Decisión judicial

Seguirá detenido en su casa un preso “conocido” por el COVID

21/2/2021 | 06:54 |

El Tribunal Oral Federal prorrogó la prisión preventiva domiciliaria de Miguel "Oreja" Barragán, acusado de comercializar drogas. Su caso cobró trascendencia el año pasado en medio de la cuarentena estricta.

Fotos: Archivo LN.

   La Justicia Federal de Bahía Blanca prorrogó por un año más la prisión preventiva de Miguel Ángel “Oreja” Barragán, quien espera ser juzgado en una causa por venta de drogas y desde hace algunos meses goza de arresto domiciliario por cuestiones de salud.

   El caso de este bahiense trascendió la cuestión procesal, porque poco después de llegar a nuestra ciudad procedente de la cárcel de Devoto debió ser internado tras detectarse que sufría coronavirus.

   Fue alojado en el Hospital Penna, resultó ser el primer paciente tratado con plasma en Bahía Blanca y se convirtió, a mediados de junio del año pasado, en el recuperado número 55.

   Incluso, mientras permanecía en el centro asistencial protagonizó un curioso incidente, cuando al sentirse bien salió de la habitación en la que se encontraba y debió ser obligado a regresar, ante el temor de que pudiera dejar el área COVID-19 y recorrer espacios comunes del centro asistencial.

   Luego de este suceso, se dispuso la custodia de efectivos de la Policía Federal y posteriormente, a partir del alta médica, se le colocó una tobillera para monitorear el cumplimiento de la morigeración de su detención.

   Barragán, junto a Fernando y Sergio Occhiodoro, se encuentra imputado de “tráfico ilegal de estupefacientes, en su modalidad de tenencia con fines de comercialización, agravado por el concurso de tres o más personas organizadas para cometerlo, en concurso real con tenencia simple de arma de fuego de uso civil sin autorización”.

De San Martín a Bahía

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Los tres fueron arrestados durante una serie de allanamientos realizados el 9 de febrero de 2019, donde la policía incautó drogas, dinero y armas.

   El 26 de ese mismo mes quedaron procesados con prisión preventiva dictada por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nº 3 de Morón. Posteriormente, en junio de ese mismo año, la decisión fue confirmada por la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín.

   La causa, que tiene una extensión de 8 cuerpos y un cuarto procesado en libertad, llegó al Tribunal Oral Federal de San Martín Nº 3, que declinó la competencia y entendió que debían intervenir jueces de nuestra ciudad. A partir de ello se planteó una controversia a la que puso fin la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal, que determinó la radicación de la investigación en el Tribunal Oral Federal bahiense.

   En los últimos días, los jueces Pablo Ramiro Díaz Lacava, Leandro Sergio Picado y Pablo Alejandro Candisano Mera, decretaron la prórroga de la preventiva de los imputados.

   En la resolución, los magistrados sostuvieron que “en atención a la gravedad de los hechos enrostrados” y la escala penal prevista para los mismos, en caso de ser condenados los acusados recibirían una pena de prisión efectiva.

   “La objetiva valoración de los hechos, su gravedad, la severidad de la pena en expectativa, las consecuencias altamente dañosas que generan los delitos imputados y las diversas dificultades que se presentan para su persecución resultan pautas valederas para sostener que se configuran presupuestos de riesgo procesal que permiten suponer, fundadamente, que ante la concesión de una libertad anticipada, los imputados podrán intentar eludir o entorpecer el accionar de la justicia”, indicaron en el fallo.

   Por ello, en definitiva, los jueces decretaron la prórroga de la prisión preventiva hasta el 9 de febrero del próximo año.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias