Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

Bahía Blanca | Jueves, 18 de agosto

“Fue emocionante y será inolvidable”, dijo Facu Tello tras dirigir el superclásico

El árbitro bahiense acertó en cada decisión que tomó y le contó a La Nueva. las sensaciones que experimentó en su primer Boca-River oficial, sin público en el estadio pero con el mundo entero como testigo. ¿Será el referí argentino en el próximo Mundial?

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   “Fue una emoción muy grande, una felicidad plena, es como que se me vino a la cabeza el camino recorrido en estos 15 años de arbitraje.  Me acordé de mis comienzos, pero sobre todo de la gente que estuvo conmigo desde un principio y que siempre me bancó y alentó para que siga adelante”.

   Sin grandilocuencias y con la simpleza que lo caracteriza, Facundo Tello le contó a La Nueva. las impresiones que le dejó haber dirigido el superclásico argentino entre Boca y River en la Bombonera, sin público, pero con el mundo entero como testigo.

   “Es un partido único, que de ahora en más será inolvidable. Traté de disfrutarlo, porque uno no sabe si volverá a estar en un superclásico, donde todo se magnifica el doble y sabés que hay millones de ojos observándote”, declaró el referí bahiense, surgido en la ABA y ligado a esta profesión desde los 23 años, cuando dejó de ser ese 9 potente y goleador para convertirse en el gran árbitro que es hoy.  

   “Con respecto a lo estrictamente futbolístico, fue un partido entretenido, los jugadores colaboraron y pude manejar con criterio cada acción derivada del juego. Creo haber acertado en las situaciones más relevantes, y eso me deja más que tranquilo”, deslizó “Facu”.

   --Desde el punto de vista arbitral, ¿fue un partido aparte o uno más de tu carrera?

   --Fue un partido de fútbol y entré a dirigir con las mismas ganas y determinación que lo vengo haciendo cuando arranqué, ya hace 15 años. Sabía del tamaño y de la importancia del partido, que una equivocación es mucho más grande que en cualquier otro encuentro, pero estuve tranquilo y a la altura de las circunstancias.

   En el segundo tiempo expulsó a Carlos Zambrano, de Boca, y a Milton Caso, de River. Ambos por doble amarilla.

   “El reglamento es claro. Zambrano recibió ambas tarjetas por uso indebido de brazos, y Casco fue amonestado por segunda vez por una falta temeraria”, explicó Facundo.

   --¿Cómo era el clima dentro del campo de juego, entre los jugadores y el trato hacia vos?

   --Los protagonistas se manejaron con respeto, aceptaron mis formas, entendieron cada vez que les hablé, no protestaron deliberadamente y se dedicaron a jugar. Salió un partido vistoso, algo que no suele ocurrir a menudo en un choque de tanta relevancia.

   --Fabra se enojó en un fallo y te protestó reiteradamente. ¿Se fue de boca?

   --Por ahí subió el tono de la voz, pero no se desubicó ni me faltó el respeto. Con un llamado de atención fue suficiente.  Por suerte no hubo que apelar a las tarjetas para calmar ánimos, el partido fue limpio y los jugadores entendieron de que se trataba.

  “Facu” había dirigido un superclásico de verano en enero de 2018, en Mar del Plata, pero el del domingo que pasó fue el primero por los puntos y recibió las mejores críticas de la prensa nacional.

   “En cuanto a la preparación y a la concentración, todos los partidos son similares, aunque este fue sin gente; el condimento que faltó para que el marco sea ideal”.

   Aunque él prefiere no referirse a su futuro arbitral, los que somos de los medios sabemos que este superclásico pudo haber sido la prueba de fuego final para su designación en representación de Argentina para el próximo Mundial de Qatar 2022.

   “Falta muchooo… Todavía quedan un montón de partidos, tanto este año como el que viene, así que me tengo que enfocar en mi trabajo y en seguir a este nivel. El camino es muy largo y no pienso en eso; mi objetivo es disfrutar el presente y mejorar día a día”.