Ciclo de entrevistas

Jorge Dambolena: “Miro a mis ocho hijos y sé que no fracasé como padre”

2/6/2021 | 06:30 |

De oficio panadero, día a día amasa una gran idea. ¿Por qué no darle aún mayor contención a decenas de chicos en un sitio neurálgico de la ciudad?

Por Walter Gullaci - wgullaci@lanueva.com

   Jorge Dambolena, de oficio panadero, día a día amasa una gran idea. ¿Por qué no darle aún mayor contención a decenas de chicos en un sitio neurálgico de la ciudad? Y mediante el club que preside, San Francisco, que ya lleva 34 años de existencia.

   Hoy, de su mano y gracias a otras que se fueron sumando, la entidad celeste ha logrado un crecimiento inusitado. Que enorgullece a este hombre, un luchador nato. De esos que no se entregan a los designios del destino.

Padre de ocho hijos, recuerda aquellos años de adolescente soñador en su Córdoba natal.

   Sueños que quiere compartir con cada uno de los chicos que llega al “Sanfra”.

    1. “Ninguno es médico, ninguno es ingeniero, ninguno es abogado, pero mis ocho hijos son mi orgullo. Todos trabajadores y buenas personas. Los miro y soy feliz de saber que no fracasé como padre”.

   2. “Tengo 42 años de casado. Me casé cuando tenía 19 y mi señora 16. Ya con algunos de nuestros hijos, de pronto apareció Diego (hoy de 36 años) en nuestras vidas. Lo conocimos el día que cumplía un añito. Fui a la Terminal a buscar una encomienda y me lo encontré abandonado. Después de algunas idas y vueltas le avisé a un policía y me lo llevé a mi casa  Pasaron meses hasta que logramos la tenencia y finalmente la adopción”.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   3. “Todos los clubes de barrio necesitan una mano. Que los gobiernos nos ayuden. Propuse que no nos cobren más impuestos. Si se para el campeonato de la Liga es un problema, pero parar a los chicos es mucho más complejo por la labor de contención que hacemos”.

   4. “Vengo de la nada. Allá en mi Córdoba natal, me ilusionaba a los 15 años con que iba a ser un jugador de Primera, de Talleres. Pues aquello lo trasladé a cada chico que llega a San Francisco. Dios me dio la posibilidad de trabajar para ayudarlos a soñar. Y voy a hacer lo imposible para seguir ayudando a esos pibes”.

   5. “Un club tiene posibilidades de crecer con dirigentes de mucha plata, con dirigentes de muchos contactos o con dirigentes como uno, que sólo saben del sacrificio y de poner el lomo. Como la gente que me rodea. San Francisco es mi segundo hogar”.

   6. “El drama más serio que tengo en mi casa es que no paro y debo hacerlo por mi salud. Antes me trepaba arriba de los techos y ahora tengo que mirar desde abajo. Por fortuna se arrimó al club gente con muchas ganas. Ahora estoy detrás de conseguir tierras con el objetivo de armar un predio con tres o cuatro canchas para que todos los chicos puedan hacer fútbol sin problemas”.

   7. “Después de fracasar en la vida, bajar la cabeza sabiendo que fracasé, afrontar esa idea y arrancar de nuevo, empecé con el oficio de panadero en Córdoba. Ya en Bahía arranqué con media bolsa de harina. Mis amigos me compraban el pan. Hasta que pude armar una empresita familiar. Hoy tres de mis hijos están a full con la panadería”.

   8. “Soy feliz con mi familia y mis amigos, con toda la gente de la Liga (del Sur), de todos los clubes. No me falta nada. Yo me siento bien. Es hermoso poder salir a la calle y que todo el mundo te salude”.

   Vos también podés proponer un líder para entrevistar en nuestros próximos episodios. Escribí un correo a contenidos@lanueva.com con el asunto LÍDERES o utilizá el hashtag #UnLíderEnBahíaEs en las redes sociales junto al nombre del candidato.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias