qué no!, grupos de entrenamientos que empezaron por hobby y hoy son grandes organizaciones”, prosiguió.

   “El proyecto es ambicioso y siguen surgiendo preguntas y consultas. La idea fue unipersonal, pero para seguir creciendo necesitás ir incorporando gente emprendedora en forma constante”, admitió quien también es Consejero Escolar del Frente de Todos desde hace dos años.

   —Por lo que veo, más allá de la política, seguís con las actividades de siempre. Quiero decir que la Consultora no te sacó de eje, al menos por ahora...

   —Al empezar a rodar, cuando descubrís mundos nuevos, aparece gente con ganas y se multiplican los contactos. Ojalá algún día pueda conseguir la relación de dependencia que tanto anhelo y me pueda volcar definitivamente hacia la consultora. Además de apasionarme, le estoy brindando una alternativa de servicio a Monte Hermoso y a la región, al menos en estos primeros pasos.


De la mano del “Payaso”

   Undertake acaba de concretar una alianza estratégica con la empresa “Wake Up”, que lidera el ex volante de Estudiantes de La Plata y Olimpo, Pablo Lugüercio, el “Payaso” para el ambiente futbolístico nacional.

   Pablo es el presidente de la peña del `Pincha´ en Monte Hermoso, y ahí surge mi contacto con él. Tuve la suerte de hacer algunas capacitaciones con su grupo de trabajo y me gusta lo que hacen. Es una empresa cuyo fuerte es la asesoría deportiva, crear una figura representativa para aquellos jugadores que, una vez retirados, puedan seguir ligados al fútbol y no queden frustrados sin hacer nada”, comentó Rico.

   “Pablo, que se encuentra en Miami dictando cursos para empresarios de primera línea, consiguió una triangulación de acciones entre su Grupo, nosotros y algunos clubes de Venezuela. Vía zoom estamos enfocados en ese horizonte; la idea es una organización general de sus escalas de valores, pero no es fácil teniendo en cuenta que es un país con otra idiosincracia y costumbres muy distintas a las nuestras”.

   En cuanto a las características de la empresa, a “Nuestras Competencias”, tal como se describe en una de las solapas de la página web, el mensaje es “ponemos el énfasis en los servicios de los clientes; el desafío es la excelencia constante”.

   Y se enfoca en “profesionalismo, adaptabilidad, flexibilidad, cumplimiento, compromiso, visión, competitividad y posicionamiento”.

   “En Undertake no hay lugar para la improvisación, somos profesionales en la materia”, indicó el “mandamás”.

   “Aunque sepa leer un balance y pueda interpretar un costo fijo o variable, en ciertas áreas deben actuar profesionales en la materia. La empresa cuenta con un contador, un par de abogados, un diseñador gráfico y un community manager. Para crecer es necesario tercerizar, y siempre es bueno que la consultora sea el medio entre el profesional y el cliente”, deslizó.

   “La adaptabilidad es importante porque, para llegar a los objetivos fijados, primero debés conocer el lugar, lo que se hace y cuál es el pensamiento de la gente que trabaja ahí”.

   “En cuanto a la visión de futuro, siempre hay que tener un norte, a qué apuntarle, pensar en obras y en un crecimiento exponencial. De esa manera es más fácil salir a vender el producto, dar a conocer tu idea y lo que pretendés. En realidad, siempre te tenés que anticipar a la jugada, ofrecer algo que sorprenda y motive al que te va a contratar”, calificó.

   “Ser competitivo es interpretar las necesidades de cada uno, sea un club de barrio o una mega empresa deportiva. Para eso es necesario estar a la moda, sobre todo en tecnología y costumbres, además de tener la habilidad de absorber cuestiones ajenas para convertirlas en propias con tal de que sirvan para encontrar una solución”, acotó el Licenciado.

   —Claro, vivimos en tiempos donde la palabra perdió todo tipo de interés y consistencia.

   —Sigo creyendo en la palabra, para mi sigue siendo la base de todo. El boca a boca es fundamental para que la empresa progrese. Si buscás a Undertake en google, inmediatamente “salta” nuestra página sin tener que pasar por avisos previos ni vincularte con nombres o sitios parecidos. Nuestra web es nueva y muy consultada.

   Hoy en día, más allá del espacio físico que ocupa la única oficina empresarial activa, Rico lleva adelante su gestión mediante las distintas aplicaciones que bajó en su teléfono celular, además de intercambiar mails con distintos lugares del mundo.

   “Te repito, la operación arranca en la oficina pero no sabés donde termina. Ojalá que la primera sucursal la podamos abrir en Bahía, es un mercado interesante para explorar”, sostuvo el “1”, quien la semana que viene viajará a Tandil para cerrar algunos “negocios” qué el mismo gestionó.

   Rico la tiene clara, al menos eso lo hizo saber en el mano a mano que mantuvo con La Nueva.

   “La idea es crecer, y si es con gente que vas encontrando en el camino, mejor. La empresa se encuentra abierta para personas con ganas de aportar y progresar. Recibimos curriculums todos los días y no dejamos de entrevistar a nadie”, contó antes de agregar: “lo mejor es delegar y discernir en conjunto, hacer sentir importante a quien se encuentra a tu lado”.

   Y dio otro ejemplo: “con la Escuela de Técnicos estamos tratando de mejorar la imagen, y para eso se necesita mayor presencia en las redes sociales. Si la entidad crece en los aspectos a los que estamos apostando, después sí hay que ir a buscar recursos extras para poder mantener el `circo´. Esto es etapa por etapa”.

   Como muchos clubes están “flojos” de papeles y no tienen los balances al día, es muy valiosa la figura del contador de la empresa.

   “La personería jurídica le da ciertos beneficios a los clubes, y para estar en regla necesitás tener los balances actualizados. Todos los procesos administrativos corren por nuestra cuenta, porque somos los primeros en querer representar a una entidad que tenga todo en regla”, explicó Matías.

   —Una de las principales falencias de los clubes es la economía, pero ustedes no dan apoyo monetario ni hacen préstamos de dinero. Quiero no equivocarme.

   —No te equivocás. Lo que hacemos es generar la aparición de una determinada empresa que apoye económicamente al club. Desde nuestro lugar, pregonamos sobre un departamento de ventas y la capacitación de la gente de recursos humanos para que salgan a la calle a vender el producto. Las alternativas siempre pasan por mantener o mejorar la institución.

   —¿Qué es lo primero que le brindan a los clubes al momento de sumarse a la Consultora?

   —Antes que nada se hace un diagnóstico, porque no te puedo ofrecer algo que ya tenés. Después, dar a conocer las actividades de esa entidad en las redes sociales y en eventos especialmente diagramados. Son muchas variantes y podés empezar por cualquier lado. Eso sí, no existen soluciones mágicas o milagrosas.

   “En Brown de Puerto Madryn, por ejemplo, hay una categoría de menores que necesita incorporar jugadores. Entonces, en ese caso, hay que armar una pensión, conseguir sponsors y acercar a un representante confiable que le interese llevar a sus jugadores a una ciudad que está muy lejos de Buenos Aires. Que esos chicos, a su vez, tengan la posibilidad de ir a Brown o a cualquier equipo de la ciudad o de zonas aledañas. De acuerdo a la problemática, vamos buscando la solución”.


Cuidando el patrimonio

   “Prestamos un servicio para fortalecer la entidades y apuntalar su crecimiento”, dice una vez más Rico, quien asegura también que la adapatabilidad de la consultara hacia las tarifas que se manejan es fundamental.

   “No es lo mismo un club de barrio que uno de Primera división, tampoco una institución que recién está naciendo comparada con una que pertenece a un municipio histórico; y menos que menos podemos decir que el gimnasio de la esquina se maneja igual que un natatorio cubierto con todos los horarios ocupados”.

   “Lo de las tarifas es muy personalizado, porque vos empezás con una acción y ese servicio lleva a otro, y a otro, y de hacer hincapié en una cuestión terminás remodelando una estructura. Por lo general no es llegar, actuar y listo… No le das las herramientas y le decís: ‘arreglate´. La idea es darle continuidad a un proceso, consolidar las bases, fortalecer los lazos y que haya un balance o una evaluación que nos permita comprobar si los resultados fueron los esperados”.

   —¿Está en carpeta asesorar a entidades que no tengan nada que ver con el deporte?

   —No, porque la formación tiene que ver con el deporte y es lo que nos identifica a nosotros. No puedo chamuyar de algo que no sé; aparte sería meternos en un terreno desconocido y atentaría con la idea y el objetivo central por los que fue creada la consultora.

   —La consultora ¿se puede convertir en un grupo empresario para representar jugadores?

   —No, pero me han llegado miles de propuestas de representantes para sumarse a nuestro proyecto. No es el fin, pero no descarto que en algún momento le podamos dar una mano a algunos de los clubes que confiaron en nosotros. No te olvidés que en una institución hay futbolistas, técnicos, auxiliares y un montón de gente que puede pedir nuestra colaboración.

   “Como la consultora va en constante crecimiento, existe la posibilidad que la misma página de apertura en la web cuente con una bolsa de trabajo, con solapas donde aparezcan jugadores (con su ficha y características) y entrenadores con antecedentes y experiencia laboral. Por el momento, la chance de tener a representantes propios no está en estudio”.

   “Para que se entienda, el fuerte nuestro son todas aquellas aristas que rodean o acompañan a uno o varios deportes en un determinado club o institución. Nuestra intención, más allá de acompañar en el crecimiento, es llenar, como sea, esos baches que quedan al descubierto en las entidades por el simple hecho de falta de tiempo, desconocimiento o carencia de recursos de la gente que trabaja en el club”.

   —Es un pensamiento maduro.

   —Lo que sostengo tiene íntima relación con la crianza, la educación, la maduración y la pasión. Tengo una edad donde me siento en condiciones de encarar este monstruo, y no borro con el codo lo que escribo con la mano; de eso quédate muy tranquilo.

   “Si bien hay contratos y convenios firmados, la palabra y el nombre son determinantes para cualquier operación. En Monte me conocen por Matías Rico, saben dónde vivo y que es lo que hago; y confían en la consultora porque saben quien es el que la maneja”.

   —Más allá del crecimiento deportivo de una institución, ¿también apuntan al factor humano, al desarrollo y a la formación de la persona?

   —El patrimonio de los clubes son los jugadores, a los que hay que inculcarles ciertos valores que van más allá de lo deportivo. En Monte, como en muchos lados, entrenamos a chicos que, pese a tener condiciones, no llegan a Primera. Tienen esa suerte el uno por ciento o menos, pero vos tenés que pensar en todos. Es necesario transmitirles el sentido de la cooperación, de la pertenencia, del compromiso, del respeto a las normas, a pensar por y para el otro…

   “Tenés hasta la obligación de formar jóvenes que se sepan desenvolver en la sociedad, con ellos mismos y con sus pares”.

   “Ese formador es importantísimo en la estructura y el buen funcionamiento de un club. Eso sí, debería estar cómodo, bien remunerado y ser querido en el lugar, porque esa persona, sea administrativo, entrenador, Profe, auxiliar o dirigente, debe sentir que cumple un rol preponderante en `su´ entidad”.

   “Indirectamente, somos una ayuda psicológica, espiritual y deportiva. Muchas veces las políticas deportivas son manejadas por los dirigentes, son ellos los que toman el rumbo de una determinada entidad haciendo lo que pueden o lo que quieren, y terminan malgastando el tiempo. Como no pueden estar en todo y necesitan delegar ciertas cuestiones, ahí aparece la figura de nuestra consultora, que te brinda confianza, calidad y seriedad en el servicio”.

   —¿Puede llegar a convertirse en una consultora-gerenciadora?

   —Hoy no lo veo visible ni cerca.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias